Fibrilación Auricular (FA)

Resumen general

¿Qué es la fibrilación auricular? La fibrilación auricular, o FA (Afib en inglés), es el tipo más común de irregularidad del latido del corazón (arritmia).

Normalmente, las cámaras superiores de su corazón (las aurículas) se contraen primero, seguidas por la parte de abajo (los ventrículos). Esta contracción y relajación crean el ritmo “lub-dub” tan conocido. El movimiento empuja a la sangre desde las cámaras superiores del corazón hacia las inferiores y hacia su cuerpo. Cuando usted tiene FA, las señales eléctricas que controlan el latido de su corazón no están sincronizadas. En vez de trabajar juntas, la aurícula aletea o se fibrila; su corazón corre en vez de latir. Con la FA, su corazón no puede bombear sangre a través de sus cámaras y hacia el interior de su cuerpo de la forma que debería. 

De acuerdo a la Asociación Americana del Corazón, aproximadamente 2,7 millones de estadounidenses padecen de FA. Es común en personas de 60 o más años y puede llevar a la formación de coágulos sanguíneos, accidente cerebrovascular, insuficiencia cardíaca, y otras complicaciones relacionadas con el corazón. La FA sin tratar duplica el riesgo de muerte relacionada con el corazón y está asociada con un incremento de cinco veces en el riesgo de accidente cerebrovascular.

Tipos de FA

Tipos de FA

Los diferentes tipos de FA incluyen:

La FA paroxística se presenta cuando el corazón vuelve a un ritmo normal por su propia cuenta o con una intervención durante de los siete días siguientes al comienzo de la condición. Este tipo de FA puede durar desde unos segundos hasta una semana antes de que el corazón vuelva a su ritmo normal. Los síntomas, que pueden ser moderados o graves, son impredecibles y pueden ocurrir unas veces por año o todos los días. La FA paroxística generalmente no requiere de tratamiento, pero frecuentemente puede transformarse en una forma permanente de FA.

La FA persistente generalmente dura más de una semana. A pesar de que podría detenerse por sí misma, este tipo de FA podría requerir de medicamentos o tratamientos (cardioversión) para ayudar al corazón a volver a su ritmo normal. 

La FA persistente de larga data se presenta cuando su FA ha durado al menos un año sin interrupción. Esta FA puede ser la más difícil de tratar. Los medicamentos para mantener un ritmo cardíaco normal generalmente no son efectivos. Podrían necesitarse tratamientos más invasivos para restaurar su ritmo cardíaco normal.

La FA permanente (crónica) ocurre cuando la condición dura indefinidamente y no puede ser corregida con tratamientos. Esto significa que su corazón está en estado de FA todo el tiempo y que usted y su equipo médico han decidido no realizar ningún tipo de intervención. Sin embargo, podría necesitar medicamentos a largo plazo para controlar su ritmo cardíaco y reducir su riesgo de accidente cerebrovascular.

Causas y Síntomas

Causas y Síntomas

CAUSAS

A veces, la causa de la FA es desconocida. Otras veces, condiciones tales como la presión arterial alta sin control o la enfermedad de las arterias coronarias podrían dañar el sistema eléctrico del corazón. La FA es también la complicación más común luego de la cirugía de corazón. Además, la FA está estrechamente relacionada con la edad. Cuanto más avanzada sea su edad, mayor será su riesgo de desarrollarla.

Otras posibles causas de la FA incluyen:

  • Ataques de corazón
  • Válvulas de corazón anormales
  • Defectos congénitos del corazón
  • Una glándula tiroides muy activa (hipertiroidismo)
  • El consumo regular, excesivo y a largo plazo de estimulantes tales como medicamentos, cafeína, tabaco, o alcohol
  • Síndrome del seno o nodo enfermo: el funcionamiento inadecuado del marcapasos natural del corazón
  • Enfermedades pulmonares tales como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), o el enfisema, o un coágulo sanguíneo en su pulmón (embolismo pulmonar)
  • Infecciones virales
  • Obesidad, diabetes, síndrome metabólico
  • Estrés debido a neumonía, cirugía, u otras enfermedades
  • Apnea durante el sueño

 

SÍNTOMAS

¿Qué se siente cuando se padece de FA?

