Prevención del cáncer de pulmón

Resumen general

Por Mara B. Antonoff, MD, FACS

Artículo

El cáncer de pulmón es el cáncer que más personas mata en los EE.UU. Desafortunadamente, uno de los problemas que se presentan para poder brindar una terapia efectiva es que los síntomas generalmente no se manifiestan hasta que la enfermedad está avanzada, y el tratamiento tiende a ser menos efectivo. Los síntomas del cáncer de pulmón pueden incluir:

  • Tos con sangre

  • Dolor de pecho

  • Cambios en la voz

  • Falta de aliento que empeora

  • Infecciones recurrentes que no parecen mejorar

Debido a estas circunstancias, se presta mucha atención para poder encontrar la enfermedad en la etapa más temprana posible, antes de que se manifiesten los síntomas. Una forma de detectar el cáncer de pulmón es con los exámenes de detección temprana, según se explica en este blog del Dr. Doug Wood. Aún mejor, nuestro objetivo definitivo debería ser la prevención del cáncer de pulmón, de manera que ni siquiera llegue a desarrollarse. 

Copyright: argus456/123RF Stock Photo

¿Entonces, que se puede hacer para prevenir el cáncer de pulmón?

No existe una forma definitiva de prevenir el cáncer de pulmón pero definitivamente existen formas muy claras de reducir el riesgo. La mejor forma para cualquier persona de reducir el riesgo de cáncer de pulmón es no fumar y evitar el humo de cigarrillo de segunda mano. El hábito de fumar cigarrillos es el más importante de todos los factores de riesgo para el cáncer de pulmón, y el riesgo aumenta con la cantidad que se fuma y con el tiempo durante el cual se ha fumado. Los cigarros y la pipa también aumentan las posibilidades de tener cáncer de pulmón. Alrededor del 87% de las muertes por cáncer de pulmón en hombres y el 70% de las muertes por cáncer de pulmón en mujeres están relacionadas con el hábito de fumar. El riesgo de desarrollar cáncer de pulmón es aproximadamente 25 veces más alto en los fumadores cuando se compara con las personas que nunca han fumado en su vida.  

Se cree que la exposición al gas radón que emana del suelo y de los materiales de construcción es la segunda causa más común de cáncer de pulmón en los EE:UU, y es probablemente la causa más común entre los no fumadores. El radón no se puede ver, ni oler, y no tiene sabor, pero existen equipos domésticos para detectar el radón. Por supuesto, para poder reducir o eliminar la exposición al radón, usted necesita determinar si se encuentra en un ambiente con mucho radón. Consulte la página web de la Agencia de Protección Ambiental de los EE.UU para más detalles sobre cómo evaluar su hogar y sobre adónde obtener el kit. Si los niveles de radón en su hogar son de cuatro pCi/L o más, la EPA (Agencia de Protección Ambiental) recomienda arreglar la causa del problema y también brinda información en su página web sobre cómo buscar ayuda.

Copyright: blueringmedia/123RF Stock Photo

Otras formas de minimizar el riesgo de cáncer de pulmón incluyen evitar la exposición a otras substancias químicas que causan cáncer. Los asbestos, particularmente entre fumadores, puede ser un factor de riesgo para el cáncer de pulmón. Afortunadamente, el gobierno ha establecido regulaciones durante las últimas décadas que han reducido dramáticamente el uso de asbestos en espacios comerciales. El cáncer de pulmón también está relacionado con algunos metales tales como el cromo, el cadmio y el arsénico. Las exposiciones a nivel ocupacional que se sabe pueden aumentar el riesgo incluyen la fabricación de goma, la pavimentación, la construcción de techos, el pintar, y el limpiado de chimeneas. Por supuesto, lo cambios para reducir el riesgo de cáncer no siempre son realistas o posibles, pero el estar consciente de los riesgos puede ayudarlo a tomar decisiones contando con más información.

Finalmente, siempre es recomendable seguir una dieta saludable para reducir el riesgo de una variedad de enfermedades malignas.  

Más importante, reconocemos que a pesar de que podemos hacer cosas para tratar de reducir las posibilidades de desarrollar cáncer de pulmón, no existe una manera absoluta de prevenir completamente su desarrollo. Por ello, no me canso de recalcar la importancia de:

  1. DEJAR DE FUMAR si usted está fumando actualmente
  2. MANTENERSE ALEJADO DEL TABACO si usted ya lo ha dejado
  3. Hacerse un EXAMEN DE DETECCIÓN TEMPRANA DEL CÁNCER DE PULMÓN si usted cumple con los criterios necesarios
  4. VISITAR A SU MÉDICO inmediatamente si usted tiene algún síntoma que le preocupe

Lea más sobre cáncer de pulmón.

Lea más artículos del blog.

 

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no necesariamente reflejan el punto de vista de La Sociedad de Cirujanos Torácicos.