Tronco arterial común

Resumen general

El tronco arterial común, a veces denominado “tronco común”, es un defecto congénito (presente al nacer) del corazón en el que solamente una válvula común sale del corazón (la válvula troncal), en vez de dos válvulas (la válvula aórtica y la válvula troncal). Puede ocurrir por sí sola, o ser parte de ciertas anomalías genéticas.

En el tronco arterial común, generalmente se encuentra un agujero entre los dos ventrículos (comunicación interventricular), que hace que se mezclen la sangre pobre en oxígeno (azul) con la sangre rica en oxígeno (roja). Como resultado, hay mucha sangre yendo a los pulmones, y el corazón trabaja más duro bombeando sangre al resto del cuerpo.

En esta enfermedad, la válvula troncal generalmente es anormal. Puede estar engrosada o angostada, lo que puede bloquear la sangre que sale del corazón, o puede tener una pérdida, que hace que la sangre que sale del corazón se fugue de vuelta hacia adentro del corazón a través de la válvula.

Según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), el tronco arterial común ocurre en menos de uno de cada 10.000 nacimientos, lo que significa que alrededor de 300 bebés nacen con el tronco arterial común cada año en los Estados Unidos. 

Causas del tronco arterial común

Causas del tronco arterial común

Al igual que con muchos defectos congénitos del corazón, la causa del tronco arterial común se desconoce. Es el resultado de problemas que ocurrieron cuando su bebé aún se estaba desarrollando en el útero o matriz. 

La formación del corazón durante el crecimiento fetal es un proceso muy complejo. En las etapas tempranas del desarrollo, todos los fetos tienen un único gran vaso que sale del corazón; sin embargo, durante el desarrollo normal, el gran vaso único se divide en dos partes más pequeñas: una parte se transforma en la porción baja de la aorta, y la otra parte se transforma en la porción baja de la arteria pulmonar. 

El tronco arterial común ocurre cuando el único gran vaso no termina nunca de dividirse en dos vasos separados, y la pared que separa los dos ventrículos nunca se cierra completamente, lo que resulta en un gran agujero entre las dos cámaras (comunicación interventricular).

Síntomas del tronco arterial común

Síntomas del tronco arterial común

Un bebé con tronco arterial común generalmente comienza a mostrar signos del defecto durante la primera semana de vida. Sus niveles de oxígeno generalmente son levemente más bajos que lo normal, lo que puede hacer que la piel de su bebé tenga un color azulado-violáceo (cianosis), especialmente alrededor de la boca y la nariz. Los signos y síntomas pueden aumentar cuando su bebé está comiendo.

Otros síntomas incluyen: 

  • Retraso en el crecimiento o falta de crecimiento 
  • Fatiga
  • Aletargamiento
  • Alimentación precaria
  • Respiración acelerada (taquipnea)
  • Falta de aliento (disnea)
  • Ensanchamiento de las puntas de los dedos (hipocratismo digital)
Opciones de diagnóstico y tratamiento

Opciones de diagnóstico y tratamiento

En la mayoría de los casos esta prueba sola proporcionará suficiente evidencia para recomendar el tratamiento; pero, en raras ocasiones su bebé podría ser sometido a un cateterismo cardíaco para un análisis más detallado. 

Otras pruebas que su doctor podría ordenar para confirmar un diagnóstico incluyen la radiografía de pecho, el electrocardiograma (ECG), o la resonancia magnética (RMN).

Imagen ecocardiograma transtorácico bidimensional apical de las cuatro cámaras mostrando el tronco arterial tipo 1

Para más información sobre estas pruebas, visite nuestra página sobre pruebas comunes.

La cirugía es el único tratamiento para el tronco arterial común, que generalmente se hace antes de los 3 meses de edad.

Asegúrese de hablar con el doctor de su bebé acerca de lo que debe esperar que suceda durante y después de la cirugía. Puede imprimir estas preguntas de ejemplo para usarlas como una guía para la conversación con el doctor.

Cirugía

Durante el procedimiento, un cirujano cardiotorácico creará una arteria pulmonar usando tejido de otra parte del cuerpo o usando un tubo prostético. Por lo general, el vaso troncal existente se hace dentro de la aorta, y el orificio entre los dos ventrículos se cierra, probablemente con un parche. 

Podría ser necesario hacer múltiples cirugías, porque el material usado para hacer la arteria pulmonar no crecerá a medida que su niño crezca. 

Recuperación

Recuperación

Una internación típica en el hospital luego de la cirugía es de 4 a 5 días, si no se presentan problemas. Si su niño necesita reparación en las primeras semanas de vida, la internación en el hospital será más prolongada. Luego de la reparación, la mayoría de los niños viven una vida sana y productiva.

Paciente recuperándose de la cirugía

Algunos niños podrían tener restricciones para ciertos ejercicios y actividades, pero hable con su doctor para saber qué es lo que se recomienda para su niño.

Podría ser necesario que su niño tome antibióticos durante los procedimientos dentales para prevenir infecciones que podrían causar la inflamación del corazón (endocarditis). Casi siempre se recomiendan antibióticos preventivos para las personas que tienen válvulas artificiales o que han sido reparados con una material prostético. 

Posibles complicaciones que aparecen a lo largo de la vida incluyen la insuficiencia cardíaca y la presión sanguínea alta en los pulmones (hipertensión pulmonar).


Revisado por:: Lauren C. Kane, MD and Ram Subramanyan, MD, PhD
Julio 2015