Sobre cómo la Base de Datos Nacional de la STS ha mejorado la atención médica del paciente

Resumen general

Por Frederick L. Grover, MD

Artículo

La Base de Datos de la Sociedad de Cirujanos Torácicos (STS) fue establecida hace más de 25 años como una herramienta para mejorar la calidad de los cuidados para pacientes quirúrgicos del corazón o pulmón. La Base de Datos de la STS tiene tres componentes, cada uno de ellos se focaliza en un área diferente de la cirugía cardiotorácica (cirugía cardíaca en adultos, cirugía para cardiopatía congénita, y cirugía torácica general). La Base de Datos nos permite evaluar los resultados de nuestras operaciones cardiotorácicas y compararlos con los resultados a nivel nacional. Es importante notar que el 90% de todos los hospitales que realizan cirugías cardíacas en adultos, y todos los hospitales que realizan cirugías del corazón en pacientes pediátricos en los Estados Unidos y en Canadá son parte de la Base de Datos Nacional de la STS.  

En mi propia práctica médica, la Base de Datos Nacional de la STS me ha ayudado a identificar las áreas a mejorar. En un principio, me había fijado en los resultados de nuestro propio grupo y pensé que los datos eran erróneos; no necesariamente reflejaban lo bien que creí que nos estaba yendo. Varios otros cirujanos tuvieron la misma impresión, pero no tardamos en aceptar la realidad, y tuvimos que prestar atención a algunas de nuestras debilidades.

La importancia de esto para ustedes, como pacientes, o familiares o amigos de nuestros pacientes, es que durante este período de 25 años hemos visto mejoras significativas en nuestros resultados quirúrgicos, y mejores condiciones de seguridad para los pacientes. Este progreso se ha debido, en gran parte, a la «auto evaluación» de nuestras prácticas médicas, que en ocasiones ha sido humillante para los cirujanos, pero necesaria y muy beneficiosa para los pacientes.

Calculador de riesgo

La base de datos también es importante porque contiene  información sobre millones de pacientes que se utiliza para crear modelos de riesgo. Con ayuda del Calculador de Riesgo de la STS, los médicos pueden calcular para cada paciente en forma individual el riesgo predicho de muerte y de complicaciones. Entonces ahora, cuando usted va a su médico de atención primaria, cardiólogo, neumólogo, oncólogo, o cirujano cardiotorácico, ellos pueden recolectar datos sobre su problema actual, además de su edad y detalles sobre otros problemas de salud que usted pudiera tener tales como diabetes, presión arterial alta, problemas en los riñones, fragilidad, etc., e ingresar la información dentro del Calculador de Riesgo de la STS. El calculador nos brinda la información sobre su riesgo para cada una de nuestras operaciones. Podemos compartir esta información con usted cuando estamos conversando acerca de un procedimiento para tratar su problema. Entonces, usted y su familia pueden tomar decisiones bien informadas, de la misma manera que lo pueden hacer sus cirujanos y médicos referentes.

Si usted se entera de que necesita un baipás coronario o un reemplazo de válvula, el calculador estimará la posibilidad de que pueda sobrevivir a la operación y/o de que no hayan complicaciones. Por ejemplo, si se compara un paciente de 80 años de edad que necesita un baipás coronario y tiene diabetes, hipertensión, y un derrame cerebral previo, con un paciente de 60 años de edad que no tiene ni diabetes, ni hipertensión, ni un derrame cerebral, existirán diferencias considerables en sus respectivos riesgos para la operación. Todo esto nos ayuda a explicarle a usted los riesgos relativos versus los beneficios de llevar a cabo o no un procedimiento.

Divulgación pública

Aproximadamente el 70% de los programas de cirugías cardíacas en adultos y el 63% de los programas de cirugía de corazón en pacientes pediátricos en los Estados Unidos y en Canadá divulgan al público, en forma voluntaria, los puntajes y las clasificaciones por estrellas  de sus cirugías cardíacas en la página web de Divulgación Pública de la STS, en la página web de Información al Consumidor (Consumer Reports), o en ambas. Por lo tanto, si usted tiene un problema que requiere de una consulta con un cirujano cardiotorácico, puede verificar si el cirujano pertenece a uno de los grupos que divulga sus resultados al público. Si es así, usted puede evaluar los resultados de dicho cirujano.

Los resultados que se divulgan al público incluyen un sistema de clasificación por estrellas. Una estrella indica que el desempeño de un grupo fue inferior a lo esperado; dos estrellas muestra un desempeño como el esperado; y tres estrellas demuestra un desempeño que es mejor de lo esperado. Muy importante, cuando usted hable con su cirujano, pregúntele sobre su experiencia con respecto a la operación específica que usted necesita, incluyendo cuán frecuentemente ha realizado la cirugía y cuáles fueron los resultados que ha obtenido. La mayoría de nosotros con gusto compartiríamos esta información con nuestros pacientes, y querríamos el mismo tipo de información si nosotros, personalmente, necesitáramos una operación.

Otra forma en la que la Base de Datos de la STS ha mejorado la atención de usted como paciente, es mediante el análisis de datos específicos para estudios de investigación, con el objetivo de entender y tratar mejor los problemas de salud que usted podría tener que enfrentar. Desde el inicio de la Base de Datos, se han hecho varios cientos de publicaciones científicas usando datos de la Base de Datos de la STS. Estas investigaciones nos han dado información importante sobre cómo realizar mejor las operaciones y sobre cómo tomar decisiones mejor informadas. Por ejemplo, hemos aprendido en base a las investigaciones de los datos de la Base de Datos que si usted necesita un baipás de la arteria coronaria que está en el frente de su corazón, es mejor hacerlo utilizando la arteria mamaria interna izquierda que corre detrás del lado izquierdo del esternón. Se ha demostrado que esta arteria se mantiene despejada por 10 o más años en más del 90% de los pacientes.

Espero que esta información le haya resultado útil y que siga visitando el Blog de la página del paciente de la STS.

Se puede obtener más información sobre la Base de Datos Nacional de la STS aquí.