Trasplante de corazón en adultos

Resumen general

Un trasplante de corazón es una operación en la que un equipo médico de trasplante, dirigido por un cirujano cardiotorácico, reemplazará su corazón que está fallando con un corazón nuevo de un donante. El trasplante generalmente se considera como la última opción para los pacientes con insuficiencia cardíaca en etapas terminales que no pueden ser tratados con medicamentos u otros tipos de cirugías.

La Sociedad Internacional de Trasplantes de Corazón y Pulmón indica que, cada año, más de 3.800 pacientes (incluyendo más de 500 niños) reciben un corazón nuevo. Se realizan más de 3.500 trasplantes de pulmón anualmente. Algunos pacientes requieren de un trasplante de corazón y de pulmón al mismo tiempo. Visite nuestra página sobre trasplante de pulmón para más información.

Las tasas de supervivencia para personas que reciben trasplante de corazón siguen mejorando, especialmente en los primeros años luego del trasplante. Aproximadamente un 88% de los pacientes con trasplante de corazón sobreviven el primer año luego de la cirugía y 75% sobreviven por 5 años luego del trasplante, de acuerdo al Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre. La tasa de supervivencia a 10 años es aproximadamente del 56%.

Preparándose para el trasplante de corazón

Preparándose para el trasplante de corazón

La mayoría de los pacientes sometidos a un trasplante de corazón en los Estados Unidos tiene uno de los dos siguientes problemas: un virus que daña los músculos del corazón (cardiomiopatía), o un ataque al corazón importante que daña el corazón y causada cicatrices en el corazón con el paso del tiempo.

Otras condiciones que pueden llevar al trasplante corazón incluyen: 

  • Enfermedad de las arterias coronarias
  • Enfermedades de las válvulas del corazón que no se pueden tratar con cirugías de válvula
  • Un problema del corazón que usted tiene desde el nacimiento (defecto congénito del corazón)
  • Fallo de un trasplante de corazón previo

Para más información sobre el trasplante para enfermedades congénitas del corazón, visite nuestra página sobre trasplantes de corazón en pacientes pediátricos.

En adultos, se considera el trasplante de corazón como una posibilidad cuando su insuficiencia cardíaca ha avanzado hasta el punto de que no existen otras opciones de tratamiento disponibles. Visite nuestra página sobre la insuficiencia cardíaca para más información. 

Si su enfermedad del corazón ha avanzado hasta el punto en el que no puede ser solucionada solamente con medicamentos , entonces usted podría ser evaluado por un equipo de trasplante para determinar si un trasplante sería un tratamiento seguro y efectivo para su condición cardíaca. El equipo de trasplante consistirá de un cirujano cardiotorácico, un cardiólogo, enfermeros y otros, profesionales tendrán experiencia en el proceso completo de trasplante de corazón.

Su evaluación probablemente incluirá:

  • Un examen físico
  • Radiografías
  • Análisis de sangre
  • Estudios para evaluar la presión y función de su corazón/pulmones
  • Estudios para evaluar otras condiciones médicas graves
  • Pruebas y preguntas para asegurarnos de que usted no esté utilizando drogas a nivel recreativo, alcohol o tabaco
  • Una evaluación psicológica
  • Estudios de compatibilidad de tejidos (esto ayuda a los médicos a saber cuáles de los corazones donantes serán compatibles, para asegurar que sus cuerpo no rechace el órgano donado)

Una vez que el equipo de trasplante haya finalizado la evaluación y que usted haya sido aceptado como candidato para trasplante, lo incluirán en una lista nacional de espera para trasplante. Generalmente, las personas en la lista para trasplante de corazón tienen limitaciones importantes en sus actividades y estilo de vida antes del trasplante.

Un número de factores determinan su lugar inicial en la lista de espera de donantes incluyendo:

  • Grupo sanguíneo
  • Tamaño del corazón (su corazón debe ser de un tamaño similar al corazón del donante)
  • Su condición médica en general
  • Por cuanto tiempo usted podrá esperar por un nuevo corazón

El orden de la lista de espera fluctúa a través del tiempo. Algunos pacientes podrían experimentar mejoras suficientes en la función del corazón en base a otros tratamientos como para que los saquen de la lista, mientras que otros pacientes podrían enfermarse más, de manera que se los pondrá cerca del comienzo de la lista más rápidamente.

