Exámenes de detección temprana para el cáncer de pulmón

Resumen general

Por Douglas E. Wood, MD, FACS, FRCSEd (ad hom)

Artículo

Estamos en una nueva era de los exámenes de detección temprana para el cáncer de pulmón. Los pacientes con riesgo de padecer cáncer de pulmón tienen oportunidades similares para la detección temprana que las que han tenido pacientes con otros cánceres por décadas.

Esto es importante porque el cáncer de pulmón es la segunda causa más común de muerte en los Estados Unidos, superada solamente por las enfermedades cardiovasculares. (De hecho, los cirujanos cardiovasculares son los especialistas clave para ambas enfermedades punteras en los Estados Unidos).

Una sorprendente cantidad de estadounidenses (158.000) morirán este año de cáncer de pulmón, un número que algunos han comparado con nada más que el equivalente de un accidente de un avión 747 por día. Más personas se mueren de cáncer de pulmón que de los cánceres de seno, colon, próstata y páncreas combinados, y es la 5ta. causa más común de muerte entre los que nunca han fumado.

Resultados prometedores sobre el uso de la tomografía computarizada de baja dosis (LDCT, por sus siglas en inglés) han llevado a un estudio muy grande en los Estados Unidos denominado Estudio Clínico Nacional sobre la Detección Temprana del Cáncer de Pulmón (National Lung Screening Trial o NLST, por sus siglas en inglés). El NLST asignó en forma aleatoria más de 53.000 pacientes con alto riesgo de cáncer de pulmón (edades de entre 55 a 74 años y con al menos un historial de fumar 30 años-paquete) entre la TAC de baja dosis versus una radiografía solamente. Aquellos que fueron examinados con la LDCT tuvieron 20% menos de mortalidad debida al cáncer de pulmón, un impacto enorme en el mundo de la detección temprana del cáncer de pulmón y un impacto más grande que el de la mamografía para el cáncer de pulmón o el de la colonoscopia para el cáncer de colon. Este estudio fue publicado en la revista The New England Journal of Medicine en el 2011 y, al final del 2013, el Grupo de Trabajo sobre Servicios Preventivos de los Estados Unidos (United States Preventive Services Task Force o USPSTF, por sus siglas en inglés) actualizó sus recomendaciones para la detección temprana del cáncer de pulmón.

Anteriormente, el USPSTF había hecho recomendaciones EN CONTRA de los exámenes de detección temprana del cáncer de pulmón. Con los cambios en el 2013, recomendó (por primera vez) los exámenes de detección temprana para pacientes con alto riesgo de padecer cáncer de pulmón. Esto es particularmente importante porque bajo la Ley del Cuidado de la Salud a Bajo Precio (Affordable Care Act o “Obamacare” en inglés) las recomendaciones del USPSTF requieren que las compañías de seguro médico cubran los exámenes de detección temprana para el cáncer de pulmón como un servicio preventivo, y eso significa que los pacientes con seguro no tienen que pagar un co-pago. 

Algo irónico acerca de esta decisión es que Medicare toma decisiones en forma independiente acerca de la cobertura de servicios para los beneficiarios de Medicare y no está obligada a seguir las recomendaciones de la USPSTF. Y con el 70% de los pacientes de cáncer de pulmón cubiertos por Medicare, una gran mayoría de los pacientes aún no podrían tener acceso a la detección temprana. Por suerte, los expertos de Medicare también evaluaron la nueva información importante de la NLST y aprobaron, el 5 de febrero de 2015, los exámenes de detección temprana del cáncer de pulmón para los beneficiarios de Medicare.

Por primera vez, los estadounidenses con riesgo de morir debido a nuestro más serio cáncer, tienen cobertura médica y amplio acceso a los exámenes de detección temprana, lo que ofrece una nueva promesa para mejorar la tasa de supervivencia del cáncer de pulmón en forma similar a lo que se ha logrado con otros cánceres durante décadas recientes.

Con los programas de detección temprana del cáncer de pulmón se pueden salvar hasta 12.000 – 15.000 vidas por año.

¿Quiénes están aprobados para los exámenes de detección temprana del cáncer de pulmón?