Podría sentir un aleteo o temblor en su pecho cuando el corazón late. Su corazón también podría correr o latir más rápido de lo habitual. La sensación generalmente dura unos pocos minutos. A veces, su corazón se saltea un latido. Sin embargo, los síntomas de la FA son diferentes para cada persona, dependiendo de factores tales como la edad y la causa. La mayoría de las personas con FA no sienten ningún síntoma, mientras que otras podrían sentir:

  • Cansancio o falta de energía
  • Un pulso más rápido que el normal o que cambia de rápido a lento y se siente irregular
  • Falta de aliento
  • Palpitaciones en el corazón (la sensación de que el corazón corre, golpetea, o aletea)
  • Mareos, aturdimiento, o desmayos
  • Dolor o presión en el pecho

Alguno de estos síntomas, tales como la falta de aliento y el dolor del pecho, pueden parecerse a los síntomas de un ataque al corazón. Si usted no está seguro de si está teniendo una FA o un ataque al corazón, llame a su médico o al 911.

Diagnóstico y Opciones de Tratamiento

Diagnóstico y Opciones de Tratamiento

DIAGNÓSTICO

Si su médico piensa que usted tiene una FA, la primer cosa que hará es escuchar su ritmo cardíaco y tomar su pulso y presión arterial. El doctor también le hará preguntas detalladas sobre sus síntomas, sus problemas y hábitos de salud, y su historia médica familiar. A veces, será su médico clínico el que le dé un diagnóstico de FA. Pero su médico también podría referirlo a un:

  1. Cardiólogo: un médico que se especializa en las enfermedades y condiciones del corazón
  2. Electrofisiólogo: un cardiólogo que se especializa en arritmias

El médico podría ordenar varios exámenes para diagnosticar su condición, que incluyen:

  • Electrocardiograma (ECG) es un examen simple e indoloro que registra la actividad eléctrica del corazón. Es el examen más útil para diagnosticar la FA.
  • Monitor Holter registra la actividad eléctrica del corazón durante un período completo de 24 o 48 horas. Usted lleva puesto este aparato portátil de ECG mientras hace sus actividades diarias normales.
  • Registrador de eventos es un aparato portátil de ECG para monitorear su actividad cardíaca durante unas semanas o unos meses. Lo activa solamente cuando siente síntomas de ritmo cardíaco rápido.
  • Ecocardiograma (eco) utiliza ondas sonoras para crear una película de su corazón. Este examen muestra el tamaño y forma de su corazón, y cuán bien están funcionando las cámaras y válvulas de su corazón.
  • Ecocardiografía transesofágica (ETE) utiliza ondas sonoras para tomar fotografías de su corazón a través del esófago. Las cámaras superiores del corazón se encuentran en un lugar profundo de su pecho que se puede ver mucho mejor utilizando la ETE.
  • La prueba de estrés genera estrés extra en su corazón para ver cuán bien responde al trabajo duro y el latido rápido. Lo conectarán a un ECG durante la prueba, y el técnico observará su frecuencia cardíaca y su presión arterial.
  • Los análisis de sangre podrían identificar qué es lo que está causando su FA. Los análisis de sangre evalúan la presencia de infecciones, problemas con la glándula tiroides y los riñones, y signos de un ataque al corazón.
  • Las radiografías del tórax no mostrarán la FA, pero pueden mostrar complicaciones tales como la acumulación de líquidos en los pulmones y un corazón agrandado.

Para más información, visite nuestra página sobre pruebas comunes de diagnóstico.

