OMEC VA

Resumen general

¿En qué consiste la OMEC? La oxigenación por membrana extracorpórea (OMEC) es una técnica que reemplaza las funciones de los pulmones y/o del corazón que están fallando.

Las personas con enfermedades potencialmente mortales, pero reversibles, del corazón y de los pulmones que no han respondido a los tratamientos estándares podrían ser candidatas para la OMEC. Por ejemplo, se podría utilizar la OMEC para el daño grave al pulmón causado por una infección o el shock luego de un ataque masivo al corazón. También se puede utilizar la OMEC para ayudar, luego de la cirugía, a un corazón que no está funcionando bien. La OMEC puede brindar apoyo durante días y semanas mientras los médicos tratan la enfermedad subyacente.

Extracorpórea significa que la sangre circula afuera del cuerpo a través de un tubo catéter con la ayuda de una máquina. La oxigenación por membrana, conocida como «pulmones artificiales», es una parte especial de la máquina que pone oxígeno adentro de la sangre y quita el dióxido carbono de la misma manera en que lo hacen los pulmones. La OMEC también es conocida como respiración artificial extracorpórea (ECLS, por sus siglas en inglés), y la máquina de OMEC también es conocida frecuentemente como un tipo de máquina corazón-pulmón.

Durante el tratamiento con la OMEC, el corazón continúa latiendo, pero su trabajo se hace más sencillo debido a que la máquina de OMEC se ocupa de la mayor parte del bombeo. El objetivo de la OMEC es asegurar que el cuerpo tenga suficiente flujo sanguíneo y oxígeno mediante el control temporario de la cantidad de trabajo que realizan el corazón y los pulmones. La OMEC proporciona el tiempo que el cuerpo necesita para descansar y recuperarse, pero no sana directamente el corazón y los pulmones. 

La OMEC fue desarrollada y utilizada inicialmente en bebés que se encontraban en condiciones críticas, cuyos pulmones no estaban funcionando, pero ahora se está utilizando más para los adultos. De acuerdo a la Organización para la Respiración Artificial Extracorpórea (ELSO), más de 100.000 pacientes han utilizado la OMEC durante las últimas décadas.

Cuándo se nos conecta a una OMEC

Cuándo se nos conecta a una OMEC

Procedimiento de conexión a una OMEC

La conexión a una OMEC requiere de un procedimiento quirúrgico para insertar catéteres o tubos especiales, conocidos como cánulas, adentro de las venas y arterias. Esto generalmente se hace en la unidad de cuidados intensivos o en la sala de operaciones. Es importante saber que la OMEC generalmente no es dolorosa.

El paciente será sedado, y también se le darán medicamentos y un anticoagulante para minimizar los coágulos sanguíneos. Un cirujano cardiotorácico, con la ayuda de un equipo de la sala de operaciones, insertará una cánula adentro de su cuello, ingle, o pecho, mientras un terapeuta especialmente entrenado en el área respiratoria prepara la máquina de OMEC. La cantidad de tubos colocados dependerá de cómo se esté utilizando la OMEC. Médicos y enfermeros de la unidad de cuidados intensivos (ICU, por sus siglas en inglés) controlan cuidadosamente al paciente durante el procedimiento y se aseguran de que permanezca estable y cómodo.

Se tomarán rayos X para asegurar que los tubos hayan sido colocados correctamente. Una vez que la cánula haya sido insertada y asegurada adecuadamente, se conecta la máquina de OMEC y se inicia el bombeo. Un aparato para el monitoreo de rutina medirá la frecuencia cardíaca, la tasa respiratoria, los niveles de oxígeno, y la presión arterial. Se insertará a través de la nariz o boca del paciente un tubo de respiración que está unido a un respirador artificial. Esto es necesario para prevenir que los pulmones colapsen mientras se están sanando. También se conectarán catéteres intravenosos a tubos que proporcionan la administración continua de medicamentos. El circuito y la bomba de la OMEC estarán ubicados a lado de la cama.

Debido a que la OMEC se utiliza en casos muy graves, el paciente ya podría estar sedado cuando se lo conecta a la OMEC. Se podrían administrar medicinas adicionales para mantener al paciente dormido hasta que lo desconecten de la máquina de OMEC. Si el paciente es sedado y tiene colocado un tubo de respiración, se le administrarán nutrientes adicionales en forma intravenosa o a través de un tubo gástrico nasal. Sin embargo, también es posible que en algún momento el paciente esté despierto y pueda interactuar con la gente. El paciente incluso podría poder caminar.

