Piénselo dos veces antes de vapear

Resumen general

Por Philip W. Carrott, MD

Artículo

Debido que el vapear y el uso de cigarrillos electrónicos se ha popularizado durante los últimos años, muchos pacientes (particularmente durante conversaciones sobre el dejar de fumar) me han preguntado: “¿está bien el vapeo?” o “¿es seguro el vapeo?”.  

En mi calidad de cirujano cardiotorácico que trata pacientes con cáncer de pulmón y de esófago, como así también pacientes con trasplante pulmonar, mi reacción instintiva siempre ha sido responder con un contundente “¡no!”. Pero esta respuesta no estaba basada en evidencia, debido que realmente no habían investigaciones claras que guiaran a los médicos a la hora de hacer recomendaciones con respecto al vapeo. Sí, sabemos que se ha mostrado que el fumar causa cáncer y que la nicotina es una sustancia tóxica que afecta a los vasos sanguíneos (por lo que ambas son dañinas). No sabemos demasiado con respecto a los cigarrillos electrónicos y a las sustancias químicas que se encuentran en los mismos. Sin embargo, sabemos que usted se está exponiendo a todo tipo de sustancias químicas que aún no entendemos y que probablemente sean peligrosas. Por lo tanto, se puede decir con seguridad que el vapeo de cigarrillos electrónicos es malo para su salud.

¿Qué es el vapeo?

Los cigarrillos electrónicos consisten de un cartucho, una batería y una luz LED. Cuando se lo enciende, el cigarrillo calienta el líquido que se encuentran en el cartucho, produciendo una niebla en aerosol , o vapor, que el “fumador” inhala o “vapea”. El aparato calienta varios tipos de saborizantes, nicotina, mariguana, y otras sustancias potencialmente dañinas. Una vez que cualquiera de estas sustancias químicas  es calentada, puede cambiar de forma o combinarse con otras sustancias químicas para formar algo diferente, y volverse dañina para los tejidos. 

Brote a nivel nacional de lesiones relacionadas con el vapeo

Hasta ahora, habían pocas investigaciones y pocos efectos secundarios descriptos en relación con el vapeo, así que pienso que la mayoría de los médicos (incluyéndome) no avalaban el vapeo como algo seguro pero no necesariamente podían ofrecer ninguna razón específica por la cual fuera dañino. Esto cambió al comienzo de este año y hasta ahora se han reportado a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) más de 2170 casos, en 49 estados, de lesiones de pulmón asociadas con el uso de cigarrillo electrónico, o vapeo (EVALI, por sus siglas en inglés); se han confirmado 42 muertes en 24 estados. Por lo general, los pacientes afectados son jóvenes (13 -24 años de edad), aunque las muertes se han producido en pacientes de edad más avanzada (edad promedio en los 50s, con un rango que va de los 17 a los 75 años de edad).

A pesar de que no se sabe exactamente qué es lo que ha causado esta epidemia, los CDC han informado que existe una asociación muy importante con los productos para vapear o los líquidos que contienen tetrahidrocanabinol (THC), el ingrediente activo de la mariguana. Los CDC también identificaron el acetato de vitamina E como el motivo del brote de enfermedades pulmonares. Esta sustancia química aceitosa es utilizada como un aditivo en la producción de cigarrillos electrónicos o de productos para el vapeo, y es un ingrediente para espesar los e-líquidos. De acuerdo con los CDC, el acetato de vitamina E generalmente no causa daño cuando se lo ingiere como suplemento vitamínico o cuando se lo aplica en la piel. Sin embargo, cuando el acetato de vitamina E es inhalado, puede interferir con el funcionamiento normal de los pulmones.