 

OPCIONES DE TRATAMIENTO

El tratamiento para la FA depende de cuán frecuentes sean sus síntomas, cuán graves sean sus síntomas, y de si usted ya tiene una enfermedad del corazón. Las opciones generales de tratamiento incluyen medicamentos, procedimientos médicos, y cambios en el estilo de vida. Su médico le ayudará  a decidir el tratamiento que es adecuado para usted.

Medicamentos

Los medicamentos para la FA pueden ayudar a prevenir coágulos y accidentes cerebrovasculares, disminuir su frecuencia cardíaca, y controlar su ritmo cardíaco.

Anticoagulantes para prevenir los coágulos y el accidente cerebrovascular

Debido a que la FA no permite el flujo normal de la sangre, la sangre se puede estancar en la aurícula y formar coágulos. Si un coágulo viaja hasta el cerebro, puede causarle un accidente cerebrovascular. Los medicamentos anticoagulantes, tales como la warfarina, la aspirina, y la heparina, ayudan a prevenir la formación de coágulos sanguíneos y el accidente cerebrovascular. De hecho, pueden reducir sus chances de un accidente cerebrovascular entre un 50% a un 70%. Sin embargo, también pueden aumentar sus probabilidades de sangrado, de manera tal que debería tener que reducir sus actividades que pudieran causarle heridas.

Algunos medicamentos y vitaminas cambian la forma en que los anticoagulantes funcionan en su cuerpo, de manera que tendrá que ver a su médico para que le haga un análisis de sangre todos los meses para asegurarse de que su medicamento esté funcionando y de que le estén dando la dosis adecuada.

Betabloqueantes/betabloqueadores 

Los betabloqueantes no arreglan el ritmo cardíaco anormal, pero pueden ayudarlo a sentirse mejor mediante la reducción de su frecuencia cardíaca, de manera tal que su corazón pueda bombear mejor. 

Bloqueadores de los canales de calcio

Los bloqueadores de los canales de calcio relajan los vasos sanguíneos en su corazón y disminuyen su frecuencia cardíaca.

Digoxin

El digoxin actúa sobre el sistema eléctrico de su corazón para enlentecer la frecuencia que da la señal para el movimiento desde las aurículas hacia los ventrículos.  

Bloqueadores de canales

La forma más fácil de tratar la fibrilación auricular es con la utilización de medicamentos que controlan el ritmo cardíaco, reduciendo la velocidad de las señales eléctricas que viajan a través de su corazón. Este tipo de tratamiento se denomina cardioversión con drogas, o cardioversión química. Estos medicamentos (bloqueadores de los canales de sodio y potasio) disminuyen las señales eléctricas para poner a su corazón en lo que se denomina un ritmo sinusal normal. Los bloqueadores de los canales de sodio disminuyen la capacidad de su corazón para conducir la electricidad, mientras que los bloqueadores de los canales de potasio disminuyen la velocidad de las señales eléctricas que causan la FA.

Su médico observará su ritmo cardíaco durante el tratamiento para ver cuán bien está funcionando el medicamento, de manera que es probable que reciba este tipo de tratamiento en un hospital o en el consultorio de su médico.

Ablación por catéter

La ablación por catéter es una forma no quirúrgica de tratamiento de la FA que funciona mediante la creación de tejido cicatrizal en su corazón para interrumpir señales eléctricas defectuosas. El médico inserta un tubo largo, flexible y delgado hacia el interior de un vaso sanguíneo a través de su ingle, hombro, o cuello. Utilizando el ultrasonido, guía el catéter hacia el interior de su corazón. Se utiliza el extremo del catéter para aplicar calor o frío extremo en ciertas partes de su músculo cardíaco, creando cicatrices muy pequeñas que interrumpen o eliminan las señales eléctricas erráticas de su corazón. 

Algunas personas dejan el hospital el mismo día, o podrían tener que pasar lo noche en el hospital luego de la ablación.

