Cáncer de pulmón

Resumen general

El cáncer de pulmón ocurre principalmente en las personas de edad avanzada. Dos de cada tres personas diagnosticadas con cáncer de pulmón tiene 65 o más de 65 años de edad; la edad promedio al momento del diagnóstico es 70 años. La mayoría de las personas diagnosticadas con cáncer de pulmón son fumadores/as o exfumadores/as; sin embargo, personas que nunca han fumado también podrían ser diagnosticadas con cáncer de pulmón.

El cáncer es un crecimiento anormal de las células (los ladrillos que construyen los tejidos y órganos en su cuerpo). Generalmente las células viejas o dañadas se mueren y son reemplazadas por células nuevas. Pero algunas veces, el proceso no funciona y una única célula comienza a crecer descontroladamente hasta que se vuelve una masa de tejido llamada tumor.

Algunas veces, los tumores no son cancerosos (benignos) y no representan una amenaza para la vida; otras veces, los tumores son cancerosos (malignos) y pueden invadir los tejidos aledaños o desparramarse hacia otras áreas del cuerpo.

La Sociedad Americana del Cáncer (ACS, por sus siglas en inglés) estima que en el 2015 se diagnosticarán más de 221.000 nuevos casos de cáncer de pulmón y más de 158.000 pacientes morirán de cáncer de pulmón. El cáncer de pulmón representa el 27% de todos las muertes por cáncer y es, por lejos, la causa más importante de muerte por cáncer en hombres y mujeres. Cada año, se mueren más personas de cáncer de pulmón que de los cánceres de colon, seno, y próstata combinados.

See an interactive, 3D simulation of the lungs.*

*Se recomienda el uso de Chrome o Firefox para ver el modelo. Algunas de las funciones no están disponibles en Internet Explorer.
Tipos de cáncer de pulmón

Tipos de cáncer de pulmón

Existen tres tipos principales de cáncer de pulmón: el cáncer de pulmón de células no pequeñas (NSCLC, por sus siglas en inglés), el cáncer de pulmón de células pequeñas (SCLC, por sus siglas en inglés), y los tumores carcinoides de pulmón.

Cáncer de pulmón de células no pequeñas (NSCLC)
El tipo más común de cáncer de pulmón es el NSCLC, que representa alrededor del 83% de los cánceres de pulmón. Se lo denomina cáncer de pulmón de células no pequeñas porque, bajo el microscopio, las células se ven más grandes que las del cáncer de pulmón de células pequeñas. A pesar de que existen varios tipos de NSCLC, los dos tipos más comunes son el adenocarcinoma y el carcinoma de células escamosas.

Cáncer de pulmón de células pequeñas (SCLC)
Alrededor del 13% de los cánceres de pulmón son SCNC, denominados en función del tamaño de las células cancerosas cuando se las observa bajo el microscopio. Este tipo de cáncer es menos común que el cáncer de células no pequeñas y se lo diagnostica casi exclusivamente en los/as fumadores/as empedernidos/as. Generalmente se lo trata con quimioterapia y radiación; sin embargo, la cirugía podría ser una opción en el caso de tumores pequeños que no se hayan desparramado hacia los ganglios linfáticos.

El SCLC generalmente comienza en los bronquios (las vías aéreas del pulmón), cerca del centro del pecho. Tiende a diseminarse rápidamente hacia los ganglios linfáticos y otras áreas del cuerpo.

Tumores carcinoides del pulmón
Los tumores carcinoides del pulmón representan menos del 5% de los tumores del pulmón. Están formados por un tipo especial de células, denominadas células neuroendocrinas, que ayudan a regular la respiración de su cuerpo. La mayoría son tumores de crecimiento lento y generalmente se pueden curar con cirugía.

Cánceres que se han diseminado hacia los pulmones
Los cánceres que comienzan en otros órganos del cuerpo (como el colon o los riñones) a veces se pueden diseminar (formar metástasis) hacia los pulmones, pero no son cánceres de pulmón. Por ejemplo, un cáncer que comienza en el colon y se disemina hacia los pulmones sigue siendo un cáncer de colon; simplemente se ha diseminado hacia los pulmones. El tratamiento para el cáncer de pulmón metastásico está basado en el lugar en el que se inició (el sitio primario del cáncer), la afección de otras partes del cuerpo (tales como el hígado o el cerebro), y el tamaño, número, y ubicación de los nódulos. Los tumores metastásicos de ciertos cánceres, como el cáncer de colon y el cáncer del riñón, pueden ser contenidos en los pulmones y su extirpación puede mejorar los resultados finales; sin embargo, otros cánceres tienden a desparramarse ampliamente a través del cuerpo y deben ser tratados con quimioterapia en vez de cirugía.

