Enfermedad de la válvula aórtica

Resumen general

El corazón humano tiene cuatro válvulas: dos en el lado izquierdo y dos en el lado derecho. La válvula aórtica (la válvula principal de flujo hacia el exterior del lado izquierdo del corazón) es la válvula que se encuentra entre el corazón y el cuerpo. Se abre cuando el ventrículo izquierdo se contrae para bombear sangre hacia afuera, y luego se cierra entre los latidos del corazón para evitar que la sangre vuelva hacia atrás y hacia adentro del corazón.

Normalmente, la válvula aórtica tiene tres valvas (colgajos) que regulan el flujo sanguíneo abriéndose y cerrándose, permitiendo que la sangre fluya a través de su cuerpo.

La enfermedad de la válvula aórtica ocurre cuando la válvula aórtica no funciona adecuadamente; ya sea porque no puede cerrarse adecuadamente (regurgitación o insuficiencia aórtica) o porque se cierra demasiado (estenosis aórtica).

Tipos de enfermedad de la válvula aórtica

Tipos de enfermedad de la válvula aórtica

En una válvula aórtica saludable, las valvas de la válvula se abren ampliamente para dejar que pase la sangre y se cierran herméticamente para evitar que fluya en la dirección contraria. Las valvas de la válvula son delgadas y flexibles.  

 

Hay dos tipos principales de enfermedad de la válvula aórtica: 

  1. Regurgitación aórtica (también conocida como insuficiencia aórtica): la válvula no se cierra completamente, dejando que la sangre se fugue de vuelta hacia el interior del corazón
  2. Estenosis aórtica: la válvula está muy cerrada y no se abre lo suficientemente como para permitir que la sangre deje el corazón y que circule por el cuerpo 

 

 

Causas y Síntomas

Causas y Síntomas

La válvula aórtica puede ser anormal desde el nacimiento (congénita), o se puede enfermar con la edad (adquirida).

La anormalidad congénita de la válvula aórtica, llamada válvula aórtica bicúspide, ocurre cuando la válvula tiene solamente dos valvas (bicúspide) en vez de tres (tricúspide). Esto evita que la válvula se abra o cierre completamente. Si bien la anormalidad ha estado allí desde el nacimiento, los síntomas podrían no ser evidentes hasta la adultez. Su médico podría escuchar murmullos característicos (sonidos anormales que se deben escuchar con un estetoscopio) cuando está escuchando a su corazón.

Copyright: alila/123RF Stock Photo

La enfermedad de la válvula aórtica ocurre porque su válvula simplemente se gasta con el tiempo, y generalmente sucede a medida que usted envejece. Se acumula calcio en la válvula, y puede hacer que las valvas se endurezcan y angosten, limitando la movilidad de las mismas.

Si la aorta (el vaso sanguíneo principal que sale del corazón) está enferma, esto puede hacer que la válvula aórtica tenga problemas. 

Una válvula aórtica defectuosa o que falla puede causar síntomas tales como falta de aliento, dolor de pecho, y mareos o pérdida de la conciencia (desmayos). Estos síntomas se deben a que el corazón tiene que trabajar más duro debido a que la válvula pierde o está angostada.

Al comienzo, estos síntomas podrían ser notorios solamente cuando se está haciendo ejercicio, pero a medida que la enfermedad progresa, usted podría experimentar falta de aliento durante actividades mínimas o sin actividad.

Algunos pacientes no podrán dormir en posición horizontal en la cama, o podrían despertarse con falta de aliento. Otro posible síntoma son los pies hinchados, particularmente al final de la tarde o al comienzo de la noche.

Opciones de diagnóstico y tratamiento

Opciones de diagnóstico y tratamiento

La estenosis aórtica solamente puede ser tratada con un reemplazo de la válvula aórtica. A veces, las válvulas aórticas que tienen fugas pueden ser reparadas. Su equipo del corazón (usted, su equipo médico y su cirujano) determinarán la mejor opción de tratamiento en base a sus síntomas y a los resultados de su pruebas. Puede imprimir estas preguntas de ejemplo para usarlas como una guía para la conversación con su doctor.

También puede acceder a la Calculadora de riesgos STS, que puede ayudar a calcular su riesgo de muerte u otras complicaciones derivadas de la cirugía a corazón abierto. Los resultados pueden ayudarlo a usted y a su médico a determinar el mejor curso de tratamiento.

 

OPCIONES DE TRATAMIENTOS QUIRÚRGICOS PARA LA ENFERMEDAD DE LA VÁLVULA AÓRTICA

Surgical Aortic Valve Replacement

Surgical aortic valve replacement (SAVR), performed by a cardiothoracic surgeon, involves making an incision in the chest in order to get to the heart and aortic valve. The heart is stopped, during which time the blood pressure and oxygen levels are maintained with a heart-lung machine (cardiopulmonary bypass). The aorta is opened and the diseased valve removed. It is then replaced with an artificial valve (prosthesis). 

There are two valve options for aortic valve replacement (AVR) – mechanical valves (metal) or biological valves (tissue). 

