Es el cáncer de pulmón en mujeres diferente del cáncer de pulmón en hombres

Resumen general

Por Mara B. Antonoff, MD, FACS

Artículo

Cuando pensamos en la concientización sobre el cáncer y sobre las enfermedades que afectan a las mujeres en este país, ¿cuáles son las enfermedades malignas que se nos vienen a la mente primero? Cuando consideramos los eventos que captan la atención de los medios de comunicación, las campañas populares de recaudación de fondos y los esfuerzos para aumentar la concientización sobre el cáncer, el cáncer de pulmón ciertamente no es uno de los primeros en la lista. 

Es cierto que las tasas de cáncer de pulmón para mujeres en los EE.UU. son substancialmente más bajas que las de cáncer de seno y que la incidencia de cáncer de pulmón en mujeres de este país ha estado declinando desde mediados del 2.000. Sin embargo, a pesar de dichas estadísticas, existe un hecho muy importante que muchas personas no conocen: el cáncer de pulmón tiene el puesto #1 de los cánceres que matan mujeres en los países desarrollados (más que el cáncer de seno, más que el cáncer de colon, y más que cualquier otra enfermedad maligna).

El cáncer de pulmón se lleva las vidas de más madres, hijas, hermanas y amigas que cualquier otro cáncer; sin embargo, es abrumador que no se reconozcan lo suficiente estos hechos.

El cáncer de pulmón ha sido la enfermedad maligna más letal para las mujeres en los EE.UU. desde 1980 (Figura). Causando aproximadamente 160.000 muertes por año en este país solamente, el cáncer de pulmón representa solamente un 13% de los diagnósticos nuevos de cáncer, pero aproximadamente el 30% de las vidas que se pierden debido al cáncer. Las diferencias entre sexos con respecto a la mortalidad por cáncer de pulmón a lo largo del tiempo reflejan las diferencias históricas de las tendencias a fumar o dejar de fumar durante los últimos 30 años.

Sin embargo, no todos los cánceres están causados por el hábito de fumar y, de hecho, el cáncer de pulmón entre personas que no fuman se presenta más frecuentemente en mujeres que en hombres.

El cáncer de pulmón no solamente se lleva casi más del doble de vidas de mujeres en los EE.UU. (comparado con el cáncer de seno) sino que también existen diferencias en la forma en que las mujeres desarrollan el cáncer de pulmón y en la forma en que responden al tratamiento. Las estadísticas generalmente ponen a hombres y mujeres juntos, pero para las mujeres las posibilidades de sobrevivir son más altas en todos los estadios de la enfermedad. Recién estamos comenzando a entender cómo las influencias genéticas y hormonales juegan un rol en el desarrollo del cáncer de pulmón y qué podría explicar estas diferencias. Quizás hayan diferencias comportamentales y sociales que también tengan un impacto.

En lo que se refiere al diagnóstico de cáncer de pulmón, las mujeres tienden a ser más jóvenes que los hombres por un promedio de aproximadamente 2 años al momento del diagnóstico. Esto podría deberse a la forma en que las mujeres desarrollan el cáncer de pulmón. Algunos estudios sugieren que las mujeres son más susceptibles a las substancias químicas y a los carcinógenos que se encuentran en los cigarrillos, haciendo que desarrollen cáncer de pulmón luego de unos pocos años de haber comenzado a fumar.

Además, el porcentaje de mujeres no fumadoras que desarrolla cáncer de pulmón es más alto en las mujeres que en los hombres, así que definitivamente hay otros factores, además del efecto del cigarrillo, que determinan cómo desarrollan cáncer de pulmón las mujeres. Un estudio reciente ha mostrado que el estrógeno podría promover el crecimiento de tumores de pulmón, lo que podría posiblemente explicar la edad más temprana de diagnóstico en las mujeres. Algunos grupos de mujeres no fumadoras, tales como las de descendencia asiática, parecen tener un riesgo particularmente alto para el cáncer de pulmón. Mientras que se cree que un 85% de las muertes por cáncer de pulmón en hombres están asociadas con el hábito de fumar, esto es cierto solamente para el 70% de las muertes por cáncer de pulmón en mujeres. Dicho de otra manera, el 30% de las mujeres que mueren de cáncer de pulmón nunca han fumado.

Con respecto al tratamiento, las mujeres históricamente responden mejor que los hombres a unos pocos medicamentos quimioterapéuticos utilizados para el cáncer de pulmón, especialmente algunas terapias dirigidas que atacan específicamente células con anormalidades genéticas. En lo que se refiere a la sobrevida, las mujeres tienen más probabilidades que los hombres de sobrevivir al cáncer de pulmón en todos los estadios de la enfermedad. Esta ventaja con respecto a la sobrevida es mayor para los estadios más tempranos de la enfermedad, cuando el tratamiento quirúrgico del cáncer de pulmón ofrece las mejores oportunidades de cura para las mujeres y los hombres.

El cáncer de pulmón no es una enfermedad solamente de hombres y no es una enfermedad solamente de fumadores.

Es una enfermedad maligna que afecta las vidas de hombres y mujeres alrededor nuestro, y que se está llevando las vidas de más mujeres en este país que cualquier otro cáncer. Es tiempo de que le prestemos la atención, la concientización y el apoyo a la investigación adecuados, para que podamos mejorar las vidas de nuestras hijas, sobrinas, nietas y generaciones venideras.

Copyright: auremar/123RF Stock Photo

Lea más sobre cáncer de pulmón.

Lea más artículos del blog.

 

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no necesariamente reflejan el punto de vista de La Sociedad de Cirujanos Torácicos.