Los cirujanos de la STS mejoran los cuidados quirúrgicos cardíacos alrededor del mundo

Resumen general

Por Emily A. Farkas, MD, FACS

Artículo

No le sorprendería saber que durante mi carrera como médico he hecho que algunos pacientes y familias tolerantes se preguntaran “¿en qué parte del mundo se encuentra mi cirujano?” Pero le sorprendería saber que muchos cirujanos del corazón realmente viajan alrededor del mundo para brindar cuidados cardiovasculares gratis para aquellos pacientes que no tienen otras opciones.

“¿en qué parte del mundo se encuentra mi cirujano?”

Si está leyendo esto, probablemente sea porque usted o alguno de sus seres queridos tiene un problema en el corazón que requiere de un tratamiento quirúrgico. Imaginemos que se trata de su hija,  de alrededor de cinco años de edad, que parece fatigarse y cansarse más rápido de lo normal cuando está jugando. No está comiendo lo suficiente y no está aumentando de peso. Su pediatra escucha un soplo cardíaco y las pruebas confirman la presencia de un agujero en el corazón de su hija. Su médico prescribe el tratamiento recomendado: una operación para cerrar el defecto. Usted comienza inmediatamente a investigar sobre diferentes cirujanos, hospitales, lugares, y coberturas médicas para elegir la mejor opción para usted y su hija.

La Dra. Emily Farkas (EE.UU.), miembro de la STS, con un paciente en Nigeria durante el primer día postoperatorio. Foto cortesía de Scott Sharick para la Fundación VOOM (VOOM Foundation).

Ahora imagínese que usted vive en una parte de África en la que no se encuentran cirujanos del corazón en ninguna parte del país. De hecho, tampoco hay cirujanos de corazón en los países limítrofes. Quizás, usted podría volar con su hija a otra parte del mundo, pero le costaría más de lo que gana como salario en un año, y seguramente perderá su trabajo mientras esté fuera del país. Esto significa que usted no podría mantener al resto de su familia debido al costo de la operación de su hija. Entonces su médico prescribe lo que recomienda como único tratamiento disponible para usted y su hija: rezar.

Niños que se quedaron sin hogar luego de un terremoto que afectó Nepal, una nación del sudeste asiático.

Este es un escenario real en muchos países en desarrollo, y algo que es incluso muy difícil de imaginar para muchos de nosotros. Para poner este problema en perspectiva, en Alemania hay un cirujano de corazón por cada 80.000 personas. En China, hay un cirujano de corazón por cada 208.000 personas. En el oeste de África, hay un cirujano de corazón por cada 26,5 millones de personas.

Hay miembros de la Sociedad de Cirujanos Torácicos que se toman esto en serio, y donan su tiempo y habilidades en los lugares en los que más se los necesita. Algunos pasan unas semanas por año haciendo cirugías de corazón gratis en los países en desarrollo; otros reparten su tiempo entre obras misioneras en otros países y la práctica de la medicina en sus países de origen. También, hay otros que lo han transformado en el objetivo de su carrera, invirtiendo todo su tiempo profesional en un país en el que pueden servir con sus habilidades y altruismo a los menos afortunados.

La Dra. Kathleen Fenton (Nicaragua), miembro de la STS, asiste a un cirujano que está realizando una cirugía a corazón abierto en Libia. Foto cortesía de la Novick Cardiac Alliance.

Independientemente de cuánto tiempo se done, el objetivo es el mismo: primero, tratar el incontable número de niños y adultos que no tienen opciones de cirugía de corazón en donde viven. Segundo, y tan importante, es ayudar al personal del lugar a entrenar un equipo que pueda brindar en forma independiente este tipo de cuidados, y así servir a sus propias comunidades. Muchas organizaciones sin fines de lucro visitan un lugar en forma recurrente durante varios años para desarrollarlo con el objetivo de que sea autosuficiente. Después de todo, como dice el proverbio: dale a un hombre un pescado y lo alimentarás por un día. Enséñale al hombre a pescar, y lo alimentarás durante toda su vida.

El Dr. Ralph Bolman (EE.UU.), miembro de la STS, con un paciente que anteriormente fue sometido a una cirugía doble de válvula y ahora es estudiante de medicina en Rwanda. Foto cortesía del Team Heart.

Dale a un hombre un pescado y lo alimentarás por un día. Enséñale al hombre a pescar, y lo alimentarás durante toda su vida.

Todos nos sentimos frustrados a veces cuando nos damos cuenta de que navegar por nuestro sistema de salud es un desafío, o cuando las opciones disponibles para nosotros parecen ser limitadas. Siempre me sirve de ayuda tener presente que existen algunos lugares en este mundo en los que no hay opciones. Respeto y admiro a todos aquellos que trabajan para mejorar los cuidados quirúrgicos para esa niña de 5 años y su familia, independientemente de que la niña se encuentre aquí o en cualquier otra parte del mundo.

Un niño de una zona remota de la región Amazónica unos días después de una cirugía cardíaca. Foto cortesía de CardioStart International.

Leer historias relacionadas aquí:

www.sts.org/news/cardiothoracic-surgeons-provide-aid-nepal-earthquake-victims
www.sts.org/news/sts-members-abroad
www.sts.org/news/sts-members-serve-their-country-overseas

Lea más artículos del blog.

 

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no necesariamente reflejan el punto de vista de La Sociedad de Cirujanos Torácicos.