Trasplante de pulmón en adultos

Resumen general

El trasplante de pulmón es un procedimiento en el que un cirujano cardiotorácico, que se especializa en trasplantes, quita su pulmón enfermo y lo reemplaza con el pulmón sano de un donante. El trasplante de pulmón puede ser simple (un pulmón) o doble (ambos pulmones).

Copyright: lightwise/123RF Stock Photo
Preparándose para el trasplante de pulmón

Preparándose para el trasplante de pulmón

Los pulmones dañados o enfermos generalmente tienen dificultad para intercambiar oxígeno y dióxido de carbono, haciendo que sea más difícil para otros órganos funcionar efectivamente. Existe una variedad de enfermedades que pueden dañar sus pulmones, incluyendo:

  1. Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)/enfisema
  2. Formación de tejido cicatrizal en los pulmones (fibrosis pulmonar)
  3. Fibrosis quística
  4. Hipertensión pulmonar

Lea nuestra página sobre la enfermedad pulmonar en etapa terminal para más información sobre estas enfermedades y sobre otras opciones de tratamiento.

Estas enfermedades pulmonares, por lo general, se tratan inicialmente con medicamentos y, eventualmente, con oxígeno suplementario. Pero cuando estos tratamientos ya no sirven para controlar sus síntomas respiratorios, o cuando la función de sus pulmones pone en riesgo su vida, su médico podría sugerir un trasplante de pulmón.

Los pacientes en la lista de trasplantes deben cumplir con las siguientes condiciones generales:

  • Enfermedad pulmonar en etapas terminales que no responde a los tratamientos médicos

  • No tener otros problemas médicos importantes

  • No tener infecciones activas afuera los pulmones

  • Una expectativa de vida de menos de 2 años debida a la enfermedad pulmonar

  • Un estado funcional adecuado para recuperarse de un trasplante de pulmón (basado en cuán lejos se puede caminar en seis minutos)

  • Un buen sistema de ayuda

  • No haber usado alcohol, narcóticos, tabaco o drogas a nivel recreativo por seis meses

Una vez que lo hayan recomendado para un trasplante de pulmón, necesitará reunirse con un equipo de trasplante que realizará una evaluación para determinar si el trasplante será un tratamiento seguro y efectivo para su enfermedad pulmonar.

El equipo de trasplante consistirá de un cirujano cardiotorácico, un neumólogo, enfermeros, trabajadores sociales y otros, todos especializados en el trasplante de pulmón. Su evaluación probablemente incluirá:

  • Un examen físico

  • Estudios por imágenes, incluyendo una exploración por TAC del tórax

  • Análisis de sangre

  • Estudios para evaluar la presión y función de su corazón y pulmones

  • Estudios adicionales, tales como una colonoscopia y una densitometría ósea, para confirmar que usted no tenga otras condiciones médicas graves
  • Pruebas y preguntas para asegurarnos de que usted no esté utilizando drogas a nivel recreativo, alcohol o tabaco

  • Una evaluación psicológica

  • Análisis de compatibilidad de tejido (ayuda a los médicos a saber cuál de los pulmones donantes será compatible y reducirá la probabilidad de que su cuerpo rechace los pulmones donados)

La lista de espera

La lista de espera

Una vez que el equipo de trasplante haya finalizado la evaluación y de que usted haya sido aceptado como candidato para trasplante, lo incluirán en una lista nacional de espera para trasplante.     

El tiempo que usted permanecerá en la lista de espera podría variar entre unos pocos meses hasta 2 o 3 años, y varios factores determinarán su lugar en la lista de espera, incluyendo:

  • Cuán enfermo se encuentra (puntuación para la asignación de pulmón)

  • Qué tipo de enfermedad de pulmón tiene

  • Grupo sanguíneo

  • Su tamaño (para determinar el tamaño adecuado del donante de pulmón)

  • Su condición médica en general

  • Su puntuación en el panel de anticuerpos reactivos (PRA), que indica cuán posible es que usted rechace el tejido de otras personas

Mientras usted está en la lista, su centro de trasplante le proporcionará un buscapersonas (pager) o un teléfono celular, que se utilizará para avisarle cuando aparezca un posible pulmón donante. Debe mantener este teléfono celular o pager cargado y encendido todo el tiempo. Cuando le notifiquen que hay en donante disponible, se asume que usted viajará inmediatamente al hospital para prepararse para el trasplante.

