El dispositivo de asistencia ventricular izquierdo (DAVI)

Resumen general

¿Qué es un DAVI?

Al igual que el corazón, el dispositivo de asistencia ventricular izquierdo (DAVI) bombea sangre hacia el cuerpo. Este dispositivo mecánico, que funciona a batería, se implanta quirúrgicamente adentro del pecho de una persona, justo por debajo del corazón. El DAVI no reemplaza al corazón; en cambio, ayuda a mantener la capacidad de bombeo de un corazón que se encuentra muy débil como para trabajar por su propia cuenta. El dispositivo ayuda a la cámara principal de bombeo (ventrículo izquierdo) mediante la movilización de la sangre hacia el resto del cuerpo.

El DAVI se utiliza en pacientes que presentan insuficiencia cardíaca severa y que no mejoran con medicamentos, y en aquellos que se encuentran esperando un trasplante de corazón. Los pacientes que reciben un DAVI generalmente experimentan menos fatiga, más fuerza, y mejor respiración, como así también una sobrevida más larga. La Asociación Americana del Corazón estima que en los Estados Unidos existen actualmente entre 50,000 a 100,000 pacientes con insuficiencia cardíaca avanzada que podrían beneficiarse de un DAVI, sin el cual la mayoría tendrá una sobrevida reducida y un estilo de vida significativamente limitado.

¿De qué manera funciona un DAVI?

¿De qué manera funciona un DAVI?

Un extremo del DAVI se encuentra unido a la punta o apex del ventrículo izquierdo, mientras que el otro extremo está conectado a la aorta (la arteria principal del cuerpo). La sangre fluye a través del corazón hacia el DAVI que continuamente bombea sangre hacia el resto del cuerpo. 

A pesar de que se encuentran disponibles varios tipos diferentes de DAVIs, que son todos portátiles, cada sistema generalmente tiene cuatro partes principales:

  1. BOMBA DEL CORAZÓN: conectada al lado izquierdo del corazón; moviliza la sangre desde el corazón hacia el resto el cuerpo.
  2. BATERÍAS: proporcionan energía cuando el sistema no está enchufado a la red eléctrica.
  3. CABLE DE CONDUCCIÓN: un cable que transfiere energía e información entre el controlador y la bomba del corazón.
  4. CONTROLADOR: proporciona energía y controla la bomba y el cable de conducción: proporciona mensajes de alerta acerca de cómo se encuentra funcionando el sistema.

La implantación de un DAVI requiere de una cirugía a corazón abierto que generalmente dura entre 4 a 6 horas. El DAVI se coloca adentro del cuerpo, en la parte superior del abdomen (justo por debajo del corazón), con el cable de conducción unido a la bomba. El tubo sale hacia afuera del cuerpo a través de la pared abdominal y se une a la batería de la bomba y al controlador. 

Cuando la batería del DAVI se está acabando, suena una alarma para dejarle saber que hay que cambiar la batería. Siempre hay dos fuentes de poder conectadas al controlador. De esta forma, si una batería se está acabando, existe otra disponible para hacer funcionar el DAVI durante varias horas más. Las baterías duran aproximadamente 12 horas, y deben ser recargadas por la noche. El controlador externo de las baterías se puede llevar en un bolso en la espalda, en una mochila, o en un cinto/arnés junto con el equipo complementario necesario. 

¿A quién se le puede implantar un DAVI?

¿A quién se le puede implantar un DAVI?

El DAVI se puede utilizar de dos formas:

PUENTE-HACIA-TRASPLANTE: el DAVI ayuda a los pacientes con insuficiencia cardíaca que están esperando un donante de corazón. La bomba le permite al corazón y a otros sistemas del cuerpo descansar y fortalecerse mientras se espera la cirugía de trasplante de corazón. La cantidad de tiempo con un DAVI como un puente-hacia-trasplante depende de la condición médica, del grupo sanguíneo, y del tamaño del cuerpo.

TERAPIA DEFINITIVA: el DAVI proporciona ayuda a largo plazo para pacientes con insuficiencia cardíaca en un estado avanzado que no responden a las terapias convencionales, es decir que no son buenos candidatos para el trasplante de corazón. El objetivo de la terapia definitiva es ayudar a la función del corazón y mejorar la calidad de vida por el resto de la vida del paciente.

Los pacientes con DAVIs pueden ser dados de alta del hospital, regresar a sus actividades normales, y disfrutar de una buena calidad de vida mientras esperan la disponibilidad de un donante de corazón. Los pacientes de terapia definitiva también pueden experimentar mejoras en la calidad de vida durante los años siguientes a la implantación del DAVI.

Para determinar si un DAVI es el mejor tratamiento, usted será evaluado por un comité de selección de trasplantes para DAVI/corazón. El equipo podría estar formado por:

  • Cardiólogos de insuficiencia cardíaca
  • Cirujanos cardiotorácicos
  • Enfermeros especializados y asistente de médicos
  • Trabajadores sociales
  • Expertos en bioética
  • Especialistas en medicina paliativa
  • Especialistas en rehabilitación cardíaca
  • Dietólogos
  • Otros especialistas, tales como médicos de pulmón o riñones

Copyright: stockbroker / 123RF Stock Photo

Para poder recibir un dispositivo DAVI, se realizan varias pruebas para determinar si usted es un buen candidato para la cirugía. Las pruebas podrían incluir análisis rutinarios de sangre, una radiografía del tórax, un electrocardiograma (EKG), una ecocardiografía, cateterismo del corazón derecho e izquierdo, como así también ultrasonido de la carótida y periféricos, exámenes de detección temprana de la salud rutinarios tales como una colonoscopia o una mamografía, y una evaluación psicosocial/psiquiátrica.