El tiempo que el paciente permanezca en la OMEC dependerá del diagnóstico y de la respuesta individual.

 

¿Cómo funciona la OMEC?

La máquina de OMEC tiene muchas partes que se interconectan y partes móviles. Consiste primariamente de una bomba y un circuito hecho a partir de una membrana (pulmón artificial), un calentador de sangre, y un filtro. La máquina extrae sangre sin oxígeno y la bombea a través de la membrana en la que se elimina el dióxido carbono y se agrega oxígeno. La sangre oxigenada es luego calentada hasta la temperatura corporal, filtrada, y regresada al cuerpo. El especialista de OMEC ajusta la cantidad de flujo para satisfacer los requerimientos del paciente. A medida que la función del corazón y/o los pulmones mejora, se disminuye el flujo.

Tipos de OMEC

Tipos de OMEC

Los dos tipos más comunes de OMEC son la OMEC veno-arterial (OMEC VA) y la OMEC veno-venosa (OMEC VV). El equipo de OMEC decidirá qué tipo de OMEC servirá de mejor ayuda para el paciente en base a la enfermedad que padezca.

La máquina de OMEC VA se conecta a ambas, un vena y una arteria, y se utiliza cuando existen problemas con el corazón y los pulmones. El cirujano cardiotorácico insertará una cánula en vasos grandes de un lado del cuello, directamente adentro del pecho (al mismo tiempo que se cubre el pecho con un protector estéril) o adentro de los vasos de la ingle.

Se colocará una cánula en una vena grande para extraer sangre desoxigenada del cuerpo; el otro es colocado en una arteria grande, permitiendo que la sangre rica en oxígeno circule y sea bombeada a través de los órganos y otros tejidos del cuerpo. Este método permite que la sangre «esquive» el corazón y los pulmones, permitiéndoles descansar y recuperarse. La OMEC VA es como la máquina corazón-pulmón que se utiliza durante la cirugía de corazón, pero puede ser utilizada por períodos más largos de tiempo. Es importante saber que el corazón continuará latiendo mientras esté conectado a la OMEC VA, pero su trabajo será más fácil porque la máquina OMEC se encargará de la mayor parte del bombeo.

Lea acerca de la OMEC VV

¿Qué sucede durante una OMEC?

¿Qué sucede durante una OMEC?

¿Quién necesita una OMEC?

La OMEC se utiliza para niños pequeños, niños, y pacientes adultos que tienen enfermedades en el corazón o en los pulmones y que no pueden abastecer de oxígeno a sus propios cuerpos. Es importante entender que cualquiera que necesite una OMEC es porque se encuentra enfermo en estado crítico. 

Los pulmones de los pacientes fallan debido a muchas razones, incluyendo neumonía, cáncer de pulmón, edema pulmonar, embolismo pulmonar, y enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Cuando los pulmones fallan, el paciente es primero intubado (tubo para respirar) y conectado a un respirador artificial (máquina respiratoria). Sin embargo, a veces los pulmones están tan dañados que el proporcionar oxígeno a través de la intubación no es suficiente. Esto sucede generalmente cuando los médicos terminan determinando que es necesaria una OMEC VV. Un corazón puede fallar por varios motivos, incluyendo ataque al corazón, embolismo pulmonar, una válvula enferma, o insuficiencia cardíaca que está empeorando. Cuando el corazón se debilita, los médicos tratan de solucionar el problema subyacente, a veces con medicamentos para ayudar a mejorar la función de bombeado del corazón. Si los medicamentos no funcionan, los médicos utilizarán la OMEC VA.

La OMEC se utiliza para ayudar a los bebés que presentan problemas médicos, tales como:

  • Hipertensión pulmonar (presión arterial alta en la arteria pulmonar)
  • Síndrome de dificultad respiratoria (dificultad para respirar)
  • Síndrome de aspiración de meconio (inhalación de productos de desecho)
  • Sepsis o infección
  • Neumonía grave
  • Hernia diafragmática congénita (un agujero en el diafragma)
  • Enfermedad del corazón congénita/shock pulmonar posoperatorio
  • Fallo respiratorio
  • Paro cardiorrespiratorio

La OMEC se utiliza también para los niños de edad más avanzada que están padeciendo de reparaciones cardíacas postoperatorias, trauma y otros tipos de emergencias, neumonía, asma, defectos congénitos del corazón, y la aspiración de materiales tóxicos hacia los pulmones (líquido para encender fuego, aguarrás).