Procedimiento de maze

Los tipos de cirugía de maze incluyen:

Procedimiento de maze a corazón abierto: Si usted tiene FA y necesita otra cirugía de corazón, tal como una cirugía de baipás de la arteria coronaria o la reparación de una válvula del corazón, su cirujano podría realizar un procedimiento de maze durante la cirugía a corazón abierto. Este es el tipo más común de procedimiento de maze. El cirujano crea un camino (o maze) de tejido cicatrizal en las cámaras superiores de su corazón utilizando un bisturí o un aparato de ablación. Las cicatrices marcan un camino que la electricidad pueda seguir en su corazón, haciendo que el latido de su corazón vuelva a la normalidad.

Cirugía de maze mínimamente invasiva: También conocido como “mini maze”, es un procedimiento que le permite al cirujano corregir la irregularidad eléctrica en las cámaras superiores de su corazón sin realizar una cirugía a corazón abierto. El cirujano llega a su corazón a través de pequeñas incisiones llamadas «agujeros de entrada». Utilizando una cámara de video muy pequeña para ayudar a ver el interior de su corazón, el cirujano utilizará calor o frío extremo para formar tejido cicatrizal en su corazón. El tejido cicatrizal evita que los impulsos eléctricos anormales afecten el resto del corazón. Con el procedimiento maze mínimamente invasivo, usted podría experimentar menos complicaciones y una hospitalización más corta que la que tendría con una cirugía tradicional abierta. 

Marcapasos

Si usted tiene FA con un latido del corazón lento, su médico podría sugerir la colocación de un marcapasos en su pecho. Un marcapasos es un pequeño aparato que monitorea el latido de su corazón y envía señales para estimular su corazón cuando está latiendo muy lentamente.

El aparato consiste de una pequeña caja (generador) que contiene una batería y una computadora muy pequeña. Estos cables denominados derivaciones conectan el marcapasos con el corazón. Los impulsos fluyen a través de las derivaciones para mantener su corazón en ritmo.

La colocación de un marcapasos es un procedimiento menor. Su médico le insertará una aguja adentro de una vena grande cerca de su hombro, guiando las derivaciones hacia su corazón. Luego se inserta el marcapasos hacia adentro de su pecho a través de un pequeño corte. Una vez que está en su lugar, su médico lo evaluará para asegurarse de que funcione.

La vida con FA

La vida con FA

La vida con FA tiene sus retos, pero con el tratamiento adecuado y algunos cambios en el estilo de vida, puede vivir una vida normal y activa. Es importante reconocer, no obstante, que vivir con FA puede afectar muchos aspectos diferentes de su vida, incluyendo su histamina, sus relaciones, y su salud emocional. El tener un rol activo en sus cuidados médicos lo puede ayudar a sentirse mejor y a tener las cosas bajo control.

Un estilo de vida saludable es especialmente importante si usted tiene FA. Debería prestar particular atención a comer una dieta balanceada y buena para el corazón que sea baja en grasas y sal, mientras también se limita la ingesta de alcohol y otros estimulantes tales como café o té fuertes y bebidas a base de cafeína. Si fuma, debe dejar de fumar. La nicotina puede empeorar la FA. El fumar también daña sus vasos sanguíneos y aumenta sus posibilidades de enfermedad cardíaca y ataque al corazón. 

El mover su cuerpo también puede marcar una diferencia. Ejercicios livianos a moderados, tales como caminar, nadar, andar en bicicleta, son buenas opciones, pero hable con su equipo de cuidados médicos sobre qué tipo de rutina de ejercicios es mejor para usted. Mantenerse activo lo ayudará a controlar su peso, a mejorar su sueño, y hacer que su corazón sea más fuerte. Además, el ejercitar podría ayudar a minimizar las preocupaciones y la ansiedad, que pueden empeorar la FA debido a las frecuencias cardíacas más altas. Si siente que su estrés es avasallante, pídale ayuda a su médico, a sus familiares, y a sus amigos. También podría considerar el participar en un grupo de ayuda para FA o hablar con un consejero profesional.