Si usted está actualmente en la lista de espera para trasplante de corazón pero no hay donantes de corazón disponibles, su médico podría considerar el uso de un dispositivo de asistencia ventricular (VAD, por sus siglas en inglés) hasta el momento del trasplante. Un VAD es una bomba en miniatura que se implanta en su pecho para ayudar a su corazón a bombear sangre hacia su cuerpo. Esencialmente la bomba ayuda a su corazón a funcionar cuando el corazón está muy débil como para funcionar normalmente por si mismo. 

Mientras usted está en la lista, su centro de trasplante le proporcionará un buscapersonas (pager) o un teléfono celular que utilizarán para avisarle cuando haya un posible donante de órgano disponible. Debe mantener este teléfono celular o pager cargado y encendido todo el tiempo.

Cuando se le notifique que hay un donante de corazón disponible, usted y su equipo de trasplante tendrán una cantidad de tiempo limitada para decidir si aceptan la donación, y se esperará que usted viaje inmediatamente al hospital donde se hará el trasplante.

Otras consideraciones sobre los trasplantes

Otras consideraciones sobre los trasplantes

Algunos pacientes que son evaluados para un trasplante de corazón no califican para el trasplante debido a varias razones, pero la decisión siempre se toma en forma individual para cada posible candidato. Usted podría no calificar para un trasplante si:

  • Tiene más de 65 años de edad
  • Tiene algún otro problema médico que podría acortarle la vida
  • Tiene enfermedad vascular periférica (bloqueos en las arterias que están en sus brazos y piernas)
  • Ha tenido o actualmente tiene:
    • Cáncer
    • Un derrame cerebral grave o demencia
    • Infecciones con el VIH
    • Otras infecciones activas, tales como hepatitis
    • Enfermedad de los riñones, los pulmones, los nervios, o el hígado
  • Sus médicos concluyen que usted no quiere o no puede hacer los cambios en el estilo de vida necesarios para mantener su corazón donado saludable, tales como dejar de fumar o de tomar alcohol

La operación

La operación

Para poder asegurar que el corazón donado sea útil, un trasplante de corazón generalmente se hace dentro de las pocas horas luego de sacar el órgano. Por esta razón, los corazones donados generalmente son ofrecidos primero al centro de trasplante más cercano, luego a los centros que se encuentran dentro de cierta distancia del hospital donante. Probable se enviará un equipo de trasplante para proteger el corazón donado y traerlo al hospital del trasplante para realizar el procedimiento.  

Antes de que comience el trasplante, usted deberá ser sometido a una evaluación final y a un análisis de sangre en el hospital. Una vez que se hayan completado todas sus pruebas finales, lo llevarán hacia la sala de operaciones (OR, por sus siglas en inglés).

El procedimiento en sí mismo lleva generalmente entre 3 a 4 horas, pero puede durar más tiempo debido a varias razones, especialmente si usted ya ha sido sometido previamente a una cirugía de corazón. Si usted ha tenido cirugías de corazón previas, o si se presenta cualquier tipo de complicación durante la cirugía, la cirugía podría llevar más tiempo. Durante un trasplante de corazón, un cirujano cardiotorácico que se especializa en el trasplante de corazón abrirá su pecho para quitar su corazón enfermo. Una vez que se saca el corazón enfermo, el corazón nuevo será colocado dentro de su pecho y se harán suturas para mantenerlo en su lugar. 