En adultos, se puede indicar la OMEC para:

  • Hipertensión pulmonar (presión arterial alta en los pulmones)
  • Fallo del corazón o los pulmones, incluyendo la insuficiencia cardíaca luego de la cirugía para el corazón
  • Un puente para el transporte pulmonar o un aparato de asistencia coronaria, tales como un dispositivo de asistencia ventricular (LVAD, por sus siglas en inglés)
  • Neumonía
  • Síndrome de dificultad respiratoria aguda
  • Algunas formas graves de la gripe
  • Otros fallos respiratorios debidos a trauma o infecciones

 

Los miembros del equipo de OMEC

Durante la OMEC el paciente será monitoreado constantemente y de forma muy cuidadosa por un miembro del equipo de OMEC que consiste de profesionales especialmente entrenados y dedicados a su cuidado. Esté equipo podría incluir:   

Cirujano cardiotorácico – coloca las cánulas necesarias para la OMEC

Médico de OMEC – dirige el tratamiento OMEC desde el comienzo hasta el final

Cardiólogo de intervención – también lleva a cabo la conexión a la OMEC

Cirujano vascular – quita las cánulas necesarias para la OMEC

Perfusionista – tiene entrenamiento especializado y una certificación para manejar la máquina de OMEC

Coordinador de OMEC – prepara la máquina de OMEC y los tubos, y que resuelve cualquier problema

Especialista de OMEC – maneja el circuito OMEC y su efecto en el paciente

Enfermero de ICU – monitorea el paciente, le administra medicamentos, y le brinda al paciente cualquier otro cuidado que pudiera necesitar

Terapeuta de respiración – proporciona tratamientos para la respiración y ayuda a manejar la máquina para respirar

Otros miembros del equipo que podrían estar involucrados incluyen un dietólogo, un terapeuta físico, un trabajador social, un capellán, como así también un médico del riñón y enfermeros.

 

Monitoreo diario

El equipo de OMEC tomará rayos X de forma diaria para asegurarse de que los tubos estén en el lugar adecuado y para ver si los pulmones del paciente están mejorando. También se harán pruebas de muestras de sangre para ver si hay mejoras. Además, el equipo mantendrá bajo observación la frecuencia cardíaca, la tasa respiratoria, los niveles de oxígeno, y la presión arterial.

El médico de OMEC podría querer realizar una broncoscopia para observar el interior de los pulmones y ver cómo están mejorando. Este procedimiento involucra la introducción de un broncoscopio (un tubo pequeño y flexible con luz y una pequeña cámara) a través de la nariz o boca hacia el interior de la garganta y de la tráquea, y a través de las vías respiratorias hasta a uno de los pulmones para evaluar la presencia de problemas. Además, es probable que el paciente tenga que hacerse exámenes neurológicos en forma regular para asegurar que esté recibiendo suficiente oxígeno en el cerebro. Los brazos y las piernas también serán examinados para asegurarse de que el oxígeno esté viajando hacia las cuatro extremidades y de que no hayan habido complicaciones.

Una vez instalada la OMEC, el tubo para respirar y el respirador artificial mantendrán los pulmones funcionando y ayudarán a eliminar secreciones, al mismo tiempo que los medicamentos serán transferidos continuamente a través de los catéteres intravenosos. El paciente podría recibir ciertos medicamentos, tales como:

  • Heparina para prevenir la formación de coágulos sanguíneos
  • Antibióticos para prevenir infecciones
  • Sedantes para minimizar el movimiento y mejorar la calidad de sueño
  • Diuréticos para ayudar a los pulmones a eliminar líquidos
  • Electrolitos para mantener el balance adecuado de sales y azúcares
  • Transfusiones de sangre para reemplazar la sangre perdida

 

¿Cómo sabe el equipo si usted está mejorando con la OMEC?

Si el equipo de OMEC piensa que el paciente podría estar mejorando, podrían disminuir algunas de los medicamentos utilizados para el corazón y los pulmones, o reducir el flujo de bombeo. Esto le permite al equipo determinar si el corazón y los pulmones pueden trabajar un poco más por cuenta propia. La función del corazón y de los pulmones se mide con muestras sanguíneas, rayos X del tórax, movimientos del pecho, y ecocardiografías.

