Después de la cirugía de corazón

Resumen general

Inmediatamente luego de la cirugía, lo transferirán directamente a la sala de terapia intensiva (ICU), y por lo general tendrá colocado el tubo para respirar. Aún estará bajo el efecto de la anestesia, así que probablemente se despertará en la ICU luego de la cirugía.

Mientras esté en la ICU, el personal de enfermería controlará constantemente sus signos vitales, el tubo de drenaje en el pecho, su respiración, los resultados de sus pruebas, y la intensidad de su dolor. Le sacaran los medicamentos anestésicos gradualmente durante las primeras dos horas, con la intención de que usted se despierte y no necesite de la máquina para respirar luego de unas pocas horas luego de la operación.

A pesar de que usted aún estará dormido, su familia o amigos cercanos por lo general podrán visitarlo una vez que el personal de enfermería haya completado su evaluación inicial de ingreso y sus signos vitales se encuentren estables. Esto depende de cada hospital y de sus reglas para las visitas a la ICU.

En el hospital

En el hospital

Se le quitará el tubo para respirar cuando esté despierto y pueda respirar solo. Este proceso se llama extubación. Luego de quitarle el tubo, lo controlarán cuidadosamente para asegurarse de que su respiración sea normal. Generalmente esto sucede unas pocas horas luego de la cirugía, pero se puede retrasar dependiendo del estado de su corazón, de las inquietudes con respecto a la presión sanguínea o el sangrado, o de su capacidad para respirar por usted mismo luego de la operación. Los retrasos en la extubación no son necesariamente preocupantes, dependiendo de las causas. Cada paciente se despierta de la cirugía de corazón por sí mismo, y a veces se pueden esperar algunas variaciones, especialmente si usted tiene enfermedades preexistentes del pulmón o de los riñones, o una función cardíaca disminuida.

Una vez que lo hayan extubado, se lo incentivará a hacer ejercicios para la respiración. También se le pedirá que le diga al enfermero cuánto dolor siente para que se puedan ajustar sus medicamentos si fuera necesario. Es muy importante que respire profundamente y que tosa (contra una almohada firme) frecuentemente luego de la cirugía, porque sus pulmones no se estuvieron inflando y desinflando mientras estaba conectado a la máquina corazón-pulmón durante el procedimiento. El respirar profundo puede ayudar a que sus pulmones se inflen completamente y ayudará a prevenir complicaciones como la neumonía o la acumulación de líquidos alrededor de los mismos. Cuando esté listo, su enfermero lo ayudará a salir de la cama y a sentarse en una silla, y usted podrá empezar a caminar. Es importante que empiece a moverse lo antes posible luego de la cirugía para ayudar a reducir complicaciones de la cirugía tales como la neumonía, los coágulos sanguíneos en sus piernas, y la debilidad muscular.

Una vez que el equipo de cirugía considere que usted está listo, lo trasladarán desde la ICU a otra sala del hospital. 

Durante los días siguientes se dedicará a recuperarse en el hospital. El objetivo es un progreso sostenido día a día hasta que esté lo suficientemente cómodo y fuerte como para dejar el hospital. Su recuperación en el hospital podría incluir análisis de laboratorio diarios y radiografías del pecho, caminar por los pasillos, quitar los tubos de drenaje, y el control de sus signos vitales, glucosa, y respiración. 

Se le quitará el catéter urinario para que pueda orinar por su cuenta, pero podría sufrir de estreñimiento (dificultad para defecar) luego de la cirugía. Esto se debe a varios factores que incluyen los medicamentos narcóticos para el dolor, su anestésico, y el hecho de que no esté comiendo mucho. No se sorprenda si tarda entre 3 a 4 días luego de la cirugía para tener el primer movimiento intestinal.

Volviendo a casa

Volviendo a casa

El cirujano con su equipo determinarán cuando podrá volver a casa. Esto generalmente ocurre cuando:

  • Se puede controlar su dolor con pastillas para el dolor y usted no necesita medicamentos IV para controlar su dolor
  • Puede caminar hasta el baño con ayuda
  • Está respirando bien y se le puede sacar el oxígeno suplementario
  • Se encuentra estable con su régimen actual de medicamentos
  • Sus resultados de laboratorio son estables y su radiografía de pecho es satisfactoria
  • Se le han quitado los tubos del pecho y los cables marcapasos temporarios
  • Sus signos vitales se encuentran dentro de los rangos normales

Esta lista no es exhaustiva y hay muchas excepciones para cada uno de estos ítems, dependiendo de su condición en particular.

