El día de la cirugía de corazón

Resumen general

Asegúrese de llegar a tiempo, y trate de llegar al hospital unos minutos antes del horario programado para su llegada.

Es buena idea estudiar de antemano el camino hacia el hospital, anticipando la presencia de tráfico u otros motivos de retraso que lo podrían hacer llegar tarde. También es importante saber exactamente el lugar del hospital en el que tiene que registrarse. Los hospitales pueden ser grandes y tener planos complicados de los pisos. La mayoría de los hospitales tienen áreas de recepción con empleados del hospital que le pueden dar las indicaciones necesarias.

Por lo general, a los familiares se les permite quedarse con usted y conocer al anestesiólogo y al equipo de cirugía. Cuando usted esté listo para su cirugía, se acompañará a su familia hasta la sala de espera.

Anestesia general

Anestesia general

Una vez que el equipo quirúrgico esté listo, a usted lo llevarán a la sala de operaciones adonde su anestesiólogo comenzará a administrarle la anestesia general.

El ser puesto bajo anestesia general es una parte seria pero necesaria de su operación. Asegúrese de informarle a su anestesiólogo sobre cualquier complicación previa o preocupaciones que pudiera tener sobre la anestesia general. 

Una vez que esté en la sala de operaciones, lo pondrán a dormir con un medicamento administrado por un anestesiólogo utilizando una pequeña línea IV.

Se requerirán múltiples líneas IV durante la cirugía, un tubo de respiración lo ayudará a respirar mientras usted está dormido, y se le colocará un catéter en su vejiga para eliminar la orina.

El catéter aún estará colocado cuando usted se despierte de la cirugía.

En la sala de operaciones

En la sala de operaciones

El saber, antes de llegar al hospital, quiénes estarán en la sala de operaciones (OR) con usted, podría ayudarlo a relajar su mente. Además de su cirujano cardiotorácico, probablemente habrán al menos entre 5 a 6 personas en la OR incluyendo:

  • Enfermeros: generalmente se encuentran presentes dos o tres enfermeros; uno para facilitar los instrumentos quirúrgicos y otro circulando por la habitación proveyendo materiales.
  • Asistente quirúrgico: Uno de los socios del cirujano, o quizás un asistente de médico o un residente de cirugía cardiotorácica (si su cirugía se hace en un centro médico universitario).
  • Anestesiólogo: controla su nivel de anestesia a lo largo de la cirugía.
  • Perfusionista: maneja la máquina de corazón-pulmón.

Su especialista del corazón o cardiólogo también podría entrar y salir de la sala de operaciones, haciendo ultrasonidos o ecocardiogramas de su corazón para evaluar la calidad de la reparación. 

 

La operación

La operación

Dependiendo del tipo exacto de cirugía de corazón que le estén haciendo, su cirujano cardiotorácico podría elegir entre una serie de diferentes tipos de incisiones.

La incisión más común, llamada esternotomía, consiste en un corte recto desde el centro y hacia abajo de su pecho. Esta incisión permite el mejor acceso a su corazón, estructuras circundantes y vasos sanguíneos.

Las incisiones mínimamente invasivas son más cortas y más horizontales que la esternotomía. Antes de la cirugía, pregunte qué tipo de incisión es la mejor para su operación en particular.

Durante la operación, es probable que lo coloquen en una máquina de corazón-pulmón (con bomba). Esta máquina reemplaza temporariamente la función de su corazón y pulmones durante la cirugía, para mantener la circulación sanguínea y el flujo de oxígeno hacia su cuerpo. Luego de la cirugía, usted será desconectado de la bomba, y su corazón y pulmones reanudarán sus funciones normales. Algunos cirujanos prefieren hacer la cirugía sin la máquina de corazón-pulmón (sin bomba).

Su cirujano cardiotorácico le dirá qué técnica se utilizará para su operación en particular, y le proporcionará detalles adicionales.

Luego de completar la mayor parte de su cirugía, se le colocarán tubos de drenaje en su pecho y se cerrará su esternón con suturas quirúrgicas de acero inoxidable. Estas suturas permanecerán allí para siempre. Las suturas no deberían causar ningún problema y no activarán los detectores metálicos.

 

Revisado por Robbin G. Cohen, MD, MMM 
May 2017