La cirugía de baipás coronario (CABG)

Resumen general

La cirugía de baipás coronario, o CABG, es un tipo de operación que mejora el flujo sanguíneo hacia el corazón. Esta cirugía se utiliza para tratar la enfermedad arterial coronaria (EAC). A la CABG también se la conoce como cirugía de baipás, cirugía de baipás de las arterias coronarias y cirugía a corazón abierto.

Un cirujano cardiotorácico realiza la operación junto con la ayuda del equipo de cuidados del corazón. El equipo incluye un anestesiólogo, un perfusionista (un especialista de máquinas de corazón-pulmón), otros cirujanos, enfermeros, y técnicos. 

Durante la CABG, el cirujano utiliza las venas o arterias del mismo paciente para «esquivar» las áreas que se han angostado en las arterias coronarias. La sangre enriquecida en oxígeno es redirigida alrededor del bloqueo, creando un camino nuevo y restaurando el flujo sanguíneo hacia el músculo cardíaco. Le podrían hacer más de un baipás por vez, dependiendo de cuantas arterias coronarias estén bloqueadas. 

Una vez recuperados, la mayoría de los pacientes observan buenos resultados, con la reducción o eliminación al mismo tiempo de síntomas tales como el dolor de pecho y la falta de aliento. Además, la CABG podría mejorar su calidad de vida y ayudarlo a recuperar un estilo de vida más activo. 

De acuerdo a la Asociación Americana del Corazón, la CABG es el tipo más común de cirugía de corazón, con más de 500.000 cirugías realizadas por año.

¿Quién necesita una CABG?

¿Quién necesita una CABG?

La CABG se utiliza para tratar a personas que presentan casos graves de EAC. La EAC consiste en el angostamiento de las arterias coronarias (los vasos sanguíneos que llevan oxígeno y nutrientes al músculo cardíaco). Esta condición está causada por la acumulación de material grasoso denominado placa adentro de las paredes de las arterias. Con el tiempo, la placa (compuesta de grasa, colesterol, calcio y otras sustancias que se encuentran en la sangre) se vuelve muy dura. Cuanto esto sucede, las arterias coronarias se habrán angostado o bloqueado, limitando el suministro de sangre enriquecida en oxígeno hacia el músculo cardíaco. 

Podría sentir cosas tales como:

  • Dolor de pecho o molestias (conocida como angina)
  • Latidos irregulares del corazón
  • Falta de aliento

La EAC también puede hacer que se formen coágulos sanguíneos , cortando el flujo sanguíneo y causando un ataque al corazón. 

¿Soy candidato para la CABG?

Para decidir si usted necesita o no una CABG, su médico le hará un examen físico y evaluará su sistema cardiovascular, incluyendo su corazón, sus pulmones y su pulso. Considere que le podrían preguntar sobre el largo, la frecuencia y la gravedad de cualquier síntoma que pudiera tener. 

Cuando se determina si usted es un candidato para la CABG, su médico también considerará sus:

  • Antecedentes y tratamientos previos de enfermedades del corazón, incluyendo cirugías, procedimientos y medicamentos
  • Antecedentes de otras enfermedades y condiciones médicas
  • Su edad y el estado general de su salud
  • Antecedentes familiares de EAC, ataque al corazón u otras enfermedades cardíacas 

Antes de recomendarle una CABG, se podría intentar utilizar medicamentos, cambios en el estilo de vida y otros procedimientos. Si usted experimenta un éxito limitado con estas otras opciones de tratamiento, la CABG podría ser una opción efectiva y viable.

¿Qué sucederá antes de la CABG?

¿Qué sucederá antes de la CABG?

Para determinar cuáles son las arterias que están bloqueadas, la extensión del bloqueo y si existe algún daño al corazón se realizarán estudios médicos tales como un electrocardiograma (EKG), una radiografía de tórax, un cateterismo cardíaco, una prueba de esfuerzo, una ecocardiografía (eco) y un angiograma. Para más información sobre estas pruebas, visite nuestra página sobre pruebas comunes de diagnóstico.