Dejando el hospital

Dejando el hospital

Si usted vuelve a su casa, existen unas pocas reglas básicas a seguir luego de la cirugía de corazón:

  1. No maneje vehículos durante 1 mes - Los movimientos y posiciones durante el manejo pueden ejercer mucha presión sobre su esternón (hueso del pecho) mientras se está sanando. Es más, si usted necesita frenar repentinamente y abrazar el manubrio, se podría producir daño en su esternón.
  2. No levante, empujé, o tire de más de 10 libras durante 6 semanas - Esto genera mucha presión en su esternón, que se está sanando igual que un hueso quebrado.
  3. Se puede duchar - Aplique jabón y agua suavemente sobre sus incisiones y séquelas suavemente, sin fricción. No es un problema si el champú o el acondicionador toca la herida; simplemente enjuáguelo. Luego de una ducha, seque la herida apoyando, en vez de raspando, contra la herida.
  4. No se sumerja en una bañera, una piscina, o un jacuzzi (bañera de hidromasaje) hasta que sus heridas se hayan curado completamente - Remojar el tejido mientras se está curando podría hacer que las bacterias que están en el agua se metan en su herida.
  5. Controle su herida - Si usted nota cualquier enrojecimiento, supuración, hinchazón, o apertura de su herida, notifíqueselo a su cirujano inmediatamente. También notifíque a su cirujano si usted tiene una temperatura más alta de 101 grados Fahrenheit, o si nota que tiene escalofríos excesivos o transpiración nocturna.

Una vez que esté en su casa, trate, en lo posible, de volver a su vida normal manteniendo siempre presentes las restricciones mencionadas anteriormente.

Camine por lo menos varias veces por día por un período tan largo como pueda. Si bien no existe un límite con respecto a cuánto puede caminar, no camine más de lo que puede, no se canse demasiado o camine tan lejos que no pueda volver. Una vez más, el objetivo es un progreso sostenido hasta que pueda volver a la vida normal. No existe una velocidad record de recuperación, y el hacer mucho muy rápido podría en realidad terminar retrasando su recuperación. 

Es una buena idea estar acompañado por alguien mientras está caminando afuera, por si se presenta alguna dificultad. Las escaleras no deberían ser un problema; suba despacio y, si es necesario, haga pausas mientras sube. Tenga cuidado de no tirar muy fuerte del pasamanos para no poner más estrés del necesario en su esternón.

Probablemente le darán fecha para ver a su cirujano dentro de un par de semanas luego de la cirugía. Esta consulta, por lo general, es una consulta rápida en la que su cirujano le quitará los puntos de los tubos del pecho, examinará su herida, y le sacará cualquier duda que tenga con respecto a su recuperación. Debería ver a su especialista de corazón dentro de unas pocas semanas luego de su salida del hospital, como así también a su médico de atención primaria para cualquier seguimiento de control adicional. Es importante que continúe haciendo consultas regulares con estos médicos para asegurarse de que su recuperación continúe por buen camino.  

El tiempo de recuperación luego de una cirugía a corazón abierto es de aproximadamente 6-8 semanas. Durante este tiempo probablemente se cansará fácilmente, y podría sentir dolor e hinchazón, o tensión muscular. Es probable que también tenga poco apetito, y podría tener hinchazón en sus piernas y pies, problemas para dormir, y estreñimiento. 

Todo esto es una parte normal de la recuperación de la cirugía de corazón. Sin embargo, no dude en llamar al consultorio de su cirujano si usted está preocupado porque no se está recuperando normalmente, o le molesta en particular algún problema.

Depresión posoperatoria

Es común sentirse deprimido o triste luego de una cirugía de corazón, especialmente después de salir del hospital. De una forma u otra, la cirugía de corazón causa efectos emocionales en todos. Pueden presentarse de muchas formas, incluyendo tristeza, miedo de complicaciones, sentirse cansado, falta energía, incapacidad para dormir, y poco apetito. Estas cosas frecuentemente no son aparentes en un ambiente energético positivo del hospital, en donde tendrá apoyo y lo alentarán más que suficiente. Una vez que esté en un ambiente familiar y más tranquilo en la casa y llevando su vida normal, es común que empiece a pensar y a veces se deprima debido a lo que le acaba de pasar. Esto generalmente mejora a medida que usted se sana y de que está volviendo a la normalidad. Si estos sentimientos duran más de un mes o dos, o no están dejando que se recupere, no dude en hablar con su médico de cabecera. Puede reanudar su actividad sexual cuando se sienta listo, pero asegúrese de no ejercer presión sobre su esternón.

