Coartación de la aorta

Resumen general

La coartación de la aorta es un defecto congénito del corazón (presente a nacer) que causa un estrechamiento de los vasos sanguíneos que salen del corazón. Este defecto del corazón ocurre cuando la aorta de un bebé no se forma correctamente a medida que crece y se desarrolla durante el embarazo. El daño puede variar desde moderado a grave, y podría no ser detectado hasta la adultez, dependiendo de cuán graves sean los síntomas.

La coartación de la aorta generalmente se presenta junto con otros defectos del corazón. El tratamiento generalmente es exitoso, pero se recomienda un seguimiento cuidadoso durante la infancia y a lo largo de la vida adulta. 

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los EUA estiman que 4 de cada 10.000 bebés nacen con una coartación de la aorta. 

Causas de la coartación de la aorta

Causas de la coartación de la aorta

Los defectos congénitos del corazón, tales como la coartación de la aorta, son el resultado de problemas que ocurren temprano durante el desarrollo del corazón. El defecto se forma cuando el corazón de su bebé se está desarrollando en el útero o matriz; pero, al igual que con la mayoría de los defectos congénitos del corazón, se desconoce la causa.

En raros casos, la coartación de la aorta se puede desarrollar más tarde durante la vida debido a una lesión traumática.

El endurecimiento severo de las arterias (aterosclerosis) o una condición que hace que se inflamen las arterias (artritis de Takayasu) también podrían causar el estrechamiento de la aorta, llevando a la coartación de la aorta.

La coartación de la aorta generalmente ocurre en un punto más allá de donde se bifurcan los vasos sanguíneos hacia el cuerpo. Esto generalmente causa presión arterial alta en los brazos, y presión arterial baja en las piernas y en los tobillos.

Síntomas de la coartación de la aorta

Síntomas de la coartación de la aorta

Los síntomas dependen de la seriedad de la condición. Los niños/as con estrechamiento severo de la aorta presentan, con más frecuencia, síntomas en las primeras etapas de la vida, mientras que los casos moderados podrían no ser diagnosticados hasta la adultez. Sin tratamiento, la coartación de la aorta en bebés podría llevar a insuficiencia cardíaca y muerte.

Los síntomas de la coartación severa de la aorta incluyen:

  • Piel pálida
  • Irritabilidad
  • Sudoración excesiva
  • Dificultad para respirar
  • Dificultades para comer

En algunos niños/as, las dificultades para comer pueden aumentar el riesgo de desarrollar otras condiciones que incluyen la enterocolitis necrotizante, una enfermedad intestinal grave que ocurre cuando el tejido de los intestinos delgado y grueso está lesionado o comienza a morirse. 

Si aparecen signos o síntomas más adelante en la vida, el síntoma más común es la presión arterial alta (hipertensión). Otros síntomas podrían incluir:

  • Soplo al corazón
  • Falta de aliento, especialmente durante el ejercicio
  • Dolor de cabeza
  • Debilidad muscular
  • Calambres en las piernas o pies fríos
  • Sangrado de la nariz
Opciones de diagnóstico y tratamiento

Opciones de diagnóstico y tratamiento

Durante un examen físico de rutina, un médico revisará su presión sanguínea y su pulso en los brazos y las piernas. Los síntomas que su médico podría llegar a encontrar durante este examen incluyen:  

  • Un pulso más débil en el área de la ingle o los pies que en los brazos o cuello
  • Presión sanguínea más débil en las piernas que en los brazos de su bebé
  • Un soplo al corazón con sonido áspero que se puede oír desde la espalda 

La coartación de la aorta generalmente se confirma con una ecocardiografía (eco). Ocasionalmente, se podrían ordenar otras pruebas tales como una radiografía de pecho, una tomografía computarizada (TC), un electrocardiograma (ECG), una oximetría de pulso, un cateterismo cardíaco o una resonancia magnética (RMN). 

Resultados de una angiografía mostrando la coartación de la aortaResultados de una angiografía mostrando la coartación de la aorta

Para más información sobre estas pruebas, visite nuestra página sobre pruebas comunes.

Generalmente se necesita una cirugía para reparar la aorta de su niño/a, pero los procedimientos no quirúrgicos también podrían ser una opción para algunos niños/as. La mayoría de los recién nacidos que tiene síntomas tendrán una cirugía muy pronto luego del nacimiento. Los niños/as diagnosticados cuando son más grandes también necesitarán cirugía, pero como los síntomas generalmente son menos severos, se puede tomar más tiempo para planear la cirugía.

Asegúrese de hablar con el doctor de su niño/a acerca el procedimiento que es adecuado para él o ella, y para obtener más información sobre lo que sucederá durante y después de la cirugía. Puede imprimir estas preguntas de ejemplo para usarlas como una guía para la conversación con el doctor.

Cirugía

Dependiendo de la ubicación y extensión de la coartación, el/la cirujano/a cardiotorácico/a de su niño/a podrá abordar la cirugía desde el frente del pecho (esternotomía) o desde el lado izquierdo del pecho (toracotomía). Las técnicas quirúrgicas para repara la coartación de la aorta incluyen:
• Resección con anastomosis término-terminal – Extrae el segmento estrechado de la aorta (resección) y conecta los dos extremos de la aorta (anastomosis).
• Aortoplastia con parche – Corta a través del área constreñida de la aorta y luego, para ensanchar el vaso sanguíneo, une un parche de material sintético o una porción del vaso sanguíneo que suministra sangre a su brazo izquierdo (arteria subclavia izquierda). 
• Reparación por resección e interposición de injerto – Generalmente se utiliza en niños/as y adultos con coartación - saca el segmento estrechado de la aorta (resección). Luego, agrega un tubo sintético (injerto) entre los extremos cortados de la aorta.

 

 

Intervención percutánea coronaria

La intervención percutánea coronaria (a veces denominada angioplastia con globo) también es una opción para el tratamiento del defecto en el corazón de su niño/a. Este procedimiento involucra un tubo flexible y fino (catéter) que se inserta en la arteria de su niño/a a través de la ingle y se pasa a través de los vasos sanguíneos hasta el corazón. Se coloca un globo sin inflar a través de la abertura de la aorta angostada. Cuando se infla el globo, la aorta se ensancha y la sangre fluye más fácilmente. El especialista de corazón podría decidir dejar un stent de metal en el área del estrechamiento que mantendrá la aorta abierta luego de que se desinfle el globo. 

Recuperación

Recuperación

La coartación de la aorta se puede curar con cirugía, de manera que una vez que su niño/a es sometido a una operación para corregir el defecto, él o ella puede asumir que vivirá una vida sana y normal. Un especialista del corazón continuará con el seguimiento de su niño/a.

Niña en una consulta de seguimiento

La complicación más común a largo plazo de la coartación de la aorta es la presión arterial alta. A pesar de que la presión sanguínea generalmente baja luego de que el defecto ha sido reparado, aún podría mantenerse más alta de lo normal.

La presión arterial alta podría resultar en el uso a largo plazo de medicamentos, pero asegúrese de hablar con el especialista del corazón de su niño/a sobre la necesidad de continuar con los medicamentos.  

En algunos casos, la porción de la aorta que fue reparada puede volver a estrecharse, posiblemente incluso años luego del tratamiento. Esto se puede corregir con una intervención percutánea o, a veces, con cirugías adicionales. Raramente, el segmento de la aorta que ha sido reparado se puede volver débil y abultarse (aneurisma aórtico) y, eventualmente, podría romperse.
 

Revisado por: Ram Kumar Subramanyan, MD, PhD, y Lauren Kane, MD 
Abril, 2015