Si las pruebas muestran que usted tiene un bloqueo importante en las arterias coronarias, su médico podría internarlo inmediatamente en el hospital para poder hacerle una CABG cuanto antes sea posible.

Si las pruebas determinan que no es una emergencia, tendrá que conseguir un turno para la cirugía y probablemente será internado en el hospital el mismo día de la operación. Su cirujano le dará instrucciones específicas sobre cómo prepararse, incluyendo qué comer o beber, qué medicinas tomar y qué actividades deberá dejar de hacer antes de la operación. 

Es importante que le diga a su médico sobre cualquier vitamina y suplemento que esté tomando, incluso si son naturales, por si pudieran afectar su riesgo de sangrado. Además, si fuma, deje de fumar lo antes posible. Esto aumentará sus posibilidades de una recuperación exitosa y beneficiará su salud en general.

También debería:

  • Hacer arreglos para que lo transporten el día de su cirugía. Se deberán hacer varios estudios adicionales y tareas administrativas antes de que esté listo para la cirugía, así que es muy importante que llegue a horario.
  • Encuentre a alguien que lo pueda ayudar en su hogar durante la primera semana luego de salir del hospital y que lo ayude con las tareas hogareñas y trámites durante los dos meses siguientes a su cirugía.
  • Siga las instrucciones de su médico sobre cuándo exactamente debe dejar de comer o beber. Si no lo hace, se podría cancelar la cirugía.
  • Elija ropa cómoda para vestir durante el viaje de ida y vuelta al hospital. Además, prepare un bolso para llevar al hospital. 

Mientras se prepara para su cirugía de CABG, puede tener un rol activo haciendo preguntas y educándose. Durante las semanas de recuperación luego de la cirugía, agradecerá haberlo hecho.

 

¿Qué sucederá durante la CABG?

¿Qué sucederá durante la CABG?

¿Quién estará presente en la sala de operaciones?

El saber quiénes estarán en la sala de operaciones con usted podría ayudarlo a relajar su mente. Además de su cirujano cardiotorácico probablemente estarán presentes otras personas en la sala, incluyendo::

  • Un asistente de cirujano que es uno de los asociados del cirujano, un asistente médico o un residente de cirugía cardiotorácica que ayudará durante la operación en la medida que sea necesario.
  • Un anestesiólogo que está a cargo de la administración de la anestesia y del monitoreo de sus signos vitales.
  • Perfusionistas que manejan la máquina corazón-pulmón y otros equipos técnicos de ayuda durante la cirugía.
  • Enfermeros y técnicos que ayudan al equipo quirúrgico y preparan la sala de operaciones. 

¿Qué sucederá durante la operación?

El día de su cirugía se reunirá con el anestesiólogo, quien repasará con usted cualquier complicación previa o preocupaciones que tuviera acerca de la anestesia general. Su anestesiólogo discutirá los riesgos y beneficios de la anestesia, como así también cualquier posible efecto secundario y complicaciones. Se le administrará anestesia general, lo que significa que no estará despierto durante la operación. 

Una vez que se duerma, se colocará un tubo adentro de su tráquea, a través de su boca, mediante un proceso denominado entubación. Este tubo es luego conectado a un respirador artificial que le suministra oxígeno y lo ayuda a respirar. Además, se insertará en su vejiga un tubo blando y flexible, denominado catéter, para extraer la orina. Su equipo médico monitoreará sus signos vitales, tales como la presión arterial, el ritmo cardíaco y los niveles de oxígeno durante la operación.

Su cirujano le hará una incisión de 6 a 8 pulgadas a lo largo del centro de su pecho. El corte atravesará el esternón para poder acceder al corazón y ver las arterias coronarias. Sus arterias coronarias se encuentran en la superficie frontal y posterior del corazón. A continuación, el cirujano preparará las arterias y extraerá las venas que serán utilizadas como «injerto» para construir su baipás. Su cirujano podría extirpar una porción de un vaso sanguíneo sano del interior de su pierna, de su antebrazo o, simplemente, de atrás de la pared de su tórax.

