Trastornos pleurales

Resumen general

La pleura es la membrana que recubre la cavidad de su pecho (cavidad torácica) y que cubre sus pulmones. Las capas de su pleura contienen una pequeña cantidad de un fluido que actúa como lubricante cuando usted respira. El espacio que se encuentra entre estas capas se llama cavidad pleural.

El derrame pleural, que consiste en la presencia de fluido en exceso en la cavidad pleural, es uno de los problemas más comunes observados por los médicos de cabecera, o de atención primaria.

Algunas estimaciones indican una incidencia de 1 millón de casos de derrame pleural por año en los Estados Unidos.

Causas de los trastornos pleurales

Causas de los trastornos pleurales

Las causas de los trastornos pleurales dependen del tipo de enfermedad que usted tenga.

  • El derrame pleural es el exceso de fluido de la cavidad pleural. La causa más común es la insuficiencia cardíaca congestiva. Otras causas incluyen el cáncer de pulmón, la neumonía, los trastornos del hígado, el embolismo pulmonar, el lupus, y reacciones a ciertos medicamentos. 

  • La pleuresía, o pleuritis, es el dolor asociado con la inflamación de la cavidad pleural. La causa más común es una infección viral, tal como la influenza, o gripe. Otras causas incluyen infecciones bacterianas y de hongos, cáncer de pulmón, otras enfermedades tales como la artritis reumatoide y el mesotelioma, y reacciones a ciertos medicamentos. 

  • El neumotórax es una acumulación de aire o gas en la cavidad pleural alrededor de los pulmones que hace que los pulmones colapsen. Las causas más comunes son la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, la tuberculosis y el trauma  

  • El hemotórax es la acumulación de sangre en la cavidad pleural. La causa más común es el trauma en el tórax, pero el cáncer de pulmón y pleural, y la cirugía de tórax o de corazón, también pueden causar un hemotórax. 
  • Los tumores pleurales son tejidos cancerosos en la cavidad pleural. A veces, se desconoce la causa. Otras veces, los tumores pleurales son cánceres que se han desparramado desde otras áreas del cuerpo. 
Síntomas de los trastornos pleurales

Síntomas de los trastornos pleurales

Los síntomas de los trastornos pleurales también dependen del tipo de enfermedad que usted tenga.

  • El derrame pleural generalmente no causa síntomas y, por sí solo, no es grave.
  • Los síntomas de la pleuresía, o pleuritis, pueden incluir un dolor agudo cuando se respira, falta de aliento, tos, fiebre y escalofríos, respiración agitada, pérdida de peso sin explicación, y dolor de garganta seguido por inflamación y dolor en las articulaciones.
  • El neumotórax puede causar un dolor agudo que empeora cuando respira profundamente, opresión en el pecho, fatiga, un ritmo cardíaco acelerado, y un color azulado en la piel (cianosis).
  • Los síntomas del hemotórax pueden incluir dolor de pecho, falta de aliento, fallo respiratorio, un ritmo cardíaco acelerado, ansiedad, e inquietud.
  • Los tumores pleurales son tejidos cancerosos en la cavidad pleural y pueden causar falta de aliento, dolor de pecho, malestar general, tos, y pérdida inexplicada de peso.

Si usted tiene preguntas específicas sobre su trastorno pleural, puede imprimir estas preguntas para usarlas como una guía para conversar con su médico.

Opciones de diagnóstico y tratamiento

Opciones de diagnóstico y tratamiento

Exploración por TC mostrando un tumor fibroso maligno gigante compresivo de la pleura Exploración por TC mostrando un tumor fibroso maligno gigante compresivo de la pleura

Luego de hacer una historia médica detallada y de realizar un examen físico, su médico puede ordenar cualquiera de los siguientes exámenes: radiografía de tórax (rayos X), tomografía computarizada (TAC), análisis de sangre, etc.

Para más información sobre estas pruebas, visite nuestra página sobre pruebas comunes de diagnóstico
 
Su tratamiento variará dependiendo del tipo de trastorno pleural que usted tenga. Si usted necesita una cirugía, tendrá que consultar a un cirujano cardiotorácico para determinar sus opciones de tratamiento. 

A continuación se muestran ejemplos de opciones de tratamiento para los trastornos pleurales. Hable con su médico sobre el mejor tratamiento para usted.

Cirugía toracoscópica asistida por video (CTAV)

Una alternativa mínimamente invasiva a la cirugía abierta de tórax que causa menos dolor y lleva menos tiempo de recuperación. Luego de que usted recibe un sedante, su cirujano hará pequeñas incisiones en su tórax y a continuación insertará una cámara con fibra óptica denominada toracoscopio. Las imágenes obtenidas con el toracoscopio le darán al cirujano información importante que ayudará a determinar el tratamiento adecuado.

Toracentesis

Se remueve el exceso de fluido pleural utilizando una aguja o catéter que su cirujano inserta a través de sus costillas desde la parte de atrás de su pecho hacia el interior de la pared de su tórax.

Pleurodesis

Un procedimiento en el que su cirujano inyectará un agente químico adentro de su espacio pleural. El compuesto químico irritará las capas pleurales y eliminará la posibilidad de que se acumule fluido.

 

Recuperación

Recuperación

Su tiempo de recuperación variará dependiendo del tipo de trastorno pleural que usted tenga y del tratamiento que se haya utilizado.

 

Revisado por: Robbin G. Cohen, MD
Agosto, 2016

Previamente revisado por: Jules Lin, MD y Rishindra Reddy, MD