¿Cuándo debería hacerme una cirugía para la ERGE?

Resumen general

Por K. Robert Shen, MD

Artículo

La enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE), es una enfermedad digestiva crónica que afecta la porción superior del tracto digestivo. El tracto digestivo superior está formado por el esófago, que es un tubo muscular que transporta la comida desde la boca y la garganta hacia el estómago. El reflujo gastroesofágico ocurre cuando el ácido o comida del estómago retrocede de vuelta hacia el esófago. En una digestión normal, el esfínter esofágico inferior (EEI), que está formado por los músculos del diafragma, cierra la parte inferior del esófago evitando que la comida y ácido del estómago fluyan de vuelta hacia el esófago. Cuando usted come o bebe, el EEI se abre para permitir que la comida y los líquidos pasen hacia el interior del estómago. Usted podría desarrollar síntomas de ERGE cuando el EEI está débil o cuando existe una hernia de hiato. Una hernia de hiato se presenta cuando una porción de la parte superior del estómago se ha desplazado hacia arriba y adentro del pecho a través de una apertura en el músculo del diafragma.

La ERGE es la enfermedad más común del tracto digestivo que se observa en las consultas ambulatorias en los Estados Unidos. Se estima que hasta un 20% de los estadounidenses sufren semanalmente de síntomas relacionados con la ERGE.  

Copyright: neyro2008/123RF Stock Photo

El síntoma más común de la ERGE es una sensación de quemazón en su pecho, que la mayoría de las personas describen como “acidez”. Algunas veces la sensación de quemazón se extiende hasta la garganta y va acompañada de un sabor ácido y amargo en su boca. La sensación de quemazón y el dolor asociado con la acidez puede durar varias horas y generalmente es peor luego de comer. Agacharse o acostarse puede hacer que los síntomas empeoren, y algunas personas a menudo se despiertan durante la noche con síntomas de acidez.

Existe un espectro con respecto a la gravedad de los síntomas de la ERGE. Un gastroenterólogo podría recomendar una endoscopía del tracto digestivo superior para evaluar el esófago. Una endoscopía del tracto digestivo superior es un procedimiento en el que se coloca un tubo flexible con una cámara y una luz en el interior del esófago y del estómago para evaluar cualquier daño en el recubrimiento interior del esófago causado por la presencia de reflujo gástrico durante mucho tiempo. En los casos más graves se observa irritación crónica de la pared interior del esófago, algunas veces con la identificación de úlceras en la pared del esófago. En algunos pacientes con ERGE grave que no ha sido tratada por mucho tiempo, el recubrimiento interior del esófago podría haber cambiado en respuesta al daño crónico y por lo tanto son diagnosticados con Esófago de Barrett (EB). Algunos tipos de BE hacen que los pacientes tengan un riesgo elevado de desarrollar cáncer de esófago.

La mayoría de las personas con ERGE pueden ser tratadas efectivamente con una combinación de modificaciones en el estilo de vida y en la dieta, como así también con medicamentos. Las modificaciones en el estilo de vida incluyen la pérdida de peso y el dejar de fumar. Otras sugerencias podrían incluir la elevación de la cabecera de la cama sobre bloques de seis pulgadas o dormir en superficies con forma de cuña especialmente diseñadas para permitir que la gravedad ayude a minimizar el reflujo del contenido del estómago hacia el interior del esófago mientras se duerme. Los cambios en la dieta recomendados consisten en evitar comidas que puedan debilitar el EEI. Esto incluye el chocolate, la cafeína, las comidas grasosas, y las bebidas alcohólicas. También se recomienda evitar las comidas con un alto contenido de ácido (frutas cítricas, tomates y bebidas gaseosas). 

Los medicamentos para la ERGE van desde los antiácidos de venta libre que neutralizan los ácidos del estómago, hasta medicamentos más fuertes que reducen la cantidad de ácido estomacal que se produce. Algunos de estos medicamentos, a menudo denominados “Antagonistas de los receptores de la H2” o “Inhibidores de la bomba de protones” (PPIs), requieren de una receta o prescripción médica. 

¿Quiénes deberían considerar la cirugía para la ERGE?  

La cirugía para aliviar los síntomas de la ERGE es una opción a tener en cuenta si sus síntomas de reflujo gastroesofágico no se pueden aliviar adecuadamente con modificaciones en el estilo de vida/dieta y con una terapia médica con dosis altas. También podría ser candidato para la cirugía si no quiere o no puede continuar con la terapia médica de por vida. En particular, las mujeres con una osteoporosis importante podrían preocuparse por los efectos a largo plazo de los medicamentos PPIs. Otros pacientes que deberían considerar la cirugía para la ERGE son aquellos que han desarrollado complicaciones de la ERGE a pesar de hacer recibido una terapia médica buena. Estas complicaciones incluyen las constricciones (angostamientos) del esófago causadas por la exposición crónica al ácido, y la neumonía recurrente causada por el ácido o la comida que se va hacia los pulmones. 

Puede encontrar más información acerca de la ERGE aquí.