Existen pequeñas variaciones con respecto a quién está aprobado y recomendado para someterse a los exámenes de detección temprana para el cáncer de pulmón con la TAC de baja dosis. La cobertura de Medicare se extiende a los siguientes pacientes que son considerados como de “alto riesgo” para el cáncer de pulmón:

  • De 55 a 77 años de edad
  • Historial de fumar 30 o más años-paquete (un “año-paquete” equivale al número de paquetesfumados por día multiplicado por el número de años, por ejemplo, 1 paquete por día durante 30 años = 30 años-paquete).
  • Para aquellos que han dejado de fumar, una vez que hayan alcanzado los 15 años desde que dejaron de fumar no serán elegibles para seguir accediendo a los exámenes de detección temprana bajo las regulaciones de Medicare.

Es importante destacar que los no fumadores (aquellos con un historial mínimo de fumar o los individuos jóvenes) tienen un riesgo de cáncer de pulmón muy bajo, y no es adecuado someterlos a los exámenes de detección temprana del cáncer de pulmón. Para aquellos con bajo riesgo, los posibles daños de la detección temprana (exposición a la radiación, exámenes innecesarios, y posibles procedimientos invasivos) superan los beneficios y por ello se trata de evitarlos. Por otro lado, algunos grupos de expertos como la Red Integral Nacional del Cáncer (National Comprehensive Cancer Network o NCCN, por sus siglas en inglés) recomiendan que se consideren los exámenes de detección temprana para un grupo más amplio de pacientes que el que actualmente está cubierto por Medicare. Por suerte, la NCCN también crea materiales educativos para los pacientes acerca de la detección temprana del cáncer de pulmón.

Otras sociedades médicas y organizaciones también han desarrollado materiales educativos en línea y calculadores de riesgo que le permiten a uno aprender sobre el riesgo individual de cáncer de pulmón. Algunos de los que son particularmente útiles para el paciente son:

La información en estos sitios lo puede ayudar a decidir si debería considerar hacerse un examen de detección temprana para el cáncer de pulmón, y brindarle información sobre cómo conversar sobre este tema con su médico.

La importancia de la detección temprana

Un factor que es especialmente problemático para los médicos y otros profesionales de la salud que tratan a pacientes con cáncer de pulmón es la brecha que hay entre el diagnóstico temprano en pacientes con cáncer de pulmón comparado con el diagnóstico temprano en otros cánceres comunes tales como los de seno, próstata, y colon.

La detección del cáncer en una etapa temprana, antes de que se disemine, brinda la mejor oportunidad de un tratamiento exitoso y de sobrevivir al cáncer.

Mientras que otros cánceres comunes se han beneficiado de programas para la detección temprana que han mejorado substancialmente las tasas de diagnóstico temprano y de mejoras en la sobrevida al cáncer durante los últimos 30-40 años, los pacientes con riesgo de cáncer de pulmón no han tenido acceso a la detección temprana para el cáncer de pulmón. Por lo tanto, la mayoría de los pacientes con cáncer de pulmón ya tienen la enfermedad diseminada al momento del diagnóstico, y las probabilidades de cura son muy bajas.

También existe una brecha muy grande con respecto a la asignación de fondos para la investigación del cáncer de pulmón (comparado con otros cánceres más comunes) que podría contribuir a las bajas tasas de diagnóstico temprano o de mejoras en la sobrevida al cáncer para los pacientes con cáncer de pulmón. Debido a que el cáncer de pulmón afecta en forma desproporcionada a los individuos que son más viejos, a los que tienen una situación socioeconómica más baja, y a las minorías, uno podría pensar que esta falta de concentración en la investigación o en la aprobación federal para los exámenes de detección temprana del cáncer de pulmón representa disparidades injustas dentro del sistema de salud de los Estados Unidos, quizás amplificadas por el estigma que existe contra los fumadores de que son culpables de su propia enfermedad.

¡A pesar de estas estadísticas deprimentes, esta es una nueva era emocionante! La detección temprana del cáncer de pulmón permite la detección en las etapas iniciales y mejores oportunidades para una cura. Este avance en el tratamiento del cáncer proporciona uno de los impactos más grandes posibles en la reducción de las muertes por cáncer en una generación. Combinado con los esfuerzos para dejar de fumar, la detección temprana del cáncer de pulmón es un paso adelante para hacer que el cáncer pase a… la historia, una enfermedad del pasado.

Lea más artículos del blog.

 

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no necesariamente reflejan el punto de vista de La Sociedad de Cirujanos Torácicos.