Causas y síntomas del cáncer de pulmón

Causas y síntomas del cáncer de pulmón

El fumar, en el presente o el pasado, es el factor de riesgo más importante para el cáncer de pulmón. El consumo de cigarros y el uso de pipas tienen casi la misma probabilidad de causar cáncer de pulmón que el consumo de cigarrillos.

Se cree que el fumar es causante de al menos 8 de cada 10 muertes por cáncer de pulmón , según la Sociedad Americana del Cáncer.

Los fumadores tienen una probabilidad 25 veces más elevada que los no fumadores de tener cáncer de pulmón, y cuanto más tiempo y paquetes por día fume, mayor será su riesgo. Se encuentra en riesgo, incluso si fuma cigarrillos “suaves” (de bajo alquitrán).

La exposición al humo del cigarrillo de segunda mano aumenta su riesgo de desarrollar cáncer de pulmón, como así también lo hacen las toxinas del ambiente tales como el arsénico, los gases de la combustión del diésel, los asbestos, el berilio, la sílice, y el radón.

Algunas personas podrían tener una predisposición al cáncer, y una historia familiar de cáncer de pulmón puede aumentar su riesgo, pero se desconocen los detalles específicos. Asegúrese de dejarle saber a su médico si usted tiene un padre, hermano/a, o hijo/a con cáncer de pulmón, porque usted podría tener un riesgo elevado de desarrollar la enfermedad.

Si usted ha sido diagnosticado/a con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC o COPD, por sus siglas en inglés) o enfisema, también tiene un riesgo alto de desarrollar cáncer de pulmón.

Vea más información sobre la EPOC 

Síntomas comunes del cáncer de pulmón incluyen tos persistente, dolor de pecho, tos con moco o esputo con sangre, cambios en la voz, falta de aliento que empeora, y neumonía o bronquitis recurrente, aunque la mayoría de los pacientes con cáncer de pulmón no presentan ningún síntoma.

Si usted cree que tiene alguno de los signos o síntomas enumerados más arriba, o cualquier otro síntoma que le cause preocupación, pida una consulta con su médico clínico o de cabecera. Si su médico sospecha que usted tiene cáncer de pulmón, lo derivarán a un especialista que pueda hacer pruebas adicionales para determinar la causa de sus síntomas.

Opciones de diagnóstico y tratamiento

Opciones de diagnóstico y tratamiento

Hoy en día, la mayoría de los cánceres se descubren durante radiologías hechas por otros motivos. Existen varios exámenes por imágenes para ayudar a confirmar o descartar el diagnóstico. Estos exámenes incluyen la radiografía de pecho, la tomografía computarizada (TC), la resonancia magnética (RMN), o la tomografía por emisión de positrones (PET, por sus siglas en inglés).

Radiografía de tórax que muestra indicios de la presencia de cáncer de pulmónRadiografía de tórax que muestra indicios de la presencia de cáncer de pulmón

Exploración por PET mostrando una masa en el lóbulo superior izquierdoExploración por PET mostrando una masa en el lóbulo superior izquierdo

Si usted presenta un alto riesgo de desarrollar cáncer de pulmón, hable con su médico sobre las pruebas de detección temprana usando TC de baja dosis.  Las personas que tienen el riesgo más alto de desarrollar cáncer de pulmón incluyen exfumadores/as, personas que han estado expuestas a altos niveles de radón, y aquellas que tienen una historia familiar de cáncer de pulmón.

Para más información sobre estas pruebas, visite nuestra página sobre pruebas comunes.

Etapas del cáncer de pulmón
Una vez que ha sido diagnosticado/a con cáncer, se realizarán estudios por imágenes tales como una TC o una PET para determinar la extensión, o etapa, del tumor. La etapa de su cáncer de pulmón lo/a ayudará a entender cuán avanzada está la enfermedad, si el cáncer se ha desparramado a otras partes del cuerpo, y qué tratamientos se deben considerar.

Un tumor en una etapa más alta significa que el cáncer está más avanzado y que se tiene un peor pronóstico.

Las etapas del SCLC difieren con respecto a las del cáncer de pulmón de células no pequeñas. Las etapas del SCLC incluyen:

  1. Limitada – El cáncer se encuentra confinado a un pulmón
  2. Extensiva – El cáncer se ha diseminado más allá de un pulmón

Si usted y su cirujano/a cardiotorácico/a deciden proceder con la cirugía, probablemente tendrá que someterse a uno de los siguientes procedimientos:

  • Lobectomía
  • Segmentectomía/extracción de una porción
  • Neumonectomía

Para las tres operaciones, el/la cirujano/a cardiotorácico/a podría hacer una incisión entre dos costillas en su espalda que requiere de un separador de costillas (toracotomía posterolateral), o una incisión sin afectar el músculo (una toracotomía que evita cortar algunos de los músculos del pecho).

