¿Cuál es la diferencia entre un cardiólogo y un cirujano cardíaco? ¿No son ambos médicos del corazón?

Resumen general

Por V. Seenu Reddy, MD, MBA, FACS

Artículo

Casi todos mis encuentros con pacientes nuevos comienzan con la historia del paciente y un examen físico. Aquí es cuando aprendo sobre el problema que los ha traído a verme y sobre cuáles son los síntomas que están experimentando. A menudo durante estas visitas, los pacientes me dicen que el Dr. X les hizo su última cirugía de corazón. Cuando les pregunto qué tipo de cirugía de corazón tuvieron, me explican que les pusieron stents. Entonces le explico cuidadosamente a mis pacientes que lo que les han hecho fue un procedimiento de stent coronario y que el Dr. X es un cardiólogo, y que yo soy un cirujano cardíaco. Algunas veces, me miran confundidos con respecto a esta diferencia. Aquí va una aclaración.

Los cardiólogos son especialistas en enfermedades cardiovasculares y pueden tratar condiciones que van desde una hipertensión severa hasta el colesterol elevado y los problemas del ritmo del corazón. También pueden realizar procedimientos que ayudan a diagnosticar y tratar muchas condiciones cardíacas. Por ejemplo, los cardiólogos pueden realizar pruebas de estrés para descubrir enfermedades coronarias, hacerle electrocardiogramas para diagnosticar agujeros en el corazón o problemas con las válvulas del corazón, y ordenar el monitoreo del corazón para descubrir problemas del ritmo, tales como la fibrilación auricular. Además, los cardiólogos especializados pueden realizar procedimientos para tratar estos problemas específicos. Los cardiólogos de intervención pueden colocar stents en arterias tapadas, cerrar pequeños agujeros en el corazón, y colocar aparatos especializados en el corazón. Otros cardiólogos pueden realizar procedimientos para tratar problemas del ritmo tales como procedimientos de ablación para la fibrilación auricular o implantar marcapasos o desfibriladores para tratar problemas más serios del ritmo del corazón.

Los médicos que se especializan en el campo de la cardiología generalmente comienzan sus entrenamientos en medicina general interna después de graduarse de la escuela de medicina. El entrenamiento de medicina interna consiste en tres años de instrucción acerca de los sistemas generales del cuerpo: gastrointestinal, pulmonar, neurológico y cardiovascular. Luego de completar este entrenamiento, se requieren otros 4-6 años para ser un cardiólogo, con la posibilidad de un año adicional si el objetivo es un área altamente especializada de la cardiología. Todo este entrenamiento resulta en un médico que puede diagnosticar y tratar los problemas cardiovasculares de los pacientes en situaciones inmediatas y a largo plazo, a menudo por el resto de sus vidas (en conjunto con sus médicos clínicos).

Los cirujanos cardíacos tienen un entrenamiento muy diferente. Una vez que se gradúan de la escuela de medicina, los cirujanos empiezan una residencia quirúrgica que dura desde 5 a 7 años. A continuación de esta residencia en cirugía general (al igual que el entrenamiento en medicina interna general de los cardiólogos), el cirujano cardíaco pasa 2-4 años adicionales entrenándose en el área de cirugía cardíaca. Un cirujano cardiotorácico “general” aprende a operar los órganos del tórax y del abdomen superior. Trabajan en el esófago, los pulmones, el corazón, sus vasos y válvulas, y en los vasos sanguíneos principales del tórax tales como la aorta y la arteria pulmonar. Estos cirujanos pueden elegir especializarse aún más como cirujanos cardíacos y limitar su práctica a las arterias y válvulas del corazón. Los cirujanos cardiotorácicos generalmente realizan sus procedimientos a través de incisiones que les permiten trabajar adentro del tórax, ya sea dividiendo el esternón o trabajando entre las costillas. El cuidado que proveen a sus pacientes involucra aconsejarlos antes de la cirugía, realizar la cirugía en la sala operaciones, y cuidar a los pacientes durante la recuperación y rehabilitación.

El procedimiento típico que realiza el cardiólogo difiere de aquellos que realizan los cirujanos del corazón. Sin embargo, existen algunos procedimientos que podrían ser realizados por ambos, cardiólogos y cirujanos cardiotorácicos, tales como la implantación de marcapasos. Además, los procedimientos como el reemplazo mediante transcatéter de la válvula aórtica (TAVR) generalmente son realizados por los cardiólogos junto con los cirujanos del corazón. Otros procedimientos son únicos de cada especialidad, como ser:

  • La colocación de stents en las arterias del corazón y la realización de pruebas de diagnóstico invasivas tales como la ecocardiografía transesofágica (TEE), realizada por cardiólogos
  • La cirugía de injerto de derivación de la arteria coronaria (CABG, por sus siglas en inglés), realizada por cirujanos cardiotorácicos  

La otra gran diferencia es que mientras el cirujano cardiotorácico puede realizar reparaciones complejas en el corazón y sus estructuras asociadas, generalmente limitan su tiempo de tratamiento del paciente al tiempo que lleva la cirugía y la recuperación. Los cardiólogos generalmente hacen el seguimiento de sus pacientes por períodos de tiempo mucho más largos, a menudo en conjunto con un médico clínico para ayudar a monitorear y tratar condiciones cardiovasculares a largo plazo.

Al final, los pacientes se benefician de tener ambos especialistas disponibles para ayudar a determinar los tratamientos y las tecnologías relacionadas con la complejidad continuamente creciente de las enfermedades vasculares.

Para más información, ver el video “¿Qué es un cirujano cardiotorácico?”.

 

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no necesariamente reflejan el punto de vista de La Sociedad de Cirujanos Torácicos.