Preparándose para la cirugía de corazón de su niño: La vida en la sala de ICU (terapia intensiva) cardíaca

Resumen general

Por Jennifer S. Nelson, MD, MS

November 11, 2019

Artículo


Cuando su niño se encuentra en la sala/unidad de terapia intensiva cardíaca (CICU, por sus siglas en inglés), muchos profesionales de la salud estarán involucrados, tanto antes como después de la cirugía. Trabajarán en equipo para atender las necesidades específicas de su niño. Debido a que el ver tantas caras diferentes puede ser abrumador, este artículo le dará una idea sobre la vida en la CICU y sobre los miembros del equipo involucrados en el plan de cuidados de su niño.  

¿Qué sucederá si mi niño es internado en la CICU antes de la cirugía?

Se le dará a su niño una cama, cuna o cobija adecuada para su tamaño y edad. Un enfermero colocará parches adhesivos en el pecho de su niño para el monitor de un electrocardiograma (EKG) y luego medirá la presión arterial de su niño. Al igual que lo que sucede en el consultorio del pediatra, se tomarán otros signos vitales tales como el nivel de saturación de oxígeno. Para obtener la medición con el pulsioxímetro (“pulse-ox”), se colocará un parche adhesivo en la mano, pie, dedos de la mano, dedos del pie o, probablemente, en la oreja de su niño. Estos parches adhesivos no lastiman, y la información proveniente de los cables unidos a estos parches adhesivos aparecerá en una pantalla que se encontrará en la sala de su niño. Estos monitores permanecerán en su lugar hasta que su niño esté listo para volver a la casa. 

También vendrá a ver a su niño un médico o un enfermero especializado de la CICU. Él, o ella, le hará preguntas sobre la historia médica y los síntomas de su niño, sobre operaciones y/o procedimientos anteriores y sobre si usted tiene alguna anotación o cuaderno con notas respecto a la salud que quisiera compartir. Luego, el equipo de cuidados médicos examinará a su niño escuchando su corazón y pulmones, tomando el pulso en los brazos, piernas y pies, y evaluando suavemente el abdomen. 

Generalmente, se realiza una ecocardiografía (una prueba que utiliza el ultrasonido para crear imágenes del corazón) o una radiografía luego de que su niño haya sido admitido en el hospital. Un técnico traerá una máquina portátil a la habitación y llevará a cabo la toma de imágenes. Esta prueba no dañará a su niño, a pesar de que muchos niños tienen dificultad para permanecer inmóviles. Se podrían utilizar mantas tibias, películas, juguetes y otras técnicas de distracción para ayudar a que su niño se sienta más cómodo.

El enfermero podría iniciar una IV para su niño, si es que aún no tiene uno. Dependiendo de las circunstancias, se utilizan técnicas especiales, medicamentos anestésicos locales y, ocasionalmente, sedación moderada para iniciar la IV. Esta IV se utilizará para medicinas y líquidos, y para obtener una muestra de sangre para los análisis iniciales de laboratorio. El equipo de cuidados médicos tratará de minimizar el uso de agujas en los niños siempre que sea posible. Se utilizará un hisopo nasal para evaluar la presencia de ciertas bacterias, situación que podría cambiar el antibiótico que se utilice antes y durante la cirugía de su niño.

Además del médico o del enfermero especializado de la CICU, probablemente tendrá la oportunidad de conocer al cardiólogo y al cirujano cardíaco de su niño. En muchos casos, las pruebas tendrán que ser evaluadas por todo el equipo médico cardíaco antes de que se pueda crear un plan quirúrgico. El cirujano cardíaco le mostrará dibujos del corazón de su niño y le explicará la operación planeada y las expectativas. Usted revisará los riesgos y beneficios de la operación y firmará un formulario de permiso para la cirugía. ¡Las preguntas relacionadas con los cuidados de su niño son bienvenidas! 

¿Adónde esperaré? ¿Puedo dormir aquí?