Si usted está por ser sometido/a a una cirugía de cáncer de pulmón, es importante que le pregunte a su cirujano/a acerca de estas opciones para determinar cuál es la mejor para usted.

Para determinar si usted es un/a buen/a candidato/a para la cirugía, tendrá que someterse a pruebas para evaluar la función pulmonar. Dependiendo de sus síntomas y de los factores de riesgo, también se le podrían hacer pruebas cardiacas para evaluar su corazón.

Cuando el cáncer está en sus etapas más tempranas la cirugía es la opción de tratamiento estándar, y durante la misma se extrae el tumor primario como así también los ganglios linfáticos adyacentes para una estadificación precisa del cáncer de pulmón. En el caso de los pacientes con función pulmonar deficiente o con problemas importantes para respirar, la resección de porciones pequeñas del pulmón (segmentectomía) o la irradiación esterotáctica son considerados como tratamientos de segunda línea.

Puede imprimir estas preguntas de ejemplo para usarlas como una guía para la conversación con su doctor.

Lobectomy

Procedure to remove the portion of the lung (lobe) that contains the cancer and is the standard treatment for early stage lung cancers.

  • Blue section shows right middle lobe to be removed
  • Blue section shows left upper lobe to be removed
  • Puntos de acceso para una lobectomía asistida por video
  • Cicatriz de una lobectomía asistida por video

Segmentectomía/ extracción de una porción

Procedimiento para extraer solamente la parte cancerosa del lóbulo, en vez del lóbulo entero; podría ser recomendada para los tumores carcinoides, los nódulos metastásicos que se han diseminado desde otros cánceres, ciertos subtipos de NSCLC de crecimiento lento, o cuando la función de su pulmón no es adecuada para una extracción del lóbulo entero.

La segmentectomía y las resecciones de porciones también pueden llevarse a cabo utilizando técnicas mínimamente invasivas con cirujanos/as experimentados/as en cirugía toracoscópica asistida por video (VATS, por sus siglas en inglés) o cirugía robótica.

  • Resección toracoscópica en forma de cuña del lóbulo superior izquierdo
  • Luego de la resección en cuña, se engrapa el resto del pulmón

Pneumonectomy

Procedimiento para extraer el pulmón entero, y se realiza en tumores que se encuentran en el centro del pulmón, afectando el conducto principal de las vías aéreas o los vasos sanguíneos principales. Cuando es posible, los/as cirujanos/as experimentados/as en estas técnicas deberían considerar procedimientos para salvar el pulmón extirpando solamente la porción involucrada de las vías aéreas o de los vasos sanguíneos, y pegando nuevamente las estructuras normales (resección en manga); esto podría preservar un lóbulo o a veces incluso el pulmón entero dependiendo de la ubicación del tumor.

  • Imagen de un paciente luego de una neumonectomía
Recuperación

Recuperación

Al igual que con cualquier cirugía u operación, existen riesgos asociados. Las posibles complicaciones dependen de la extensión de la cirugía y de su salud en general. Las complicaciones graves pueden incluir sangrado excesivo, infecciones y neumonía.

Después de los procedimientos quirúrgicos, usted tendrá uno o dos tubos insertados en su pecho para ayudar a drenar aire y líquido hacia afuera del área. Una vez que el drenaje haya disminuido y todas las pérdidas de aire se hayan detenido, se retirarán los tubos del pecho.

Tenga en cuenta que regresará del hospital a su hogar a los 2-5 días luego de la cirugía. Mientras esté en el hospital, es importante que practique respirar profundamente y toser para mantener sus pulmones en funcionamiento. Luego de la cirugía, si sus pulmones están en buenas condiciones, usted generalmente podrá regresar a sus actividades normales luego de un período de recuperación, incluso si se ha removido un lóbulo o un pulmón entero. El tiempo total de recuperación será diferente para cada paciente, y depende de la condición de sus pulmones antes de la cirugía y de cualquier complicación que se haya presentado durante la cirugía.

Si usted ha sido diagnosticado/a previamente con una enfermedad no cancerosa del pulmón tal como un enfisema o bronquitis crónica (que son comunes entre los/as fumadores/as empedernidos/as), probablemente sentirá falta de aliento durante actividades de cierto nivel, incluso luego de la cirugía.

 

Revisado por: Rishindra Reddy, MD y Jules Lin, MD 
Marzo 2015