The principal advantage of mechanical valves is durability—they tend to last your lifetime. However, blood clots can form on mechanical valves, which can lead to stroke, so patients must take blood thinning medication (anticoagulants) for the rest of their lives. Being on blood thinners has a risk of bleeding and patients will have to have their blood levels checked regularly.

Biological valves are most commonly made from animal tissue. Tissue valves are less likely to cause blood clots, and do not require lifelong anticoagulants. However, they are less durable than mechanical valves and may need to be replaced during a patient's lifetime.

Your Heart Team will discuss with you the advantages and disadvantages of both valve types. Regardless of which valve you choose, there are two different surgical approaches that can be utilized: traditional AVR or minimally invasive. 

During traditional AVR, the cardiothoracic surgeon makes a 6- to 8-inch incision down the center of your breastbone (sternum) to open the chest, providing direct access to your heart. In minimally invasive AVR surgery, the cardiothoracic surgeon makes a 2- to 4-inch incision in the top of your breastbone or between the upper ribs on the right side of the chest. The actual valve replacement surgery is the same from either the traditional or minimally invasive approach, but the less invasive option can potentially reduce hospital stay and your pain.

Minimally invasive AVR is not appropriate for all patients. Your cardiothoracic surgeon will review the options and recommend an approach to surgery that is safest for you based on your individual symptoms and circumstances. 

Transcatheter Aortic Valve Replacement

Transcatheter aortic valve replacement (TAVR) is a form of minimally invasive surgery that does not require opening the breastbone. It is used to treat aortic stenosis, and is also referred to as transcatheter aortic valve implantation (TAVI). 

Surgeons initially used TAVR when traditional AVR presented too many risks. For example, TAVR was considered if you had been diagnosed with advanced heart, lung, liver, or kidney disease. Now, TAVR can be used to treat aortic stenosis in intermediate and high-risk patients. It is important to know that not every patient is a candidate for this procedure, so talk with your surgeon to decide what treatment option is safest for you.  

During TAVR, your surgeon will access the diseased valve through a blood vessel (artery) in your leg (transfemoral). A wire will be threaded back to your heart under x-ray (fluoroscopy) guidance.  A hollow tube (catheter) is inserted into your artery through the access point, and a new valve will be placed inside your diseased valve. The old valve is pushed out of the way and the new valve acts like a stent to keep the old valve open. 

If the arteries in your legs are not big enough for the catheter and device, your surgeon will discuss other access options. The aortic valve also can be reached from the artery to the arm (subclavian) or the vessel taking blood to the brain (carotid). There are also surgical techniques via a small incision in the breastbone or in the left chest that can be considered.   

Two types of TAVR valves currently are available in the United States—one that must be expanded by a balloon and another made of memory metal that self-expands. Your surgeon and the Heart Team will determine which style of valve is best for your anatomy.

Because not all patients are eligible for TAVR, be sure to speak with your doctor about what form of treatment is best for you. 

Click here to watch an animated video of TAVR on our YouTube page. 

Aortic Valve Repair

While the aortic valve is usually replaced, repair may be an option in certain cases, including: 

Bicuspid aortic valve repair — The aortic valve leaflets may be reshaped to allow the valve to open and close more completely. This procedure can be used to treat leaking valves (aortic regurgitation), but it cannot be used to treat aortic stenosis.

Repair of valve tears or holes — Tears or holes on the valve leaflets can be patched with a patient’s own tissue. 

Recuperación

Recuperación

La mayoría de las cirugías de válvula aórtica tienen una tasa muy baja de complicaciones; no obstante, las posibles complicaciones de todas las opciones quirúrgicas incluyen sangrado, infección, un ritmo cardíaco irregular, la necesidad de un marcapasos, un accidente cerebrovascular, un ataque cardíaco, o la muerte. 

Inmediatamente luego de la cirugía RVA, usted probablemente tendrá un tubo en su garganta para poder ayudarlo a respirar con un respirador artificial.

Se le quitará el tubo cuando usted pueda respirar solo. Esto generalmente ocurre dentro de unas pocas horas, pero el cirujano cardiotorácico y su equipo del corazón determinarán cuando es seguro hacerlo. Debería anticipar que va a pasar varios días (pero casi seguro no más de una semana) recuperándose en el hospital, aunque el tiempo total dependerá de su salud en general, como así también del procedimiento al que se lo haya sometido. 

Una vez que haya regresado a su hogar, podrían pasar varias semanas más hasta que usted pueda volver a trabajar. Las actividades diarias, tales como manejar y levantar objetos pesados podrían estar restringidas durante algún tiempo. Generalmente, las restricciones en las actividades y para levantar pesos son de 4-6 semanas para la RVA tradicional y de 1-2 semanas para la RVAT.

Luego de la cirugía, se le podrían prescribir medicamentos anticoagulantes, pero la necesidad de este medicamento será determinada por su doctor.  

Luego de que sus heridas hayan sanado, usted podrá volver a sus actividades normales. Siempre informe a su doctor sobre su cirugía de válvula antes de cualquier procedimiento médico. En particular, podría necesitar antibióticos preventivos cuando le estén haciendo algún trabajo dental.

 

Revisado por: V. Seenu Reddy, MD, MBA, y Kendra J. Grubb, MD, MHA
Junio, 2018