Entendiendo los estadios (etapas) del cáncer de esófago

Resumen general

Por Mark S. Allen, MD

Artículo

El cáncer de esófago es un cáncer que aparece en el esófago (un tubo largo, hueco en su garganta que moviliza la comida y las bebidas desde la boca hacia el estómago). Para los pacientes diagnosticados por primera vez con cáncer de esófago, el concepto de estadificación es generalmente confuso. En este blog, me gustaría explicar los conceptos básicos sobre estadificación y sobre cómo los cirujanos y los oncólogos la utilizan para tratar a los pacientes con cáncer de esófago.

Copyright: Eraxion/123RF Stock Photo

Debido a que el cáncer se presenta en todo tipo de variedades, y a que puede ser descubierto en forma temprana o tardía durante el desarrollo de la enfermedad, los médicos y otros profesionales de la salud utilizan el proceso de estadificación para medir cuánto cáncer hay presente y para comparar los diferentes tratamientos.

La estadificación para el cáncer de esófago se expresa generalmente con el sistema T, N y M:

  • T indica tumor

  • N significa nódulo (o ganglio), si el cáncer se ha diseminado hacia los ganglios linfáticos cercanos

  • M se refiere a la metástasis o diseminación hacia diferentes partes del cuerpo

En el cáncer de esófago, la T mide cuán profunda es la invasión del tumor en la pared del esófago. El esófago está formado por varias capas, y cuanto más profundamente se extiende el tumor, más alto es el estadio T. Las capas del esófago desde el interior hacia afuera son:

  • Mucosa
  • Submucosa
  • Muscular propia

  • Adventicia

T1 indica que la mucosa o las submucosa están involucradas; T2 significa que la capa muscular propia está afectada; T3 especifica que la capa adventicia está involucrada; y T4 indica que el cáncer se ha diseminado a estructuras que están afuera del esófago.

El número incluido en el estadio N (o ganglio linfático) indica cuántos ganglios linfáticos están afectados.

  • N0: ningún ganglio linfático
  • N1: de uno a tres ganglios linfáticos
  • N2: de tres a seis ganglios linfáticos
  • N3: siete o más ganglios linfáticos

El estadio M (o metástasis) es bastante simple. Si no hay diseminación hacia afuera de la región del esófago, el tumor se estadifica como M0. Si el cáncer se diseminado hacia afuera de la región del esófago, es estadio M1.

Una vez que se han establecido T, N y M, se los combina y agrupa en un estadio numérico. Por ejemplo, un paciente con T2N0M0 sería clasificado como en estadio IIB. Esto ayuda a guiar el tratamiento adecuado y a estimar la probabilidad de curar el cáncer. Solamente con una estadificación precisa se pueden recomendar el tratamiento y la prognosis adecuados.

Solamente con una estadificación precisa se pueden recomendar el tratamiento y la prognosis adecuados.

La estadificación se puede hacer en distintos momentos durante la evaluación y tratamiento de la persona con cáncer de esófago. Se determina un estadio clínico a través de la información obtenida de rayos X, la historia del paciente y el examen físico. Es un procedimiento estándar que el paciente sea estadificado clínicamente luego del establecimiento de un diagnóstico de cáncer de esófago. Debido a que el tratamiento recomendado para los diferentes estadios varía ampliamente, se debería hacer la estadificación clínica en todos los pacientes.

Además de los resultados de los exámenes y pruebas (estadio clínico), la estadificación patológica se sustenta en lo que se observa acerca del cáncer durante la cirugía. Esta cirugía podría consistir en la extirpación del cáncer y de los ganglios linfáticos circundantes, o simplemente en la observación de la cantidad de cáncer que hay en el cuerpo y la toma de muestras de tejido. Algunas veces, el estadio patológico es diferente del estadio clínico. Por ejemplo, la cirugía podría mostrar que el cáncer se ha desparramado más de lo que se creía originalmente. En general, la estadificación patológica le brinda a los médicos información más precisa y certera que se puede utilizar para predecir la respuesta al tratamiento y la prognosis.

En general, la estadificación patológica le brinda a los médicos información más precisa y certera que se puede utilizar para predecir la respuesta al tratamiento y la prognosis.

Es importante notar que el sistema de estadificación ha sido desarrollado por comités que recolectan datos provenientes de miles de pacientes con cáncer de esófago y analizan los resultados de los tratamientos y las tasas de supervivencia durante varios años. Recientemente, esto ha incluido a la comunidad internacional entera y representa un esfuerzo cooperativo por parte de muchos dedicados individuos.

Lea más sobre cáncer de esófago.

Lea más artículos del blog.

 

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no necesariamente reflejan el punto de vista de La Sociedad de Cirujanos Torácicos.