Si los resultados de las pruebas son buenos, el equipo de OMEC discutirá la posibilidad de quitar la OMEC (“trial off”, por su denominación en inglés). El equipo de OMEC disminuirá la ayuda y/o quitará la OMEC durante unos minutos u horas para ver si el paciente necesita seguir usando la OMEC. Si la prueba muestra que necesita más tiempo en la OMEC, el paciente será puesto nuevamente en la máquina. Si durante este tiempo el paciente permanece estable, se podría discontinuar la OMEC.

Si el paciente está listo para sacarlo de la OMEC, el cirujano cardiotorácico le quitará las cánulas. Si se colocaron las cánulas a través de la piel sin hacer una incisión grande, se las quitarán de la misma forma que una IV, aplicando presión en forma firme. Si la cánula se colocó quirúrgicamente (a través de una incisión abierta), se las quitará quirúrgicamente y se reparará el vaso con pequeñas suturas. Esto se puede hacer en la cama del paciente o en la sala operaciones. El paciente estará dormido y será monitoreado durante el proceso.

Es probable que aún se necesite el tubo para respirar y el respirador artificial, pero se disminuirá su uso a medida que el paciente mejora con el tiempo. Un terapeuta físico y un especialista de rehabilitación trabajarán junto con el paciente para que recupere sus fuerzas. Es un proceso lento, pero el paciente puede esperar sentirse más fuerte cada día que pasa.

El paciente puede permanecer en la OMEC por un periodo de tres días hasta un mes. Cuanto más tiempo permanezca en la OMEC, mayor será el riesgo de complicaciones.

Riesgos y complicaciones de la OMEC

Riesgos y complicaciones de la OMEC

¿Cuáles son los riesgos de la OMEC?

A pesar de que la OMEC puede potencialmente salvar vidas, existen riesgos y complicaciones asociadas con su uso. El equipo de OMEC discutirá estos detalles con el paciente y/o las personas a cargo de sus cuidados antes de colocar al paciente en la OMEC. El especialista de OMEC y el enfermero de la ICU están entrenados especialmente para manejar cualquier problema que pudiera ocurrir con la máquina de OMEC. Además, es posible que el paciente necesite ser sacado temporariamente de la máquina de OMEC para poder solucionar un problema. Durante este tiempo, recibirá la ayuda necesaria. En la mayoría de los casos, la máquina de OMEC puede ser reparada o remplazada, y se reanuda la ayuda de la OMEC.

La complicación más común es el sangrado. Si bien la heparina, un medicamento anticoagulante, reduce la formación de coágulos adentro de la máquina de OMEC, también reduce la capacidad del paciente para coagular. Como resultado, el paciente presenta un riesgo más alto de sangrado en los sitios de la cirugía, de sangrado interno, y de sangrado en el cerebro. El equipo de OMEC llevará a cabo pruebas de laboratorio y ajustará cuidadosamente la cantidad de heparina. También se podría utilizar el ultrasonido para encontrar sangrado, además de que el equipo de OMEC estará observando muy cuidadosamente la presencia de cambios con respecto a cómo se comporta el paciente y su capacidad para hacer ciertas cosas como apretar una mano o mover los dedos del pie.

Cada vez que se inserta un tubo grande en las venas o las arterias, existe un aumento en el riesgo de complicaciones quirúrgicas, accidente cerebrovascular, e infección (especialmente en los sitios en los que se colocó la cánula). Además, pequeños coágulos sanguíneos y burbujas de aire pueden aparecer a veces adentro de los tubos de la OMEC. El equipo de OMEC llevará a cabo muchas pruebas que los ayudan a reconocer cualquiera de estos problemas.

Otras complicaciones incluyen:

  • Infecciones relacionadas con la transfusión (el paciente podría recibir transfusiones de sangre y otros productos sanguíneos
  • Fallo técnico o mal funcionamiento de la máquina de OMEC

Si ocurriera cualquier problema, el equipo de OMEC hablará con el paciente y/o la persona a cargo de sus cuidados para poder solucionar los problemas cuanto antes sea posible y disminuir aún más los riesgos.

Es importante para un paciente hablar con sus familiares y médicos sobre qué es lo que le gustaría que se hiciera bajo diferentes situaciones. Cuanto más claramente el paciente explique sus deseos a sus seres amados y a todos sus proveedores de servicios médicos, mejor podrán ellos concretar los deseos del paciente cuando el paciente estuviera incapacitado para tomar decisiones por sí mismo.

 

Revisado por: Amy E. Hackmann, MD, and Muhammad Faraz Masood, MD
December 2018