Mientras se está abriendo la cavidad de su tórax, el asistente de cirujano podría comenzar a colectar vasos sanguíneos sanos de su brazo o pierna. Las venas colectadas son colocadas en una solución salina estéril y se las corta en pedazos del largo adecuado cuando el cirujano está listo.

¿Cuánto tiempo lleva la CABG?

El tiempo que lleve la operación variará en base al tipo de CABG que se haga, del número de vasos en los que se haga un baipás, de la ubicación del injerto, de sus antecedentes médicos y de otras necesidades especiales que usted pudiera tener. En general, la CABG lleva entre 3 a 6 horas.

¿Cuáles son los riesgos de la CABG?

Se ha comprobado que la CABG es segura y efectiva en general, pero al igual que todas las cirugías, puede derivar en graves complicaciones:

  • Coágulos sanguíneos que pueden aumentar sus posibilidades de accidente cerebrovascular, ataque al corazón o problemas pulmonares
  • Sangrado durante o luego de la cirugía
  • Infección de la herida y sangrado
  • Reacciones a la anestesia
  • Ritmo cardíaco anormal 
  • Neumonía
  • Problemas para respirar
  • Fiebre y dolor
  • Fallo renal
  • Pérdida de la memoria y problemas para concentrarse o pensar claramente 

Muchas cosas pueden afectar estos riesgos, incluyendo su edad, cuántos baipases tenga y cualquier otra condición médica que pudiera tener. Por lo general, el riesgo de complicaciones es mayor si se realiza la CABG en una situación de emergencia (por ejemplo, durante un ataque al corazón) y si usted tiene más de 70 años de edad o si tiene un historial de fumar. Asegúrese de conversar sobre estos riesgos con su cirujano antes de la operación.

Puede acceder al Calculador de Riesgo de la STS, que lo puede ayudar a calcular su riesgo de muerte u otras complicaciones para ciertos tipos de cirugía cardíaca, incluyendo la CABG. Los resultados lo pueden ayudar a usted y a su médico a determinar el mejor curso de tratamiento. La Base de Datos Nacional de la STS ha colectado información de millones de pacientes para predecir el riesgo y asegurar la calidad asociada con la CABG.

Para más información sobre complicaciones, visite el blog «Complicaciones luego de la cirugía cardiotorácica: ¿qué fue lo que salió mal?».

On-pump CABG

During the traditional “on-pump” surgery, a heart-lung bypass machine takes over the work of the heart and lungs. This allows the heart to be completely at rest while the surgeon performs the bypass surgery. The heart-lung machine also helps your body receive the oxygen and blood flow it needs during the surgery. The on-pump operation is the most common CABG surgery.

The bypass grafts are attached by sewing one section of the artery or vein around a tiny opening just below the blockage in the diseased coronary artery and attaching the other end to a tiny opening made in the aorta. This redirects the blood flow around the blockage. If a chest wall artery is used for a graft, one end is connected to the coronary artery while the other remains attached to the aorta. Strong stitches or sutures are used to connect the grafts.

Once the grafts are in place, the pump is turned off and your heart beat and blood flow return to normal. You may need several grafts during the same surgery. The use of two (double), three (triple), or four (quadruple) bypasses is now routine.

Your surgeon will place several small plastic tubes inside your chest cavity, with one end exiting your body through an incision in your upper abdomen. These tubes allow drainage of any extra fluids from the space around your heart. Chest tubes are usually removed the day after surgery. Your surgeon will then close your rib cage and use stainless steel to wire together the two halves of your breastbone. The muscles and soft tissues in your chest will be sewn together with heavy-duty sutures. The skin will be closed with either staples or sutures.

Off-pump CABG

In some cases, CABG surgery is performed without using the heart-lung machine and while your heart is still beating. This is called “off-pump” or “beating heart” surgery. A member of the surgical team uses a device to stabilize just the portion of the heart where the bypass is needed, while the remainder of the heart keeps pumping and circulating blood to the body. With a particular area of the heart steadied, your surgeon is able to bypass the blocked artery in a controlled environment. 