Durante el procedimiento lo pondrán bajo anestesia general y también se lo podría colocar en una máquina de corazón-pulmón (a veces denominada “la bomba”) durante la operación. Durante la cirugía, la máquina reemplaza temporariamente la función de su corazón y pulmones para mantener la circulación sanguínea y el flujo de oxígeno hacia su cuerpo. Una vez terminada la cirugía, usted será desconectado de la bomba, y su corazón y pulmones reanudarán sus funciones. Una vez que esto suceda, su nuevo corazón comenzará a latir por cuenta propia. Generalmente se necesitan varios medicamentos en forma temporaria para ayudar al corazón, y algunas veces se necesita un shock eléctrico para hacer que el corazón pueda latir adecuadamente.

Recuperación

Recuperación

Debe tener en cuenta que permanecerá en el hospital por 7 a 21 días luego de su trasplante de corazón, y la mayoría de los pacientes permanecen por al menos unos pocos días en la sala de terapia intensiva (ICU, por sus siglas en inglés) para que los médicos y enfermeros puedan monitorear cuidadosamente la función del corazón. Algunos pacientes requieren de una máquina para respirar durante una parte, o durante la mayor parte de este tiempo, para permitir que el corazón y los pulmones se recuperen del estrés causado por una cirugía de esa envergadura. El monitoreo cercano es crítico durante el período inicial post-operatorio luego de un trasplante, para asegurar que usted no desarrolle infecciones y que su corazón esté trabajando bien.

Luego de su recuperación inicial, debe tener en cuenta que tendrá controles regulares con su especialista del corazón y que se le pedirá que tome medicamentos llamados inmunosupresores (o medicamentos anti-rechazo) por el resto de su vida. Estos medicamentos ayudan a su cuerpo a aceptar el nuevo corazón y a reducir el riesgo de rechazo del trasplante, pero debido a que pueden haber efectos secundarios, su médico le hará análisis de sangre en forma periódica para evaluar los niveles de estos medicamentos. Uno los efectos secundarios de los medicamentos anti-rechazo es la inmunodeficiencia, en la que al cuerpo le cuesta pelear contra infecciones. Es importante que se reúna con su especialista del corazón regularmente para asegurar que su sistema inmune esté trabajando adecuadamente. 

Para el control, también le harán exámenes en forma regular que podrían incluir un EKG (electrocardiograma), un echo (ecocardiograma), el monitoreo de Holter, una evaluación de las arterias coronarias, y otros, para permitir que su médico pueda evaluar el ritmo cardíaco y la función de su nuevo corazón. Una biopsia endomiocárdica (se toma una muestra de tejido del endocardio o miocardio, que son capas del corazón) también podría ayudar a su médico a monitorear su terapia y su estado. También debería hacerse exámenes médicos de rutina para mantener salud general.

Luego de la recuperación total de un trasplante corazón, usted puede vivir una vida sana y normal sin restricciones en las actividades; no obstante, antes de iniciar cualquier programa de ejercicios, o antes de involucrarse en cualquier actividad ardua, asegúrese de hablar con su especialista de corazón para comprobar que es una actividad segura. Probablemente le pedirán que inicialmente evite actividades vigorosas, de manera tal que su médico podría limitar su participación en equipos deportivos, incluso en ligas con propósitos recreativos.

Los trasplantes de corazón no siempre son exitosos, es posible que su corazón falle debido al rechazo del órgano. Si esto sucede, su médico podría recomendar que modifique sus medicamentos o, en casos graves, podría recomendar otro trasplante de corazón. También podría desarrollar una valvulopatía o una enfermedad de las arterias coronarias que podría requerir de cirugías adicionales más adelante durante la vida.  

Las mujeres que han recibido un trasplante de corazón, a veces pueden tener problemas para quedar embarazadas y podrían tener complicaciones durante el embarazo. Ciertos tipos de medicamentos inmunosupresores podrían afectar al feto negativamente, de manera que debe hablar con su médico sobre los diferentes tipos de medicamentos. También podría tener un riesgo elevado de rechazo una vez que nazca el bebé, de manera tal que si está considerando la posibilidad de quedar embarazada debe mantener una comunicación abierta con ambos, su especialista en trasplante y su obstetra, para asegurarse de que ha consultado todas sus dudas.

 

Revisado por Emily Farkas, MD 
Deciembre 2015