No todos los pacientes evaluados son aceptados como candidatos para trasplante. Usted podría no ser elegible para un trasplante de pulmón, o volverse no elegible luego de haber sido incluido en la lista, si usted:

  • Esta muy enfermo como para ser sometido al procedimiento (basado en cuán lejos puede caminar en seis minutos)

  • Continúa fumando o abusando del alcohol o de otras drogas

  • Tiene hepatitis B activa, hepatitis C, o VIH

  • Ha tenido cáncer en los últimos cinco años

  • Tiene infecciones resistentes que probablemente afectarán el nuevo pulmón

  • Tiene una enfermedad grave en otros órganos (corazón, hígado o riñones)

  • No tiene la ayuda familiar adecuada

  • Está muy obeso

  • Está muy mal nutrido

La operación

La operación

Antes de que comience el trasplante, usted deberá ser sometido a una evaluación final y a un análisis de sangre en el hospital. Una vez que se hayan completado todas las pruebas finales, lo llevarán hacia la sala de operaciones (OR, por sus siglas en inglés).

Un trasplante simple de pulmón generalmente lleva entre 4 a 8 horas, mientras que la compleción de un trasplante doble de pulmón puede llevar entre 6 a 12 horas.

Durante el procedimiento, un cirujano cardiotorácico que se especializa en trasplantes abrirá su pecho para quitar su pulmón o pulmones enfermos, dependiendo de su procedimiento. Una vez que se haya sacado el pulmón enfermo, el cirujano colocará el nuevo pulmón adentro de su pecho y conectará el conducto de aire principal a ese pulmón y a los vasos sanguíneos (arteria y vena pulmonar) entre el pulmón del corazón.

Si usted está siendo sometido a un trasplante doble de pulmón, el cirujano trasplantará un pulmón por completo antes de trasplantar el segundo. 

Durante el procedimiento lo pondrán bajo anestesia general y también lo podrían colocar en una máquina de corazón-pulmón durante la operación. Si es necesario, la máquina reemplazará temporariamente la función de su corazón y sus pulmones durante la cirugía para mantener la circulación sanguínea a través de su cuerpo y el intercambio de oxígeno y de dióxido de carbono. Una vez terminada la cirugía, usted será desconectado de la bomba, y su corazón y pulmones reanudarán sus funciones normales.

 

Recuperación

Recuperación

Durante las primeras 24 a 48 horas, necesitará permanecer en la sala de terapia intensiva (ICU, por sus siglas en inglés) para que los médicos y enfermeros puedan monitorear su condición cuidadosamente. El monitoreo cercano es crítico durante los primeros días luego de un trasplante, para asegurar que usted no desarrolle infecciones y que su corazón esté trabajando bien.

El período de recuperación inicial para el trasplante de corazón es de aproximadamente 6 meses. Si usted viajó desde otro estado para su cirugía, su equipo de trasplante podría pedirle que permanezca cerca del hospital durante los 3 meses luego de que lo hayan dado de alta, para poder monitorear mejor su recuperación.

El primer año luego de su trasplante es el más crítico porque es cuando las complicaciones quirúrgicas, el rechazo, y las infecciones representan el riesgo más alto.

La sobrevida a un año luego del trasplante de pulmón es del 80-90%. La sobrevida a tres años es del 60-80%, la sobrevida a cinco años es del 50-60%. Sin embargo, con las mejoras en el cuidado post trasplante, ahora hay pacientes que viven durante más de 20 años después del trasplante de pulmón.

Luego de su recuperación inicial, usted debería tener en cuenta que tendrá que hacerse seguimientos regulares con su neumólogo, y que podría ser sometido en forma regular a broncoscopia con biopsia de pulmón para evaluar la presencia de cualquier signo de rechazo. Probablemente tendrá que tomar medicamentos inmunosupresores (a veces llamados medicamentos anti rechazo) por el resto de su vida. Estos medicamentos ayudan a su cuerpo a aceptar el nuevo pulmón y a reducir el riesgo de rechazo del trasplante. Sin embargo podrían haber efectos secundarios debido a estos medicamentos, de manera tal que será necesario que pida turnos para hacerse seguimientos regulares con su médico.

El mantener un estilo de vida generalmente sano es importante para mantener sus nuevos pulmones sanos y extender la vida de su trasplante.

El fumar no está permitido, y su médico probablemente limitará su ingesta de alcohol. El seguir una dieta nutritiva también puede ayudarlo a mantenerse sano.

El ejercicio es una parte importante de la rehabilitación luego de su trasplante de pulmón, y usted probablemente comenzará a ejercitar pronto luego de su trasplante, luego de que se haya recuperado de la cirugía y de que sus incisiones se hayan cicatrizado. Hable con su médico luego de su trasplante para desarrollar un plan de ejercicios al que pueda adherir en forma regular.

 

Revisado por Jules Lin, MD

Mayo 2016