Off-pump CABG may reduce complications that can occur when a heart-lung machine is used, especially in patients who have a history of strokes, who are over age 70, and who have diabetes, lung disease, or kidney disease.

You can discuss with your surgeon whether or not you are a candidate for off-pump CABG.

 

Minimally invasive CABG

Your surgeon may use minimally invasive surgical techniques such as port-access or keyhole surgery for the CABG surgery. The surgery also may be performed with the use of robotics and video imaging that help the surgeon operate in a small area. These surgical techniques require smaller incisions rather than opening the chest bone to get to the heart. Some require the use a heart-lung bypass machine; others do not.

You and your doctor can discuss whether minimally invasive CABG surgery is a good option for you. The decision depends on factors such as your overall health, how bad your CAD is, and how many bypasses need to be created.

Recuperación

Recuperación

Recuperación en el hospital

Cuando se despierte de la cirugía, se sentirá mareado. Estará en la sala de cuidados intensivos (ICU, por sus siglas en inglés), en donde permanecerá 1 o 2 días. Su frecuencia cardíaca, su presión arterial y sus niveles de oxígeno serán evaluados regularmente durante este tiempo. Mientras se encuentre en la ICU, su familia podrá visitarlo brevemente.

Recibirá líquidos y medicamentos a través de una línea intravenosa (IV) en su brazo. El tubo para respirar permanecerá colocado hasta que se despierte y pueda respirar sin ayuda. También tendrá colocado un catéter en su vejiga para drenar la orina. Los enfermeros se lo quitarán cuando pueda levantarse e ir al baño por su cuenta. Los tubos del pecho permanecerán colocados durante 1 a 3 días luego de la operación.

Su médico también podría recomendarle que use medias de compresión en sus piernas para prevenir que la sangre se acumule y se coagule. Estas medias son ajustadas en el tobillo y más sueltas hacia arriba de la pierna.

Tendrá la mayor parte de las molestias durante los primeros 2 o 3 días luego de la operación. Pero dentro de uno o dos días luego de la cirugía, debería poder sentarse en una silla, comenzar a caminar y comenzar los ejercicios de respiración para ayudar a reducir el riesgo de complicaciones pulmonares. Además, el segundo día, estará comiendo comidas sólidas. También estará listo para dejar la ICU. Luego de dejar la ICU, irá a una sala de cuidados de transición del hospital por 3 a 5 días.

La CABG no es una cura para la EAC, así que es importante que usted y su médico conversen sobre un plan de tratamiento que incluya cambios en el estilo de vida para ayudarlo a mantenerse saludable. Las recomendaciones podrían incluir:

  • No fumar
  • Tomar medicamentos que reduzcan el colesterol «malo» (LDL)
  • Volverse más activo
  • Mantener un peso saludable
  • Reducir el consumo de grasas saturadas (grasas no saludables)
  • Agregar a su dieta más vegetales, cereales sin refinar y frutas 

Su médico y los enfermeros también le darán instrucciones para su recuperación en el hogar, especialmente en lo que concierne a:

  • Cómo cuidar sus incisiones
  • Cómo reconocer signos de infección u otras complicaciones
  • Cuándo llamar al médico 
  • Cuándo hacer consultas de seguimiento

Rehabilitación cardíaca

Su médico podría referirlo a una rehabilitación cardíaca (rehab), que es un programa de ejercicios estructurado que lo puede ayudar a aumentar su nivel de actividad física bajo la supervisión directa de profesionales médicos. El programa incluye trabajar con dietólogos, terapeutas ocupacionales, psicólogos y otros proveedores de cuidados de la salud que lo pueden ayudar a recuperarse de su cirugía y a sentirse seguro de que tiene las herramientas para adoptar un estilo de vida saludable para el corazón. Podría comenzar la rehabilitación cardíaca mientras aún se encuentra en el hospital y continuarla durante meses luego de su operación.

Hable con su médico acerca de si la rehabilitación cardíaca podría beneficiarlo.

