Antes de la cirugía para cardiopatías congénitas

Resumen general

Una vez que se haya recomendado una cirugía de corazón para su hijo/hija, usted tendrá una consulta con un cirujano cardiotorácico que le explicará la operación y lo que se hará para ayudar a su niño/a.

Tendrá que completar unos formularios que establecen su consentimiento informado para la cirugía. Por lo general, también se establecerá un “día de preparación preoperatorio” para su niño. Si tiene preguntas sobre cualquier cosa referida a la condición u operación de su niño, asegúrese de preguntar y de haber entendido las respuestas.

Los médicos y otros proveedores de servicios médicos entienden que usted podría no tener conocimientos médicos, y están dispuestos a explicar las cosas de forma que las pueda entender. Cuando se trata de la salud de su niño, no hay ninguna pregunta que parezca estúpida. Si le surgen preguntas luego de la consulta con un médico, escríbalas de manera que pueda llamar o acordarse de preguntárselas a los médicos en otro momento.

Pruebas pre-operación

Pruebas pre-operación

Antes de la operación (generalmente el día anterior), se le harán a su hijo/hija una serie de pruebas. Estas pruebas podrían incluir:

  • Un breve examen físico: le convendría tener una copia de la historia clínica actualizada, si es que han habido cambios en la historia clínica de su niño.
  • Análisis de sangre: deben hacerse unos pocos días antes de la cirugía para asegurar que los resultados estén lo más actualizados posible. El análisis de sangre ayudará a determinar si el hígado y los riñones de su niño están trabajando adecuadamente, y también ayudará a encontrar un donante de sangre compatible, en el caso de que su niño llegara a necesitar una transfusión sanguínea.
  • Radiografías del tórax: esta prueba sirve como una “línea de base pre-operación” para determinar el tamaño y forma del corazón y los pulmones de su niño.
  • Electrocardiograma (ECG o EKG, por sus siglas en inglés): una prueba simple que muestra la frecuencia y regularidad del ritmo cardíaco de su niño.

Para más información sobre estas pruebas, visite nuestra página sobre pruebas comunes de diagnóstico.

Durante el día de preparación preoperatorio, el personal médico le explicará lo que sucederá durante la estadía en el hospital. También contestarán cualquier pregunta que pudiera tener. Algunos hospitales tienen especialistas en desarrollo de los niños que están disponibles para explicar los procedimientos asociados con una cirugía, según las necesidades y/o edad de su niño. Estos especialistas también podrían ayudar con la preparación durante el día de la cirugía.

Para ese entonces, probablemente le hayan dicho a qué hora deberá estar en el hospital para la cirugía; algunas instituciones llaman por la tarde del día anterior a la cirugía para informar sobre el horario de la cirugía.

Algunos hospitales ofrecen visitas guiadas de la sala de terapia intensiva (ICU, por sus siglas en inglés) y de las salas del hospital a las cuales su hijo/hija irá a recuperarse luego de la cirugía. Se recomienda que usted y su niño se familiaricen con el hospital, sus alrededores y sus recursos, para poder sentirse más a gusto con el ambiente del hospital. A pesar de que los hospitales a veces parecen dar miedo, tanto a los padres como los niños, tenga en cuenta que existen simplemente para poder ayudarlo a usted.

Planeando la cirugía

Planeando la cirugía

Si su niño se enferma de cualquier forma durante la semana anterior a la cirugía, por favor llévelo al pediatra y llame a la oficina de su cirujano. Si la operación no es una emergencia y su niño tiene una infección viral, es mejor posponer la cirugía para evitar infecciones y otras complicaciones durante el período posoperatorio.  

Antes de la cirugía, es esencial que notifique a su cirujano cardiotorácico sobre todos los medicamentos o suplementos de hierbas que su hijo/hija esté tomando, especialmente si está tomando agentes desespesadores de la sangre (anticoagulantes). Esto puede llevar a un sangrado excesivo durante y luego de la cirugía y, generalmente hay que dejar de tomarlos antes del día estipulado para la operación.

Estos medicamentos y suplementos incluyen, pero no se limitan a:

  • Anticoagulantes: Warfarin (Coumadin)
  • Medicamentos antiinflamatorios noesteroideos (AINSs): Aspirina
  • Agentes antiarrítmicos: Digoxina (Lanoxin)
  • Betabloqueantes: Propranolol, Inderal
  • Inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (IECA): Enalapril, Captopril, Lisinopril
  • Medicamentos de inhalación

Si usted tiene cualquier pregunta sobre medicamentos, por favor llame al consultorio u oficina del cirujano, o pregunte durante el día de preparación preoperatorio del niño.

La noche anterior a la cirugía

La noche anterior a la cirugía

Cada institución tendrá diferentes procedimientos para la noche anterior a la cirugía. En general, se puede esperar lo siguiente:

  1. Se deberá vaciar el estómago de su niño antes de la operación. El enfermero le dirá cuando su hijo/hija debe dejar de comer o beber. Por favor lea la sección sobre medicamentos para información sobre cuáles son los medicamentos que debe dejar de darle a su niño antes de la cirugía.
  2. Bañe a su niño a la noche, lavando exhaustivamente el pecho y las áreas laterales durante cinco minutos. Su cirujano podría especificar exactamente qué utilizar; en caso contrario, utilice un jabón antibacteriano como el jabón líquido de la marca Dial..
  3. Es importante que su niño se sienta lo más cómodo posible durante la hospitalización. Empaque uno o dos objetos «preferidos» de su hijo/hija, tales como su juguete o frazada favorita. Otros ítems que podrían servir de ayuda incluyen un pequeño libro, la música favorita de su niño con reproductor de música y auriculares, o fotografías. Le convendría incluir cosas que sean parte de la rutina diaria de su hijo, tales como anteojos, cepillo de dientes y pasta dental, y tarea de la escuela.
  4. Luego de que su niño se sienta mejor en la ICU, o cuando lo transfieran a una sala de transición, podría querer ponerse el pijama que usa en la casa. Asegúrese de ponerle a todos los objetos el nombre de su niño.

 

Revisado por Lauren G. Kane, MD y Pam Faire, CPNP
November 2016