Hable con su cirujano sobre cualquier duda o preocupación que tenga. Problemas urgentes que necesitan atención inmediata incluyen:

  • Dolor de pecho (similar al dolor de un ataque al corazón) que es diferente del dolor proveniente de la incisión
  • Falta de aliento que no se alivia cuando descansa
  • Sangre en sus heces (con los movimientos intestinales)
  • Tos con sangre de color rojo brillante
  • Un ritmo cardíaco de más de 150 latidos por minuto con falta de aliento, o un nuevo ritmo cardíaco irregular
  • La aparición de dolor abdominal, náuseas, vómitos, o diarrea excesiva
  • Adormecimiento o debilidad repentina en los brazos o piernas
  • Parálisis facial de un solo lado de la cara o problemas para hablar
  • Dolor de cabeza severo y repentino
  • Cualquier cambio significativo en su herida, incluyendo enrojecimiento, drenaje, o separación de los bordes

Si se presenta alguna de estas situaciones, por favor busque ayuda inmediatamente.

POSTOPERATIVE ARM OR HAND SYMPTOMS

Though relatively rare, some patients complain of pain, numbness, or tingling in their hands or of arm and hand weakness after heart surgery. It can occur in one or both arms. This usually is the result of injury to the brachial plexus, which is the main nerve trunk that provides both sensation and muscle function to the arms and hands. It tends to happen most in patients with preexisting neurologic issues, including those associated with diabetes. It occurs because the nerves of the brachial plexus can sometimes be stretched or pinched during heart surgery that has been performed via the median sternotomy incision (midline incision with division and spreading of the breastbone). Patient position on the operating table during the operation also can contribute, which is why the operating room personnel go to great lengths to both position patients carefully and to pad their arms and elbows to prevent nerve injury. 

Brachial plexus injury after heart surgery is rare, but can be seen in a couple of different forms. The most common form causes numbness in the hands, usually in the third, fourth, and fifth fingers. The outlook for this type of injury is usually quite good, with symptoms resolving over 3-6 months. If you experience pain, numbness, or weakness in your hands or arms after heart surgery, it important to let your surgeon know. Though most symptoms usually resolve, it may be that referral to a pain specialist or for physical therapy and more extensive evaluation may be necessary. 

Volviendo al trabajo y la dieta normal

Volviendo al trabajo y la dieta normal

Puede volver a trabajar antes de lo planeado si se siente listo, pero tenga presente que no podrá manejar por 1 mes, así que deberá encontrar otra forma de ir y volver al trabajo. También es importante que antes de volver a trabajar o a manejar no esté tomando más sus medicamentos narcóticos para el dolor. Si su empleador lo permite, trate de volver a trabajar mediodía o con actividades livianas como parte de una transición de vuelta hacia el trabajo de día completo. También asegúrese de no levantar nada pesado durante 6 seis semanas luego de la cirugía.

Se le podría recomendar una dieta alta en proteínas luego de la cirugía porqué las proteínas pueden ayudar a su cuerpo a sanar más rápido; no obstante, cualquier dieta o restricciones en la dieta que haya tenido previamente a la cirugía (una dieta baja en sal, una dieta baja en colesterol, una dieta para diabéticos o para enfermos renales) probablemente tendrá que seguir en vigencia luego de la cirugía. ¡Estas directrices no han cambiado!  

Contacte a su especialista del corazón para obtener detalles sobre una dieta sana para el corazón. Si usted tiene sobrepeso, la pérdida de peso es importante pero, inmediatamente luego de la cirugía, tiene que asegurarse de consumir suficientes calorías, proteínas y agua para permitir que su cuerpo sane. También, asegúrese de no combinar alcohol u otros medicamentos que alteren la mente con medicamentos narcóticos para el dolor.

Cada persona responde de forma diferente a la cirugía, a los medicamentos, y a la recuperación.

Si tiene alguna pregunta en cualquier momento durante su curso sobre cirugía del corazón, siempre debe hablar con su especialista del corazón o con su equipo de cirugía para resolver sus preocupaciones. Cuánto más aprenda sobre qué va a suceder y sobre cómo se sanará su cuerpo, mejores son sus expectativas de recuperación luego de la cirugía. Siempre debe darle prioridad a las directrices de su cirujano cardiotorácico, porque las mismas están adaptadas a su situación y requerimientos específicos. Asegúrese de preguntar y aclarar cualquier información que no le haya quedado clara, para estar mejor preparado para su cirugía y su recuperación.

Para más información, pueden imprimir este folleto: “What to Expect After Heart Surgery”.

 

Revisado por Robbin G. Cohen, MD, MMM
May 2017