Medicamentos

Su médico le prescribirá medicamentos para controlar el dolor durante la recuperación, disminuir el colesterol y la presión arterial, reducir el riesgo de formación de coágulos sanguíneos, controlar la diabetes o tratar la depresión. Debería tomar sus medicamentos exactamente como se los recetaron. Es una parte importante de sus cuidados luego de la cirugía.

Su alta del hospital dependerá de cuán rápido se recupere y de si presenta algún tipo de complicación, pero debería esperar que su internación dure aproximadamente siete días.

Recuperación en el hogar

Durante las primeras 3 a 6 semanas, probablemente se sentirá cansado frecuentemente. Esto se debe a que su cuerpo está utilizando mucha energía para sanarse. Sea paciente; su fatiga mejorará con el tiempo. También podría resultarle difícil dejar que los demás lo ayuden, pero el delegar algunas tareas y el aprender a aceptar ayuda podría ayudarlo a recuperarse más rápido. La recuperación completa de una CABG podría llevar 12 semanas o más. 

No es poco común sentir ansiedad o depresión luego de la cirugía de corazón. Si se está sintiendo particularmente preocupado o estresado, contacte a su equipo de tratamiento, su familia y sus amigos. También podría considerar el participar en un grupo de ayuda o hablar con un consejero profesional.

Para leer sobre la perspectiva de un paciente con respecto a la recuperación luego de la cirugía lea «¿Como es en realidad la recuperación de una cirugía de corazón? La experiencia de un paciente

Efectos secundarios

Recibirá instrucciones sobre cómo lidiar con los efectos secundarios comunes de la cirugía, tales como:

  • Molestias o picazón proveniente de las incisiones que se están curando
  • Hinchazón en el área de la cual se extrajo una arteria o vena para el injerto
  • Dolor muscular o contracturas en los hombros y la espalda superior
  • Fatiga (cansancio), cambios en el humor o depresión
  • Problemas para dormir o falta de apetito
  • Estreñimiento
  • Dolor en el pecho alrededor del sitio de la incisión en el esternón

Los efectos secundarios generalmente desaparecen dentro de las 4 a 6 semanas.

La mayoría de las infecciones en la herida se desarrollan dentro de los 14 días siguientes a la cirugía. Si desarrolla cualquiera de los siguientes signos o síntomas, debería contactar a su médico inmediatamente:  

  • fiebre que supera los 100.4°F (38°C)
  • Un dolor nuevo o que empeora en el pecho o alrededor de la incisión
  • Una frecuencia cardíaca rápida
  • Piel enrojecida, sangrado o drenaje tipo pus proveniente de la incisión

Actividad física

Su médico le aconsejará cuando puede comenzar a hacer actividad física nuevamente. Esto varía de persona a persona, pero luego de 6 semanas, la mayoría de las personas pueden volver a manejar y volver a trabajar (a menos que su trabajo incluya una actividad física intensa). 

También es importante que usted no se siente simplemente en la cama o en el sofá todo el día una vez que deja el hospital. Incluso si usted solamente puede caminar durante unos minutos por día, el levantarse, y el hacerlo regularmente, puede ayudar a su recuperación. A medida que se fortalezca, trate de caminar por periodos más largos de tiempo, pero tenga cuidado de no agotarse. Incluso las actividades normales de cada día podrían cansarlo, así que asegúrese de parar y sentarse cuando comienza a sentirse agobiado. Trate de moverse durante al menos 30 minutos por día.

Cuidados siguientes

Los cuidados luego de la cirugía incluirán visitas periódicas a sus médicos. Su primera consulta luego de la cirugía probablemente será dentro de las 4 semanas de su operación. Durante la visita, se le podrían hacer pruebas tales como un EKG, una prueba de esfuerzo y una eco para ver cómo está funcionando su corazón. 

Para más información, lea «¿Qué esperar luego de la cirugía de corazón?».

Lea más acerca de la Enfermedad Arterial Coronaria

 

Revisado por: Lauren G. Kane, MD
Mayo 2019