En general, los padres y cuidadores se pueden quedar, y se los incentiva a que se queden con sus niños en la CICU. La cantidad de visitas y hermanos que se pueden quedar en la habitación diferirá según el hospital, la época del año (tal como la temporada de la gripe) y la edad de los visitantes. Ofrecemos sofá cama, ropa de cama y servicios de lavandería para los padres y cuidadores que quieran quedarse a pasar la noche. Debido a que la sala de un hospital no es necesariamente el lugar más tranquilo para los padres y hermanos, se le recomienda a los familiares que tengan otra opción. En muchas instituciones existe una Casa Ronald McDonald que está conectada al hospital de niños y que podría ser una opción conveniente y cómoda para alojarse. 

¿Puedo amamantar a mi niño en el hospital?

El amamantamiento antes y después de la cirugía para cardiopatía congénita se recomienda siempre y cuando sea seguro para su niño. Algunos niños tienen razones médicas por las cuales no deben ser alimentados por la boca antes o luego de una cirugía de corazón. En algunas situaciones, podría ser preferible extraer la leche del seno y alimentar a su bebé con un biberón, de manera tal que los médicos y el nutricionista cardíaco puedan medir cuidadosamente la cantidad de leche que su bebé toma o aumentar la cantidad de calorías que su bebé recibe. El objetivo de su equipo de CICU es brindar cuidados centrados en la familia, que tengan en cuenta en la medida de lo posible sus preferencias.

¿Qué sucede si vuelvo a casa y se presenta una emergencia?

Debido a que no es posible o razonable quedarse en la sala del hospital de su niño las 24 horas del día todos los días, su equipo de cuidados médicos le pedirá números de teléfonos que puedan ser utilizados cuando sea necesario contactarla. Estos números estarán escritos en el pizarrón que se encuentra en la sala de su niño y estarán incluidos en su archivo médico electrónico. 

A pesar de que es raro, las emergencias a veces ocurren y serán manejadas como un trabajo en equipo en la CICU; se harán todos los esfuerzos necesarios para contactarla en caso de emergencia. Por favor, esté segura de que cuidaremos a su niño incluso cuando usted no esté presente. 

¿Cuánto tiempo tendré que permanecer en el hospital?

En mi hospital, los niños permanecen en la CICU desde la admisión en el hospital hasta la recuperación y el alta del hospital. Esto ayuda a que los padres, los cuidadores y los pacientes puedan conocer al equipo y recibir cuidados especializados consistentes. 

El tiempo total que su niño pasará en el hospital dependerá de cómo se encuentre. Algunos niños tienen problemas del corazón que pueden ser reparados con una sola operación y pueden volver a su casa en 3 o 5 días. Otros tienen defectos del corazón complejos que podrían requerir de semanas en el hospital. Para los recién nacidos, el tiempo que pasan en el hospital generalmente está relacionado con el aprendizaje de cómo alimentarlos por la boca. Un patólogo del habla se encuentra disponible, según sea necesario, para ayudar con consejos y estrategias sobre alimentación. 

Para los padres y las familias de los niños que permanecen en el hospital por más de una o dos semanas, a menudo organizamos reuniones regulares con los familiares. Estas reuniones brindan una oportunidad cara a cara para que los padres conozcan a varios de los proveedores de cuidados, incluyendo trabajadores sociales y médicos consultores (tales como médico del riñón), y discutan los planes de cuidados y objetivos. Como miembro vital del equipo de cuidados de su niño, también la incentivamos a usted para que participe en las visitas médicas diarias y para que comparta sus ideas y comentarios.

Sabemos que el hecho de que su niño sea sometido a una cirugía para cardiopatía congénita es muy estresante para toda la familia. Puede ser abrumador, pero el saber qué esperar ha ayudado a muchos padres a prepararse para el aspecto emocional del camino que queda por delante. El objetivo del equipo cardíaco es incluirla a usted como un miembro del equipo en los cuidados de su niño y brindarle ayuda y recursos de forma individualizada a lo largo del camino.

Lea más sobre Antes, Durante, y Después de la cirugía para cardiopatía congénita.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no necesariamente reflejan el punto de vista de la Sociedad de Cirujanos Torácicos.