Cuando todas las pruebas y evaluaciones se hayan completado, el cardiólogo presentará su caso al comité de selección que determinará si el DAVI es una terapia segura y adecuada para usted.

¿Cuáles son los riesgos de la implantación de un DAVI?

¿Cuáles son los riesgos de la implantación de un DAVI?

Al igual que con cualquier procedimiento quirúrgico, existen riesgos durante la operación de DAVI. Su médico discutirá con usted los riesgos específicos y los posibles beneficios de una implantación de un DAVI. Algunos de los posibles riesgos incluyen sangrado, desarrollo de coágulos sanguíneos, insuficiencia cardíaca, fallo respiratorio, fallo renal, accidente cerebrovascular, infección, y fallo del dispositivo.

Cuando usted se reúna con su médico, hágale preguntas para asegurarse de entender por qué se le recomienda un DAVI y los posibles riesgos de la operación.

Luego del procedimiento de implantación, usted y las personas que lo cuidan serán entrenadas para manejar el DAVI, con instrucciones detalladas para asegurar el uso seguro y adecuado del DAVI. Usted aprenderá cómo manejar el dispositivo y cómo resolver posibles situaciones de emergencia. Los miembros de su equipo de DAVI lo ayudarán a entender:

  • Cómo funciona el dispositivo
  • Qué significan las alarmas
  • El mantenimiento adecuado del sistema
  • Procedimientos diarios, semanales, mensuales, y anuales
  • Cómo prestar atención a los cambios
  • Cuándo se debe informar al equipo de DAVI sobre cambios o problemas

Antes de que le den el alta del hospital, debe demostrar sus conocimientos sobre el dispositivo, y su equipo de cuidados médicos podría tomarle un examen. Usted también debe hacerse independiente con respecto a las actividades de cuidados personales, de manera tal que los terapeutas físicos y ocupacionales trabajarán con usted para aumentar su fortaleza. Además, es posible que se reúna con un dietólogo para discutir una dieta “sana para el corazón” ahora que tiene un DAVI.

El objetivo es asegurarnos de que usted vuelva a su casa lo antes posible pero, en promedio, los pacientes permanecen en el hospital entre 14 a 21 días. El tiempo que lleve darle de alta dependerá de su recuperación física, de su condición médica, y de su familiaridad con respecto a los cuidados necesarios para el DAVI. Algunos pacientes permanecen en un centro de cuidados intermedios o en un centro de rehabilitación hasta que se encuentran completamente listos para volver a sus hogares. 

Los medicamentos luego del DAVI

Su médico podría prescribir una combinación de diferentes medicamentos para ayudar a su salud en general y a la función de su corazón, y para prevenir complicaciones relacionadas con el DAVI. Cada paciente presenta necesidad médicas diferentes, basadas en el estado actual de salud y el historial médico. Es responsabilidad suya el tomar los medicamentos en forma regular y exactamente de la forma indicada.

En general, todos los pacientes de DAVI toman anticoagulantes (warfarina) y aspirina para ayudar a prevenir la formación de coágulos sanguíneos adentro de la bomba. También puede esperar que le sigan dando los mismos medicamentos que estaba tomando para la insuficiencia cardíaca, incluyendo los bloqueadores beta, los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (IECA) o los inhibidores del receptor de la angiotensina II (ARBs, por sus siglas en inglés), y diuréticos (pastillas para eliminar el agua).

¿Cómo es la vida luego de la implantación del DAVI?

¿Cómo es la vida luego de la implantación del DAVI?

La recuperación inicial y el regreso a las actividades diarias de rutina luego de la implantación de un DAVI es un proceso gradual. Luego de la implantación de un DAVI podrá realizar casi todo tipo actividades. Se puede bañar, puede andar en bicicleta, puede hacer una caminata, e incluso, en algunos casos, puede volver a trabajar. También puede viajar, con pequeñas consideraciones especiales. Deberá mantener su equipo con usted todo el tiempo (no lo puede despachar en el avión), y su ruta y destinos deberán incluir áreas con un programa para DAVI, por si llega a tener una emergencia.

Los pacientes con DAVI no pueden nadar o tomar un baño, participar en deportes de contacto, levantar pesos pesados, o permanecer lejos de una fuente de energía eléctrica.

Es muy importante adoptar un estilo de vida saludable antes y después de recibir su DAVI, que incluye el:

  • Dejar de consumir/utilizar tabaco
  • Comer una dieta “saludable para el corazón”
  • Dejar de consumir alcohol
  • No utilizar drogas ilegales
  • Hacer ejercicio en forma regular

Si necesita ayuda para poder hacer los cambios en el estilo de vida, hable con su médico.

No es raro que experimente ansiedad o depresión cuando reciba un DAVI, o cuando tenga que comenzar a cuidar de un paciente que recibió un DAVI. Si se está sintiendo particularmente preocupado o estresado, contacte a su equipo de tratamiento, su familia, y sus amigos. También podría considerar la participación en un grupo de ayuda para DAVI o hablar con un consejero profesional.