Los CDC recomiendan que no compre en la calle ningún tipo de cigarrillo electrónico o productos para vapear, particularmente aquellos que contienen THC. Si bien muchos de los productos conectados con el brote de lesiones pulmonares eran probablemente caseros y distribuidos ilegalmente, es importante notar que la investigación de los CDC también incluye una amplia variedad de marcas y sustancias, incluyendo productos que contienen solamente nicotina, por lo que idealmente usted debería dejar de vapear y fumar por completo. Y, sin considerar la investigación que se está llevando a cabo, el tabaco, los cigarrillos electrónicos, o los productos para vapear nunca deben ser utilizados por niños y adultos jóvenes. Creo que sabemos que el fumar y la nicotina son adictivos, y que lleva un esfuerzo tremendo el poder dejar de fumar. Si usted está listo para dejar, la estrategia más segura es utilizar chicles y parches de nicotina, o alternar los métodos de consumo de nicotina que no involucren la inhalación o calentamiento de líquidos o humos. Además, si intenta utilizar THC, no debería utilizar ningún método que involucre el vapear o fumar. Sin embargo, recomiendo dejar de utilizar ambas sustancias químicas, a menos que sean médicamente necesarias, considerando el claro y real peligro reportado a nivel nacional que representa el vapeo. 

Los efectos letales y “muy reales” del vapeo

A medida que la investigación continúe, es probable que lleve varios meses, o incluso mas tiempo, el poder dilucidar todas las causas. Esto significa para mí que, incluso cuando algo parece seguro, no se puede saber con seguridad, particularmente si involucra la inhalación de algo que no es aire. 

En mi rol como cirujano de trasplante pulmonar veo muchos pacientes en los que la función pulmonar está declinando de forma aguda y que necesitan ser agregados inmediatamente a la lista de espera para trasplante, o que necesitan de una máquina para respirar y son trasplantados mientras se los mantiene vivos con un montón de soporte mecánico. Estos pacientes ciertamente le dirían que debe hacer lo que sea necesario para evitar tener que someterse a esta cirugía que salva vidas.

Mientras estaba preparando este artículo, médicos en Detroit, Michigan, reportaron la realización de un trasplante doble pulmonar en un paciente de 17 años de edad con EVALI,  probablemente el primero de las muchos por venir. Los médicos dijeron que los pulmones del paciente presentaban fibrosis, endurecimiento, agujeros con puntos muertos, y estaban extremadamente inflamados. En un escaneo antes de la cirugía, el tórax del muchacho aparecía casi vacío, como si los pulmones se hubieran desvanecido. Los pulmones no se podían ver debido a que no estaban funcionando y no había aire. Sin el trasplante, de acuerdo a los cirujanos que hicieron el trasplante, el paciente se hubiera muerto.

Un comentario de la familia del paciente decía, en parte: “… ¡los horrorosos efectos mortales del vapeo son bien reales! Nuestra familia nunca se podría haber imaginado que iba a estar en el medio de la crisis de salud pública en adolescentes más grande que nuestro país haya tenido que enfrentar en décadas. En un periodo de tiempo muy corto, nuestras vidas han cambiado para siempre. Él ha pasado de la típica vida de un atleta perfectamente saludable de 16 años de edad (ir a la escuela secundaria, pasar tiempo con amigos, navegar y jugar a los videojuegos) a una vida en la que tiene que caminar entubado y con dos pulmones nuevos, enfrentando un proceso de recuperación largo y doloroso mientras pelea por recuperar su fuerza y movilidad, que han sido afectadas gravemente.”

Nuevas innovaciones y tecnologías continuarán apareciendo, de manera que es especialmente importante evaluar cuidadosamente si son seguras. Esperemos también que hayan escrutinios más exigentes de parte de las agencias regulatorias, particularmente para las sustancias que se inhalan. Se deben analizar extensivamente las sustancias químicas y sus efectos dañinos para determinar la posibilidad de infección u otros daños a los pulmones. Por ahora, mi consejo para usted es que lo piense dos veces, o más, antes de utilizar cosas que pudieran ser dañinas, ya sea porque se las fuma, come, o aplica en la piel.

 

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no necesariamente reflejan el punto de vista de La Sociedad de Cirujanos Torácicos.